/ sábado 31 de octubre de 2020

Fiesta de todos los santos y fieles difuntos

Desde la fe católica, el P. Jorge Valencia hace referencia a dichas celebraciones y a la costumbre del altar de muertos

Párroco de la Parroquia de San Juan Pablo II ubicada en la comunidad de Cerro Gordo, el P. Jorge Valencia en visita a nuestras oficinas de redacción, nos platicó sobre las festividades tradicionales de estos días, la de todos los Santos, el primero de noviembre, y la conmemoración de los fieles difuntos, el 2 de noviembre.

Mencionó los orígenes de esta tradición, que vienen, recordó, tanto de nuestra raza, en nuestra identidad cultural prehispánica con raíces muy profundas del continente europeo que es la mezcla, la fusión de las costumbres y creencias tanto originales autóctonas con las europeas, las españolas de la fe cristiana que han dado una fusión cultural muy importante y bonita, que tiene distintas y diversas expresiones, es todo un mosaico.

En México particularmente celebramos a los fieles difuntos, conmemoramos la memoria de nuestros seres queridos que ya han fallecido; desde la liturgia de la iglesia, en nuestra doctrina, oramos por los difuntos que están en tránsito a la vida eterna, a la gloria; y explica el P. Valencia, “en la iglesia existen tres etapas: la iglesia peregrina que somos nosotros, peregrinos hacia la casa del Padre; la iglesia purgante que es el purgatorio, donde están las personas que lograron ya la salvación pero que quedaron algunas penas, algo por purgar, por pagar, por compensar, teológicamente se establece el purgatorio, es el lugar donde vamos a pagar esas penas, y que para eso se ofrece la indulgencia plenaria cuando hay jubileo, sobre todo por el alma de algún difunto, en especial cuando ha fallecido recientemente; y la iglesia triunfante: vive ya la contemplación de Dios”, esta dijo, es la fiesta que celebramos el primero de noviembre, la de todos los santos.

Explica que en la iglesia hay culto a santos como San Francisco de Asís, San Juan Bosco, San Judas Tadeo, pero también hay muchos santos, gente común y ordinaria, y menciona, por ejemplo, a personajes como el maestro Maurilio Morelos hombre dedicado a su vocación, y al P. Santos Dal Bianco misionero xaveriano conocido como el apóstol de los rancheros, aquí en San Juan del Río, “aunque no se les dé culto en un altar, son santos que seguramente gozan de Dios, no tengo duda de que están en el cielo”, son a quienes conmemoramos el primero de noviembre, éste es el sentido de la fiesta de todos los santos, nuestros seres queridos fallecidos que llevaron una vida, opción normal.

En la festividad de los fieles difuntos conmemoramos a nuestros seres queridos, a quienes, dice, incluso pedimos su intercesión, “hay culto a las benditas ánimas del purgatorio, inclusive podemos ofrecer obras de caridad, oración, sobre todo por personas que han muerto recientemente, de manera imprevista”, recordando que la iglesia siempre está en oración y se pide por ellos.

Es aquí donde entran nuestras raíces autóctonas originales, “el culto a los muertos, pero no en el sentido de la muerte, sino el culto autóctono” y refiere por ejemplo, la costumbre de visitar los panteones en estas fechas, llevar flores y oraciones a nuestros difuntos; de la costumbre en diferentes lugares de nuestro país en el que las familias conviven y comen en las tumbas, eso, dice, habla de la trascendencia, de que la muerte no es lo último, que no es definitivo, que es un paso más, un acontecimiento de la vida para alcanzar la plenitud, la eternidad, la vida eterna que nosotros llamamos la resurrección en Cristo.

Y finalmente comenta sobre el significado del altar de muertos, “para mi es un el culto a los vivos, ya no están físicamente entre nosotros, pero viven con Dios; es el sentido de la trascendencia, existe la persona, no ha sido aniquilada, ni está perdida en la nada, ahora vive en otra dimensión, es el alma, es la plenitud del ser”. E invita a la colocación de este altar en casa, comprar un manojo de flores de cémpasuchil y ayudar de esta manera a quienes la ofertan, ya que, por tiempos de pandemia, no se podrán visitar los panteones y como se ha acostumbrado, llenar de flores las tumbas de los seres queridos.

Párroco de la Parroquia de San Juan Pablo II ubicada en la comunidad de Cerro Gordo, el P. Jorge Valencia en visita a nuestras oficinas de redacción, nos platicó sobre las festividades tradicionales de estos días, la de todos los Santos, el primero de noviembre, y la conmemoración de los fieles difuntos, el 2 de noviembre.

Mencionó los orígenes de esta tradición, que vienen, recordó, tanto de nuestra raza, en nuestra identidad cultural prehispánica con raíces muy profundas del continente europeo que es la mezcla, la fusión de las costumbres y creencias tanto originales autóctonas con las europeas, las españolas de la fe cristiana que han dado una fusión cultural muy importante y bonita, que tiene distintas y diversas expresiones, es todo un mosaico.

