/ martes 20 de octubre de 2020

Chinicuiles, los gusanos más famosos de Hidalgo

Conoce detalles de este ingrediente de la región; de los más caros, pero también de las más deliciosos

Esta temporada es propicia para que se vendan lo que muchos llaman “un verdadero manjar”. Sí, se trata de esos gusanitos rojos, que ofrecen en tramos carreteros de la región, los chinicuiles, parte de la gastronomía hidalguense; tienen una base histórica, se dice que los aztecas los consideraban un verdadero manjar, refiere Susana Gómez Meléndez, licenciada en Gastronomía.

Hidalgo tiene una gran cantidad de insectos, hongos, flores, y gusanos que pueden comerse, asevera: “Los chinicuiles no son los únicos que la gente disfruta, también están los gusanos de maguey y escamoles”.

Los chinicuiles son ingredientes representativos de la gastronomía hidalguense/ Cortesía Susana Gómez Meléndez

El valor nutrimental de los gusanitos rojos, recuerda, es alto y es de gran aporte para quien consume: “en la carrera igual nos enseñaron datos importantes como que puede dar entre las 600 y 800 kilocalorías por cada cien gramos que se consuman de estos gusanitos, en comparación a la carne que apenas aporta unos doscientos. Son alimentos muy sanos”.

Añade estar orgullosa de promover la gastronomía mexicana y es precisamente una salsa de chinicuiles la que enseña a preparar: “Es importante tener un molcajete con su tejolote que además están elaborados con piedra volcánica”.

Los tomates y chiles verdes previamente lavados y desinfectados se ponen sobre un comal caliente al igual que los gusanitos rojos para asarlos o tostarlos según el sabor que se desee. Paulatinamente se van colocando los ingredientes y los movimientos de la mano deben ser a la hora de preparar la salsa, de molcajetear despacio el ajo, la sal, los chiles, los tomates y al final los chinicuiles y si hay pulque de la zona de Singuilucan, mucho mejor.

“Pueden disfrutarse con una tortilla calentada en comal, con unos frijolitos o huevo, con una carne asada. El resultado siempre depende de la sazón de cada uno, pero teniendo los ingredientes principales, es por demás delicioso”.

Susana Gómez Meléndez estudió la Licenciatura en Gastronomía; su familia tiene más de 50 años dedicándose a la elaboración de comida y ella continúa con la tradición / Cortesía Susana Gómez Meléndez

Comenta que es una de las salsas más caras que pueden encontrarse en un restaurante hasta unos 400 pesos depende del lugar y un molcajete chico, pero comprar los ingredientes y hacerla en casa no va más allá de unos 150 pesos solo si se ocupan unos diez gusanitos.

Es que el precio de los igualmente conocidos como chilocuiles es elevado una docena en 100 pesos en promedio, pero hay que estar atentos sobre todo porque hay quien los vende ya tostados o refrigerados y pierden el sabor, “lo importante es conseguirlos frescos, recién extraídos de la base de maguey”.

Es de reconocerse la labor que hacen muchas personas sobre todo que llegan del Altiplano a la región Tulancingo o que buscan mercado en otros puntos del estado y hasta del Estado de México, se apuestan en carretera para ofrecerlos, finalizó.

Lee también ⬇️

Conoce las frutas de temporada

Esta es la verdadera historia de los pastes

Escucha este podcast y conoce lo bueno y lo malo de los lácteos ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Suscríbete ⬇️

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

Esta temporada es propicia para que se vendan lo que muchos llaman “un verdadero manjar”. Sí, se trata de esos gusanitos rojos, que ofrecen en tramos carreteros de la región, los chinicuiles, parte de la gastronomía hidalguense; tienen una base histórica, se dice que los aztecas los consideraban un verdadero manjar, refiere Susana Gómez Meléndez, licenciada en Gastronomía.

Hidalgo tiene una gran cantidad de insectos, hongos, flores, y gusanos que pueden comerse, asevera: “Los chinicuiles no son los únicos que la gente disfruta, también están los gusanos de maguey y escamoles”.

