/ viernes 16 de agosto de 2019

Cuarto de Guerra

TRAMPA. Más que comprensible que exista presión para que las autoridades cumplan la promesa de modernizar el transporte público, uno de los más grandes problemas del estado. Y en eso están, pero las grandes soluciones requieren cambios y la ciudadanía, o una parte de ella, en plena modernidad no quiere que le muevan ni un arbolito. Literal. Y así ponen al gobierno en la posición del cohetero, al que truenen o no truenen igual le chiflan, siendo igual de malo si hace o no hace nada.

REALIDAD. Para comprender la necesidad de estos cambios, nada más hay que considerar que entre 1980 y 2019 la zona urbana de Querétaro creció 16 veces, la población pasó de 380 mil 580 a 1 millón 245 mil personas, los autos de 33 mil 474 a 595 mil actuales y el promedio de vehículos de 1 por cada 11 personas a 1 por cada 2 de hoy. O sea que no basta con remediar el transporte colectivo, sino que además debe hacerse sin desquiciar más el ya de por sí caótico tránsito de autos particulares para que éstos no le tapen el paso a los camiones. Un círculo vicioso que, evitándose, se vuelve virtuoso. Por eso es que se plantea el Eje Zaragoza, modificado ya en varias ocasiones para atender los reclamos vecinales.

MARCHAS. El proyecto Zaragoza es el punto más estratégico para lograr una mejor movilidad en toda la ciudad y, si prospera, Querétaro no sólo será moderna sino una urbe colonial bien conservada, viable. Lo que por ahí circula repercute en toda la zona urbana e incluso en las lejanías, por lo que es necesario que se circule bien, en orden… y sin empeorar el tráfico que ya existe. Es una torpeza de muy largo plazo que alguien lo politice.

TRAMPA. Más que comprensible que exista presión para que las autoridades cumplan la promesa de modernizar el transporte público, uno de los más grandes problemas del estado. Y en eso están, pero las grandes soluciones requieren cambios y la ciudadanía, o una parte de ella, en plena modernidad no quiere que le muevan ni un arbolito. Literal. Y así ponen al gobierno en la posición del cohetero, al que truenen o no truenen igual le chiflan, siendo igual de malo si hace o no hace nada.

REALIDAD. Para comprender la necesidad de estos cambios, nada más hay que considerar que entre 1980 y 2019 la zona urbana de Querétaro creció 16 veces, la población pasó de 380 mil 580 a 1 millón 245 mil personas, los autos de 33 mil 474 a 595 mil actuales y el promedio de vehículos de 1 por cada 11 personas a 1 por cada 2 de hoy. O sea que no basta con remediar el transporte colectivo, sino que además debe hacerse sin desquiciar más el ya de por sí caótico tránsito de autos particulares para que éstos no le tapen el paso a los camiones. Un círculo vicioso que, evitándose, se vuelve virtuoso. Por eso es que se plantea el Eje Zaragoza, modificado ya en varias ocasiones para atender los reclamos vecinales.

MARCHAS. El proyecto Zaragoza es el punto más estratégico para lograr una mejor movilidad en toda la ciudad y, si prospera, Querétaro no sólo será moderna sino una urbe colonial bien conservada, viable. Lo que por ahí circula repercute en toda la zona urbana e incluso en las lejanías, por lo que es necesario que se circule bien, en orden… y sin empeorar el tráfico que ya existe. Es una torpeza de muy largo plazo que alguien lo politice.

viernes 13 de septiembre de 2019

Cuarto de Guerra

jueves 12 de septiembre de 2019

Cuarto de Guerra

miércoles 11 de septiembre de 2019

Cuarto de Guerra

martes 10 de septiembre de 2019

Cuarto de Guerra

viernes 06 de septiembre de 2019

Cuarto de Guerra

jueves 05 de septiembre de 2019

Cuarto de Guerra

miércoles 04 de septiembre de 2019

Cuarto de Guerra

martes 03 de septiembre de 2019

Cuarto de Guerra

viernes 30 de agosto de 2019

Cuarto de Guerra

jueves 29 de agosto de 2019

Cuarto de Guerra

Cargar Más