/ miércoles 9 de octubre de 2019

La Grabadora

GRABANDO...


Después de 10 meses de que inició su gobierno, la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador es de 68 por ciento, mientras que la desaprobación está en 30 por ciento de acuerdo con una encuesta publicada este lunes por el diario El Financiero.

Me pregunto si es por los apoyos que ha repartido a millones de mexicanos. A pesar de que el pasado fin de semana se le reclamo, acusaron presidentes municipales, que los recursos comprometidos para los municipios guerrerenses de Cochoapa el Grande y Metlatónoc llegaron solo en cartón. “Solo tengo este chequesote, pero es de cartón y de qué sirve”, señaló la alcaldesa de Cochoapa el Grande, Edith López Rivera. Pero dio su explicación el presidente, les dijo que la falta de una firma, una característica de la burocracia es el motivo por el cual no se han entregado los recursos prometidos a dos municipios de La Montaña de Guerrero.

Bueno, la lana ya les llegará, pero regresemos a los temas que tiene pendientes el presidente: seguridad, salud, economía, impunidad, la corrupción. Vamos a la economía, preocupante la falta de la inyección económica del gobierno federal para reactivar la industria de la construcción que va en terrible picada, siendo esta un puntal de la cadena económica en este país al igual que la industria automotriz.

No hay inversión pública en infraestructura para comunicaciones, salud, falta de inversión privada por desconfianza, ha disminuido la inversión extranjera. El gobierno apuesta a los proyectos del Tren Maya, el corredor Transístmico, la Refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto de Santa Lucía que no han empezado su edificación y se desconocen las fechas precisas de cuándo iniciarán. Mientras tanto la economía está con alfileres.

Bueno, López Obrador es López Obrador, aunque el secretario de Hacienda ya nos advirtió que “México está preparado para una recesión mundial”, ya no entendí, vamos como los cangrejos para atrás, iniciamos el sexenio en diciembre pasado que íbamos a crecer un 4 por ciento, vamos en uno y cuando canta el gallo es que vamos a la recesión, crecimiento cero.

Que Dios nos agarre confesados entre el manejo de la economía en nuestro país y los vaivenes internacionales que tampoco andan muy bien.

Cuide su trabajo porque es buenísimo que lo tenga, gaste lo necesario y ahorre lo poquito que pueda, vienen tiempos difíciles, créamelo.

OFF THE RECORD…

Primera llamada, esta es la primera llamada. El presidente López Obrador todo el fin de semana en su gira por Oaxaca, y ahora, está ronco. No descansa, trabaja todos los días, cambia de clima un fin de semana y otro también. No es joven, ya tiene una operación en el corazón. Hayamos, o no hayamos votado por él queremos presidente por seis años. ¡Cuídese! que muchos lo quisieran más que enfermo.

GRABANDO...


Después de 10 meses de que inició su gobierno, la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador es de 68 por ciento, mientras que la desaprobación está en 30 por ciento de acuerdo con una encuesta publicada este lunes por el diario El Financiero.

Me pregunto si es por los apoyos que ha repartido a millones de mexicanos. A pesar de que el pasado fin de semana se le reclamo, acusaron presidentes municipales, que los recursos comprometidos para los municipios guerrerenses de Cochoapa el Grande y Metlatónoc llegaron solo en cartón. “Solo tengo este chequesote, pero es de cartón y de qué sirve”, señaló la alcaldesa de Cochoapa el Grande, Edith López Rivera. Pero dio su explicación el presidente, les dijo que la falta de una firma, una característica de la burocracia es el motivo por el cual no se han entregado los recursos prometidos a dos municipios de La Montaña de Guerrero.

Bueno, la lana ya les llegará, pero regresemos a los temas que tiene pendientes el presidente: seguridad, salud, economía, impunidad, la corrupción. Vamos a la economía, preocupante la falta de la inyección económica del gobierno federal para reactivar la industria de la construcción que va en terrible picada, siendo esta un puntal de la cadena económica en este país al igual que la industria automotriz.

No hay inversión pública en infraestructura para comunicaciones, salud, falta de inversión privada por desconfianza, ha disminuido la inversión extranjera. El gobierno apuesta a los proyectos del Tren Maya, el corredor Transístmico, la Refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto de Santa Lucía que no han empezado su edificación y se desconocen las fechas precisas de cuándo iniciarán. Mientras tanto la economía está con alfileres.

Bueno, López Obrador es López Obrador, aunque el secretario de Hacienda ya nos advirtió que “México está preparado para una recesión mundial”, ya no entendí, vamos como los cangrejos para atrás, iniciamos el sexenio en diciembre pasado que íbamos a crecer un 4 por ciento, vamos en uno y cuando canta el gallo es que vamos a la recesión, crecimiento cero.

Que Dios nos agarre confesados entre el manejo de la economía en nuestro país y los vaivenes internacionales que tampoco andan muy bien.

Cuide su trabajo porque es buenísimo que lo tenga, gaste lo necesario y ahorre lo poquito que pueda, vienen tiempos difíciles, créamelo.

OFF THE RECORD…

Primera llamada, esta es la primera llamada. El presidente López Obrador todo el fin de semana en su gira por Oaxaca, y ahora, está ronco. No descansa, trabaja todos los días, cambia de clima un fin de semana y otro también. No es joven, ya tiene una operación en el corazón. Hayamos, o no hayamos votado por él queremos presidente por seis años. ¡Cuídese! que muchos lo quisieran más que enfermo.