imagotipo

Cuarto de Guerra

  • Julio de la Cruz

OLVIDOS. Tres años después de haber sido cancelado, el proyecto de tren rápido México-Querétaro sigue legitimándose como el mayor pendiente para recuperar la conectividad que alguna vez hizo de nuestra entidad un territorio privilegiado, estratégico y elevadamente competitivo. La carretera 57 que antes daba valor agregado hoy se ha convertido en un lastre para todos los sectores económicos, haciendo más lento, conflictivo y más caro todo tipo de desplazamiento, así como cada vez más absurdos los argumentos de quienes estuvieron en contra de este tren abortado por anomalías en la licitación, más no por inviabilidad logística. Será tema de campaña el próximo año, lo apuesto.

RETO. No obstante su airada protesta contra la SCT, Braulio Guerra sí fue invitado (y en primera fila) a la apertura del Libramiento Palmillas-Apaseo. Estando bien con Dios…