/ jueves 17 de mayo de 2018

Fans de Enrique y Meghan acampan en Windsor para ver boda

Un grupo de personas se instaló ya en las afueras del Castillo de Windsor donde se realizará la boda religiosa este sábado entre el príncipe Enrique y la actriz estadunidense Meghan Markle.

Entre ese grupo está el fan de la realeza John Loughrey, fiel seguidor de la familia real, en particular un gran admirador de la fallecida princesa Diana, madre del príncipe Enrique.

El 6 de septiembre de 1997 estuvo presente en el cortejo fúnebre que salió del Palacio de Kensington hacia la Abadía de Westminster y desde ese entonces no se pierde bodas reales y nacimientos.

También fue el primero en acampar en las afueras de la Abadía de Westminster, donde se casaron el príncipe Guillermo y Kate Middleton el 29 de abril de 2011.

Lo mismo hizo en 2013 durante el nacimiento del príncipe Jorge, el primer hijo de los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, cuando durmió en una banca afuera de la clínica privada “Lindo Wing” de esta ciudad.

Tampoco se perdió los dos sucesivos nacimientos de los hijos de los duques de Cambridge, el de la princesa Carlota que nació en 2013 y el reciente nacimiento del príncipe Luis el pasado mes de abril.

John, de 63 años de edad, acampa en las afueras del Castillo de Windsor desde el 13 de mayo y ya instaló, como en otras ocasiones, una pequeña tienda de campaña.

Al igual que bodas y nacimientos reales luce los colores de la “Union Flag” azul, rojo y blanco y siempre lleva un letrero hecho a mano con la palabra “Felicidades”.

Se espera que miles de personas se congreguen en el poblado de Windsor para ver desfilar a los novios en el carruaje abierto Ascot Landau, utilizado para estas ocasiones especiales.

Las vallas metálicas ya están levantadas en preparación al ensayo general militar que tuvo lugar este día a cargo de 250 militares que acompañarán a los recién casados este sábado.

El príncipe y Meghan Markle desfilarán a las 13:00 horas locales después de la ceremonia religiosa rumbo a la calle principal del centro de Windsor para después regresar al Castillo de Windsor donde la reina Isabel II ofrecerá un almuerzo para 800 invitados.

En esta ocasión también han sido invitados a las áreas verdes del castillo unos mil 200 miembros del público asociados a organizaciones de caridad de diversa índole para disfrutar de un picnic y presenciar el paseo en carruaje de los recién casados.

Un grupo de personas se instaló ya en las afueras del Castillo de Windsor donde se realizará la boda religiosa este sábado entre el príncipe Enrique y la actriz estadunidense Meghan Markle.

Entre ese grupo está el fan de la realeza John Loughrey, fiel seguidor de la familia real, en particular un gran admirador de la fallecida princesa Diana, madre del príncipe Enrique.

El 6 de septiembre de 1997 estuvo presente en el cortejo fúnebre que salió del Palacio de Kensington hacia la Abadía de Westminster y desde ese entonces no se pierde bodas reales y nacimientos.

También fue el primero en acampar en las afueras de la Abadía de Westminster, donde se casaron el príncipe Guillermo y Kate Middleton el 29 de abril de 2011.

Lo mismo hizo en 2013 durante el nacimiento del príncipe Jorge, el primer hijo de los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, cuando durmió en una banca afuera de la clínica privada “Lindo Wing” de esta ciudad.

Tampoco se perdió los dos sucesivos nacimientos de los hijos de los duques de Cambridge, el de la princesa Carlota que nació en 2013 y el reciente nacimiento del príncipe Luis el pasado mes de abril.

John, de 63 años de edad, acampa en las afueras del Castillo de Windsor desde el 13 de mayo y ya instaló, como en otras ocasiones, una pequeña tienda de campaña.

Al igual que bodas y nacimientos reales luce los colores de la “Union Flag” azul, rojo y blanco y siempre lleva un letrero hecho a mano con la palabra “Felicidades”.

Se espera que miles de personas se congreguen en el poblado de Windsor para ver desfilar a los novios en el carruaje abierto Ascot Landau, utilizado para estas ocasiones especiales.

Las vallas metálicas ya están levantadas en preparación al ensayo general militar que tuvo lugar este día a cargo de 250 militares que acompañarán a los recién casados este sábado.

El príncipe y Meghan Markle desfilarán a las 13:00 horas locales después de la ceremonia religiosa rumbo a la calle principal del centro de Windsor para después regresar al Castillo de Windsor donde la reina Isabel II ofrecerá un almuerzo para 800 invitados.

En esta ocasión también han sido invitados a las áreas verdes del castillo unos mil 200 miembros del público asociados a organizaciones de caridad de diversa índole para disfrutar de un picnic y presenciar el paseo en carruaje de los recién casados.

Local

Afinan Festival de la Muñeca en Amealco

Se llevará a cabo del 16 al 19 de noviembre y se espera contar con la mayor cantidad de estados de la república presentes

Local

Empresarios a favor de NAIM

Empresas locales exportadoras podrían beneficiarse del nuevo aeropuerto, aseguró Eduardo Prado, presidente de Canacintra en SJR

Policiaca

Corriente arrastra camioneta en Santa Cruz Escandón

Fuerte lluvia provocó que la unidad, que se encontraba estacionada en una pensión, terminará en un canal, fue sacado con ayuda de una grúa

Local

Capacitan a artesanos escobedenses

Para que mejoren e innoven sus técnicas en escultura, construcción y decoración

Local

Preparan concurso de altares y catrinas

Con motivo del Día de Muertos, reanudarán las tradiciones mexicanas de Tequisquiapan

Local

Monitorean nivel de presa en Tequisquiapan

La presa Centenario alcanza el 85 por ciento de almacenamiento

Cine

¡Ay mis hijos! La Llorona regresa de la mano de Hollywood y estrena su primer trailer

Michael Chaves hará su debut cinematográfico con una de las leyendas más famosas de nuestro país

Automotriz

¡Checo Pérez se queda! Renueva contrato con Force India

La nueva inversión que está disfrutando el equipo me llena de confianza y estoy realmente entusiasmado con el futuro, dice el piloto

Local

Van contra inseguridad en Pedro Escobedo

Durante las últimas dos semanas incrementó 134% la puesta a disposición por faltas administrativas