Los chinicuiles son ingredientes representativos de la gastronomía hidalguense/ Cortesía Susana Gómez Meléndez

El valor nutrimental de los gusanitos rojos, recuerda, es alto y es de gran aporte para quien consume: “en la carrera igual nos enseñaron datos importantes como que puede dar entre las 600 y 800 kilocalorías por cada cien gramos que se consuman de estos gusanitos, en comparación a la carne que apenas aporta unos doscientos. Son alimentos muy sanos”.

Añade estar orgullosa de promover la gastronomía mexicana y es precisamente una salsa de chinicuiles la que enseña a preparar: “Es importante tener un molcajete con su tejolote que además están elaborados con piedra volcánica”.

Los tomates y chiles verdes previamente lavados y desinfectados se ponen sobre un comal caliente al igual que los gusanitos rojos para asarlos o tostarlos según el sabor que se desee. Paulatinamente se van colocando los ingredientes y los movimientos de la mano deben ser a la hora de preparar la salsa, de molcajetear despacio el ajo, la sal, los chiles, los tomates y al final los chinicuiles y si hay pulque de la zona de Singuilucan, mucho mejor.

“Pueden disfrutarse con una tortilla calentada en comal, con unos frijolitos o huevo, con una carne asada. El resultado siempre depende de la sazón de cada uno, pero teniendo los ingredientes principales, es por demás delicioso”.

Susana Gómez Meléndez estudió la Licenciatura en Gastronomía; su familia tiene más de 50 años dedicándose a la elaboración de comida y ella continúa con la tradición / Cortesía Susana Gómez Meléndez

Comenta que es una de las salsas más caras que pueden encontrarse en un restaurante hasta unos 400 pesos depende del lugar y un molcajete chico, pero comprar los ingredientes y hacerla en casa no va más allá de unos 150 pesos solo si se ocupan unos diez gusanitos.

Es que el precio de los igualmente conocidos como chilocuiles es elevado una docena en 100 pesos en promedio, pero hay que estar atentos sobre todo porque hay quien los vende ya tostados o refrigerados y pierden el sabor, “lo importante es conseguirlos frescos, recién extraídos de la base de maguey”.

Es de reconocerse la labor que hacen muchas personas sobre todo que llegan del Altiplano a la región Tulancingo o que buscan mercado en otros puntos del estado y hasta del Estado de México, se apuestan en carretera para ofrecerlos, finalizó.

Lee también ⬇️

Conoce las frutas de temporada

Esta es la verdadera historia de los pastes

Escucha este podcast y conoce lo bueno y lo malo de los lácteos ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Suscríbete ⬇️

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

Local

Subirán predial cuatro municipios

Esto durante la Sesión Ordinaria donde se expusieron aspectos de la Ley de Ingresos de Querétaro para el ejercicio fiscal 2022

Local

Suspenden fiesta con al menos 400 jóvenes

Adelantó Cabrera monitoreos de las corporaciones para evitar que se repitan este tipo de aglomeraciones 

Local

Loma Linda busca parador comercial en la autopista 57

Se buscará la creación de un parador turístico en Loma Linda

Mundo

Congreso de Perú desestima juicio político contra el presidente Pedro Castillo

El pedido de llevar a juicio político a Castillo solo consiguió 46 votos en el plenario y se necesitaban 52 para aprobarlo

Mundo

Brasil descarta exigir pasaporte sanitario a extranjeros pese a pedido de regulador

Hasta ahora, el único requisito era presentar el test PCR negativo

Deportes

El Real Madrid frena al Inter y pasa líder a octavos de Champions

El equipo blanco cerró con su quinta victoria un buen recorrido en la fase de grupos, sólo manchado por su sorprendente derrota contra el Sheriff Tiraspol

Policiaca

Choca camión de pasajeros y patrulla en Boulevard Hidalgo

Elementos de Protección Civil se desplazaron a la zona para valorar a los ocupantes de ambos automotores, no hubo personas heridas de consideración