En México particularmente celebramos a los fieles difuntos, conmemoramos la memoria de nuestros seres queridos que ya han fallecido; desde la liturgia de la iglesia, en nuestra doctrina, oramos por los difuntos que están en tránsito a la vida eterna, a la gloria; y explica el P. Valencia, “en la iglesia existen tres etapas: la iglesia peregrina que somos nosotros, peregrinos hacia la casa del Padre; la iglesia purgante que es el purgatorio, donde están las personas que lograron ya la salvación pero que quedaron algunas penas, algo por purgar, por pagar, por compensar, teológicamente se establece el purgatorio, es el lugar donde vamos a pagar esas penas, y que para eso se ofrece la indulgencia plenaria cuando hay jubileo, sobre todo por el alma de algún difunto, en especial cuando ha fallecido recientemente; y la iglesia triunfante: vive ya la contemplación de Dios”, esta dijo, es la fiesta que celebramos el primero de noviembre, la de todos los santos.

Explica que en la iglesia hay culto a santos como San Francisco de Asís, San Juan Bosco, San Judas Tadeo, pero también hay muchos santos, gente común y ordinaria, y menciona, por ejemplo, a personajes como el maestro Maurilio Morelos hombre dedicado a su vocación, y al P. Santos Dal Bianco misionero xaveriano conocido como el apóstol de los rancheros, aquí en San Juan del Río, “aunque no se les dé culto en un altar, son santos que seguramente gozan de Dios, no tengo duda de que están en el cielo”, son a quienes conmemoramos el primero de noviembre, éste es el sentido de la fiesta de todos los santos, nuestros seres queridos fallecidos que llevaron una vida, opción normal.

En la festividad de los fieles difuntos conmemoramos a nuestros seres queridos, a quienes, dice, incluso pedimos su intercesión, “hay culto a las benditas ánimas del purgatorio, inclusive podemos ofrecer obras de caridad, oración, sobre todo por personas que han muerto recientemente, de manera imprevista”, recordando que la iglesia siempre está en oración y se pide por ellos.

Es aquí donde entran nuestras raíces autóctonas originales, “el culto a los muertos, pero no en el sentido de la muerte, sino el culto autóctono” y refiere por ejemplo, la costumbre de visitar los panteones en estas fechas, llevar flores y oraciones a nuestros difuntos; de la costumbre en diferentes lugares de nuestro país en el que las familias conviven y comen en las tumbas, eso, dice, habla de la trascendencia, de que la muerte no es lo último, que no es definitivo, que es un paso más, un acontecimiento de la vida para alcanzar la plenitud, la eternidad, la vida eterna que nosotros llamamos la resurrección en Cristo.

Y finalmente comenta sobre el significado del altar de muertos, “para mi es un el culto a los vivos, ya no están físicamente entre nosotros, pero viven con Dios; es el sentido de la trascendencia, existe la persona, no ha sido aniquilada, ni está perdida en la nada, ahora vive en otra dimensión, es el alma, es la plenitud del ser”. E invita a la colocación de este altar en casa, comprar un manojo de flores de cémpasuchil y ayudar de esta manera a quienes la ofertan, ya que, por tiempos de pandemia, no se podrán visitar los panteones y como se ha acostumbrado, llenar de flores las tumbas de los seres queridos.

Local

"Home office" podría volver a implementarse

Al respecto, aseguró que se han tenido mesas de trabajo entre representantes sindicales e integrantes del sector empresarial

Local

Presentarán iniciativa de ley para acelerar trabajo en Congreso del estado

“Hay un ritmo bastante lento y estamos analizando, junto con otros diputados de otras bancadas, presentar algunas iniciativas que hablen de los tiempos que debe de haber en el parlamento"

Deportes

Voleibolistas se preparan rumbo a los juego nacionales

Como en otros años, Castores trabaja por reforzar las selecciones estatales en sus diferentes compromisos

Mundo

Papa Francisco "preocupado" por Ucrania y el riesgo para la seguridad de Europa

Francisco pidió rezar "para que toda acción e iniciativa política esté al servicio de la fraternidad humana, y no de los intereses partidistas".

Policiaca

Hallan restos humanos cerca del puente de fierro

Un ciudadano reportó el hallazgo a las autoridades

Deportes

El covid eleva la factura olímpica pero China mantiene la calma

Para evitar que las pruebas tengan lugar sin espectadores, los organizadores podrían repartir invitaciones, de manera controlada y a personas vacunadas

Mundo

La tensión con Rusia por Ucrania pone en aprietos al gobierno alemán

En tanto los occidentales llevan semanas inquietos por el riesgo de una invasión rusa a Ucrania, y Estados Unidos, Reino Unido y los países bálticos anunciaran el envío de armas a este país

Mundo

Sombrío balance de derrame petrolero en Perú: aves muertas y pescadores sin trabajo

Según la empresa el accidente ocurrió por el oleaje causado por la erupción volcánica en Tonga

Mundo

Zoológico atiende a aves marinas rescatadas de derrame de petróleo en Perú

Más de 40 aves, entre ellas pingüinos de Humboldt, una especie en peligro de extinción