/ miércoles 12 de junio de 2019

La Grabadora

GRABANDO...


Día tras día la noticia es a veces agobiante, o sea que causa molestia, ahogo o agotamiento. De repente dices lo mismo que el anterior día, repetitivos que, a veces, somos los comunicadores y con el afán de ser novedosos en ocasiones va de nuevo que repites y repites la nota del ayer o de antier. Difícil en ocasiones el arte de la comunicación, pero es intenso y emocionante el descubrir cómo presentas la misma noticia en otra forma en el noticiero del mañana, ya sea porque alguien declaró algo novedoso sobre el tema o bien que le encuentras una nueva forma de escribirla o decirla a viva voz.

Disculpen la introducción tan amplia que me permití, pero hoy con tanta información que recibimos de la bronca que hemos vivido los días anteriores con Trump, no con el gobierno o el pueblo de Estados Unidos, como que el presidente de Estados Unidos siempre tiene un as bajo la manga o inventa una media verdad o una gran mentira.

En síntesis, la gran estrella de Marcelo Ebrard brilló y por lo menos en 45 días la libramos, hasta que al señor Trump se le ocurra como nos sigue trayendo como trapeadores para lograr su reelección, cuestión que quizá se le complique en los próximos meses, ya que no las tiene consigo en su popularidad.

En fin, ya me amplié demasiado en una bronca que usted o cualquiera la conoce mejor que yo. Es más, ya me cansé de las locuras de este tipo que lo único que me provoca es repulsión.

Cambio radicalmente de tema, el pasado 7 de junio se celebro el día de la libertad de prensa o de la libertad de expresión. Un compañero hizo un reportaje sobre el tema para transmitirlo en el noticiero “Por si me Oyes” de Radar 107.5 FM que se emite de 6 a 9 de la mañana, lo hago con Lucero Guerrero y Diana González, extraordinarias compañeras. Pues Oscar Samayoa el amigo reportero me pidió que le grabara una anécdota sobre la libertad de expresión.

Y que me acuerdo de algo que sucedió en el sexenio de un gobernante de Querétaro entre 2003 y 2009, el año no me acuerdo, del gobernador su nombre me lo reservo, pero si usted es queretano o tiene años de vivir en esta bendita tierra sabe de quién hablo. Sucedió al construir el Paseo Constituyentes, que es la prolongación de la avenida Constituyentes que va a Corregidora.

Resulta que se inicia la obra y por varios días fue un desastre el tránsito, pasa el tiempo y según Obras Públicas se entregaba en un año, transcurre el tiempo y no terminan, el gobernador declara en julio que en noviembre lo concluyen, en ese mes, dice que en diciembre, llega diciembre y no lo terminan, digo yo en un noticiero que “alguien mintió” y que se miden el saco el que lo hizo y el mandatario estatal, y que cancelan la publicidad de Gobierno del estado en las emisoras del grupo de radio en que yo trabajaba.

Llega febrero y también cancela el municipio la propaganda, ante el panorama voy con el director de Comunicación Social de Gobierno del Estado y me dice: “Esto es lo que queríamos, que vinieras a vernos, mañana se reinicia la propaganda en las emisoras, además entrevistarás al gobernador”.

Me humillas, le contesté. Así es, me respondió. Era la libertad de expresión en aquellos años.

OFF THE RECORD…

Bien por Pancho Domínguez, gobernador, en su intervención el pasado sábado en Tijuana, habló en nombre de los gobernadores del país en su calidad de presidente de la Conago.

Gracias y buenas noches.

Contáctame en:

sanroman.eliformador @g mail.com.

Sígueme en twitter:

ElInformadorQro.

GRABANDO...


Día tras día la noticia es a veces agobiante, o sea que causa molestia, ahogo o agotamiento. De repente dices lo mismo que el anterior día, repetitivos que, a veces, somos los comunicadores y con el afán de ser novedosos en ocasiones va de nuevo que repites y repites la nota del ayer o de antier. Difícil en ocasiones el arte de la comunicación, pero es intenso y emocionante el descubrir cómo presentas la misma noticia en otra forma en el noticiero del mañana, ya sea porque alguien declaró algo novedoso sobre el tema o bien que le encuentras una nueva forma de escribirla o decirla a viva voz.

Disculpen la introducción tan amplia que me permití, pero hoy con tanta información que recibimos de la bronca que hemos vivido los días anteriores con Trump, no con el gobierno o el pueblo de Estados Unidos, como que el presidente de Estados Unidos siempre tiene un as bajo la manga o inventa una media verdad o una gran mentira.

En síntesis, la gran estrella de Marcelo Ebrard brilló y por lo menos en 45 días la libramos, hasta que al señor Trump se le ocurra como nos sigue trayendo como trapeadores para lograr su reelección, cuestión que quizá se le complique en los próximos meses, ya que no las tiene consigo en su popularidad.

En fin, ya me amplié demasiado en una bronca que usted o cualquiera la conoce mejor que yo. Es más, ya me cansé de las locuras de este tipo que lo único que me provoca es repulsión.

Cambio radicalmente de tema, el pasado 7 de junio se celebro el día de la libertad de prensa o de la libertad de expresión. Un compañero hizo un reportaje sobre el tema para transmitirlo en el noticiero “Por si me Oyes” de Radar 107.5 FM que se emite de 6 a 9 de la mañana, lo hago con Lucero Guerrero y Diana González, extraordinarias compañeras. Pues Oscar Samayoa el amigo reportero me pidió que le grabara una anécdota sobre la libertad de expresión.

Y que me acuerdo de algo que sucedió en el sexenio de un gobernante de Querétaro entre 2003 y 2009, el año no me acuerdo, del gobernador su nombre me lo reservo, pero si usted es queretano o tiene años de vivir en esta bendita tierra sabe de quién hablo. Sucedió al construir el Paseo Constituyentes, que es la prolongación de la avenida Constituyentes que va a Corregidora.

Resulta que se inicia la obra y por varios días fue un desastre el tránsito, pasa el tiempo y según Obras Públicas se entregaba en un año, transcurre el tiempo y no terminan, el gobernador declara en julio que en noviembre lo concluyen, en ese mes, dice que en diciembre, llega diciembre y no lo terminan, digo yo en un noticiero que “alguien mintió” y que se miden el saco el que lo hizo y el mandatario estatal, y que cancelan la publicidad de Gobierno del estado en las emisoras del grupo de radio en que yo trabajaba.

Llega febrero y también cancela el municipio la propaganda, ante el panorama voy con el director de Comunicación Social de Gobierno del Estado y me dice: “Esto es lo que queríamos, que vinieras a vernos, mañana se reinicia la propaganda en las emisoras, además entrevistarás al gobernador”.

Me humillas, le contesté. Así es, me respondió. Era la libertad de expresión en aquellos años.

OFF THE RECORD…

Bien por Pancho Domínguez, gobernador, en su intervención el pasado sábado en Tijuana, habló en nombre de los gobernadores del país en su calidad de presidente de la Conago.

Gracias y buenas noches.

Contáctame en:

sanroman.eliformador @g mail.com.

Sígueme en twitter:

ElInformadorQro.