/ sábado 25 de septiembre de 2021

Princesa Mako de Japón renuncia a ayuda económica por casarse

Sería la primera integrante femenina de Familia Imperial en saltarse ambas tradiciones en el Japón de posguerra.

La princesa Mako de Japón tiene previsto renunciar a la tradicional ayuda económica que otorga el Estado a las mujeres de la Familia Imperial nipona al dejar de formar parte de la misma cuando contraen matrimonio, según adelantaron hoy los medios nipones.

Mako, de 29 años y sobrina del emperador Naruhito, planea casarse el mes próximo por lo civil con Kei Komuro, quien se encuentra estudiando en Estados Unidos, un enlace que ha despertado una enorme atención mediática desde que ambos anunciaran su compromiso en 2017.

El matrimonio de la princesa con un hombre no perteneciente a la Familia Imperial nipona conlleva su desvinculación de esta institución, según la Ley de la Casa Imperial, que también concede de forma exclusiva a los varones los derechos sucesorios al Trono de Crisantemo.

El anuncio del compromiso de Mako y Komuro generó gran revuelo en Japón debido a que supondría una nueva baja de la Familia Imperial nipona, en continuo declive debido a la escasez de varones y a la mencionada normativa, y también debido a una supuesta disputa financiera que afectaba a la familia del prometido.

La pareja decidió aplazar la fecha fijada para su enlace en dos ocasiones, y ahora tendría previsto contraer matrimonio en octubre y sin celebrar ninguna ceremonia de carácter formal como manda la tradición de la Casa Imperial, según los medios locales.

Después de la controversia en torno al matrimonio, Mako ha transmitido además al Gobierno su intención de renunciar a la suma de 150 millones de yenes (1,16 millones de euros) que suele concederse a las mujeres de la Familia Imperial que contraen matrimonio y abandonan la institución, señalaron fuentes gubernamentales a la agencia local Kyodo.

De confirmarse que el enlace se celebrará sin seguir el rito Imperial y que Mako no recibirá esa suma en concepto de ayuda económica, sería la primera integrante femenina de Familia Imperial en saltarse ambas tradiciones en el Japón de posguerra.

La pareja tendría previsto mudarse a Estados Unidos tras contraer matrimonio, un país donde Komuro cuenta con oportunidades laborales, según la prensa japonesa, que viene siguiendo todos los detalles en torno al enlace más mediático de los últimos años en la Familia Imperial.

La princesa Mako de Japón tiene previsto renunciar a la tradicional ayuda económica que otorga el Estado a las mujeres de la Familia Imperial nipona al dejar de formar parte de la misma cuando contraen matrimonio, según adelantaron hoy los medios nipones.

Mako, de 29 años y sobrina del emperador Naruhito, planea casarse el mes próximo por lo civil con Kei Komuro, quien se encuentra estudiando en Estados Unidos, un enlace que ha despertado una enorme atención mediática desde que ambos anunciaran su compromiso en 2017.

El matrimonio de la princesa con un hombre no perteneciente a la Familia Imperial nipona conlleva su desvinculación de esta institución, según la Ley de la Casa Imperial, que también concede de forma exclusiva a los varones los derechos sucesorios al Trono de Crisantemo.

El anuncio del compromiso de Mako y Komuro generó gran revuelo en Japón debido a que supondría una nueva baja de la Familia Imperial nipona, en continuo declive debido a la escasez de varones y a la mencionada normativa, y también debido a una supuesta disputa financiera que afectaba a la familia del prometido.

La pareja decidió aplazar la fecha fijada para su enlace en dos ocasiones, y ahora tendría previsto contraer matrimonio en octubre y sin celebrar ninguna ceremonia de carácter formal como manda la tradición de la Casa Imperial, según los medios locales.

Después de la controversia en torno al matrimonio, Mako ha transmitido además al Gobierno su intención de renunciar a la suma de 150 millones de yenes (1,16 millones de euros) que suele concederse a las mujeres de la Familia Imperial que contraen matrimonio y abandonan la institución, señalaron fuentes gubernamentales a la agencia local Kyodo.

De confirmarse que el enlace se celebrará sin seguir el rito Imperial y que Mako no recibirá esa suma en concepto de ayuda económica, sería la primera integrante femenina de Familia Imperial en saltarse ambas tradiciones en el Japón de posguerra.

La pareja tendría previsto mudarse a Estados Unidos tras contraer matrimonio, un país donde Komuro cuenta con oportunidades laborales, según la prensa japonesa, que viene siguiendo todos los detalles en torno al enlace más mediático de los últimos años en la Familia Imperial.

Local

Instalan Red Mucpaz en San Juan del Río

Integrada por 60 mujeres del municipio quienes se encargarán de construir proyectos que ayuden a la generación de políticas públicas

Local

Arranca campaña de desarme en Escobedo

Buscan contribuir a la prevención de delitos cometidos con armas de fuego y explosivos y a la disminución de accidentes al interior de los hogares

Local

Impulsa Amexme programa “Conecta Mujer”

Iniciativa que reúne a emprendedoras y empresarias de San Juan del Río para generar redes de trabajo

Mundo

Ucrania y Rusia se acusan mutuamente de nuevos ataques

Se acusan de haber atacado la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, ocupada por tropas de Moscú

Cine

Película brasileña "Regra 34" gana el Leopardo de Oro en Locarno

La protagonista de este film, es una estudiante interesada en la violencia contra las mujeres en Brasil.

Ecología

Cambio climático amenaza fauna, flora y glaciares de los Pirineos

El desmán o el rebeco, también están peligro por el calentamiento global, afirman los expertos

Mundo

Vuelos cancelados y demorados en Ecuador por ceniza de volcán

Hasta el momento se registran retrasos para la salida de dos vuelos a Ciudad de Panamá y otros dos a Bogotá

Cultura

Armonía e inclusión gana el Premio Juventud 2022

Algunas de las categorías premiadas fueron Labor Social, Innovación Tecnológica, Actividades Productivas y Actividades Académicas

Mundo

Lluvias en Guatemala dejan 28 muertos y más de dos millones de afectados

Entre los fallecidos por aludes figuran una madre y sus seis hijos, así como otros tres hermanos menores en dos regiones de población indígena