/ sábado 25 de septiembre de 2021

Princesa Mako de Japón renuncia a ayuda económica por casarse

Sería la primera integrante femenina de Familia Imperial en saltarse ambas tradiciones en el Japón de posguerra.

La princesa Mako de Japón tiene previsto renunciar a la tradicional ayuda económica que otorga el Estado a las mujeres de la Familia Imperial nipona al dejar de formar parte de la misma cuando contraen matrimonio, según adelantaron hoy los medios nipones.

Mako, de 29 años y sobrina del emperador Naruhito, planea casarse el mes próximo por lo civil con Kei Komuro, quien se encuentra estudiando en Estados Unidos, un enlace que ha despertado una enorme atención mediática desde que ambos anunciaran su compromiso en 2017.

El matrimonio de la princesa con un hombre no perteneciente a la Familia Imperial nipona conlleva su desvinculación de esta institución, según la Ley de la Casa Imperial, que también concede de forma exclusiva a los varones los derechos sucesorios al Trono de Crisantemo.

El anuncio del compromiso de Mako y Komuro generó gran revuelo en Japón debido a que supondría una nueva baja de la Familia Imperial nipona, en continuo declive debido a la escasez de varones y a la mencionada normativa, y también debido a una supuesta disputa financiera que afectaba a la familia del prometido.

La pareja decidió aplazar la fecha fijada para su enlace en dos ocasiones, y ahora tendría previsto contraer matrimonio en octubre y sin celebrar ninguna ceremonia de carácter formal como manda la tradición de la Casa Imperial, según los medios locales.

Después de la controversia en torno al matrimonio, Mako ha transmitido además al Gobierno su intención de renunciar a la suma de 150 millones de yenes (1,16 millones de euros) que suele concederse a las mujeres de la Familia Imperial que contraen matrimonio y abandonan la institución, señalaron fuentes gubernamentales a la agencia local Kyodo.

De confirmarse que el enlace se celebrará sin seguir el rito Imperial y que Mako no recibirá esa suma en concepto de ayuda económica, sería la primera integrante femenina de Familia Imperial en saltarse ambas tradiciones en el Japón de posguerra.

La pareja tendría previsto mudarse a Estados Unidos tras contraer matrimonio, un país donde Komuro cuenta con oportunidades laborales, según la prensa japonesa, que viene siguiendo todos los detalles en torno al enlace más mediático de los últimos años en la Familia Imperial.

La princesa Mako de Japón tiene previsto renunciar a la tradicional ayuda económica que otorga el Estado a las mujeres de la Familia Imperial nipona al dejar de formar parte de la misma cuando contraen matrimonio, según adelantaron hoy los medios nipones.

Mako, de 29 años y sobrina del emperador Naruhito, planea casarse el mes próximo por lo civil con Kei Komuro, quien se encuentra estudiando en Estados Unidos, un enlace que ha despertado una enorme atención mediática desde que ambos anunciaran su compromiso en 2017.

El matrimonio de la princesa con un hombre no perteneciente a la Familia Imperial nipona conlleva su desvinculación de esta institución, según la Ley de la Casa Imperial, que también concede de forma exclusiva a los varones los derechos sucesorios al Trono de Crisantemo.

El anuncio del compromiso de Mako y Komuro generó gran revuelo en Japón debido a que supondría una nueva baja de la Familia Imperial nipona, en continuo declive debido a la escasez de varones y a la mencionada normativa, y también debido a una supuesta disputa financiera que afectaba a la familia del prometido.

La pareja decidió aplazar la fecha fijada para su enlace en dos ocasiones, y ahora tendría previsto contraer matrimonio en octubre y sin celebrar ninguna ceremonia de carácter formal como manda la tradición de la Casa Imperial, según los medios locales.

Después de la controversia en torno al matrimonio, Mako ha transmitido además al Gobierno su intención de renunciar a la suma de 150 millones de yenes (1,16 millones de euros) que suele concederse a las mujeres de la Familia Imperial que contraen matrimonio y abandonan la institución, señalaron fuentes gubernamentales a la agencia local Kyodo.

De confirmarse que el enlace se celebrará sin seguir el rito Imperial y que Mako no recibirá esa suma en concepto de ayuda económica, sería la primera integrante femenina de Familia Imperial en saltarse ambas tradiciones en el Japón de posguerra.

La pareja tendría previsto mudarse a Estados Unidos tras contraer matrimonio, un país donde Komuro cuenta con oportunidades laborales, según la prensa japonesa, que viene siguiendo todos los detalles en torno al enlace más mediático de los últimos años en la Familia Imperial.

Local

Destinarán $10 millones a dren

Para evitar la acumulación de agua en la parte baja de la calle Galeana hacia el Paseo de los Abuelos

Local

Pequeños productores cerrarían por ley de ISR

Nuevo régimen tributario para pequeños productores pecuarios pone en riesgo actividad ganadera

Local

Plantean campaña de impulso para Tequisquiapan

Con la finalidad de relanzar al destino luego de haber sufrido afectaciones por lluvias

Finanzas

Reclama Bardahl derechos de la marca Fórmula 1

A 10 días del Gran Premio, escuderías y pilotos corren riesgo de violar propiedad industrial, dice abogado

Sociedad

Logran amparos para que 300 menores reciban la vacuna anticovid en NL

Estos amparos forman parte de un programa que se impulsa en el Congreso del Estado

Sociedad

INM envía a migrantes detenidos en caravana de vuelta a Tapachula

Al menos 70 extranjeros fueron asegurados al alejarse del grupo principal en la carretera

Finanzas

Presentan moneda conmemorativa de AMLO: te decimos cuánto cuesta y dónde comprarla

De acuerdo con los fabricantes, la moneda es un símbolo de celebración por los 3 años de mandato de López Obrador

Deportes

Organizadores de GP de Catar de F1 cuentan con llenar las tribunas

El Gran Premio de Catar de F1, previsto el 21 de noviembre, reemplaza al Gran Premio de Australia, anulado a causa de la pandemia y de las restricciones sanitarias

Futbol

La FIFA pide ayuda internacional para realojar a deportistas afganos

Más de 150 deportistas afganos, entre ellos unas 50 jugadoras de fútbol, fueron evacuados este octubre hacia Catar con sus familias, en coordinación con la FIFA