/ martes 2 de junio de 2020

Muere Mario Vázquez Ruvalcaba, director del Museo Nacional de Antropología

Vázquez Rubalcaba pereció a los 97 años de edad, "se fue por los rumbos del Mictlán nuestro querido", expresó el INAH

Considerado pilar de la museología y museografía mexicana y con una vida fructífera dedicada a este oficio, falleció hoy Mario Vázquez Rubalcaba y la Secretaría de Cultura, mediante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), “su escuela y hogar”, lamentó su pérdida.

“Esta madrugada, a los 97 años, se fue por los rumbos del Mictlán nuestro querido y admirado maestro, Mario Vázquez, fundador y director del Museo Nacional de Antropología; museógrafo genial, amigo generoso y monumental”, publicó en su cuenta de Twitter, Diego Prieto director del INAH.

Fue estudiante de la primera generación de la carrera de Museografía y Arqueología, en la ENAH, donde algunos de sus profesores fueron Miguel Covarrubias, Fernando Gamboa, Juan de la Encina e Ignacio Bernal. En el ámbito internacional participó activamente en la renovación del papel de los espacios museísticos.

De 1962 a 1964, Mario Vázquez Ruvalcaba se involucró en la creación del Museo Nacional de Antropología (MNA), del que posteriormente fue su director y no podía comprenderse su visión y su legado en el ámbito museístico, sin hablar de la escuela pública en que se formó.

Esa extracción social le permitió más adelante pensar en los públicos de una manera distinta; pero sus influencias también estaban en la poesía de César Vallejo, en la música clásica, y en las enseñanzas de sus maestros de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).

“Mis maestros fueron de la primera generación, de los que fundaron el INAH. No solo era una generación de maestros mexicanos, sino también de maestros españoles como Pedro Bosch Gimpera, José Miranda, Juan Comas, o bien alemanes como Paul Kirchhoff, Johanna Faulhaber, como Ada D’Aloja, quien era italiana, y Mauricio Swadesh, norteamericano, de lingüística. Y de México no se diga.

La flor y la nata de los estudiosos de la antropología: llámalo Caso, Bernal, Jiménez Moreno... De todas las especialidades. Todo eso junto es lo que inconscientemente se reflejó en la museografía que hice cuando ya me dediqué a hacer museografía”, recordó Don Mario en una entrevista.

favila

Te recomendamos ⬇️

Considerado pilar de la museología y museografía mexicana y con una vida fructífera dedicada a este oficio, falleció hoy Mario Vázquez Rubalcaba y la Secretaría de Cultura, mediante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), “su escuela y hogar”, lamentó su pérdida.

“Esta madrugada, a los 97 años, se fue por los rumbos del Mictlán nuestro querido y admirado maestro, Mario Vázquez, fundador y director del Museo Nacional de Antropología; museógrafo genial, amigo generoso y monumental”, publicó en su cuenta de Twitter, Diego Prieto director del INAH.

Fue estudiante de la primera generación de la carrera de Museografía y Arqueología, en la ENAH, donde algunos de sus profesores fueron Miguel Covarrubias, Fernando Gamboa, Juan de la Encina e Ignacio Bernal. En el ámbito internacional participó activamente en la renovación del papel de los espacios museísticos.

De 1962 a 1964, Mario Vázquez Ruvalcaba se involucró en la creación del Museo Nacional de Antropología (MNA), del que posteriormente fue su director y no podía comprenderse su visión y su legado en el ámbito museístico, sin hablar de la escuela pública en que se formó.

Esa extracción social le permitió más adelante pensar en los públicos de una manera distinta; pero sus influencias también estaban en la poesía de César Vallejo, en la música clásica, y en las enseñanzas de sus maestros de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH).

“Mis maestros fueron de la primera generación, de los que fundaron el INAH. No solo era una generación de maestros mexicanos, sino también de maestros españoles como Pedro Bosch Gimpera, José Miranda, Juan Comas, o bien alemanes como Paul Kirchhoff, Johanna Faulhaber, como Ada D’Aloja, quien era italiana, y Mauricio Swadesh, norteamericano, de lingüística. Y de México no se diga.

La flor y la nata de los estudiosos de la antropología: llámalo Caso, Bernal, Jiménez Moreno... De todas las especialidades. Todo eso junto es lo que inconscientemente se reflejó en la museografía que hice cuando ya me dediqué a hacer museografía”, recordó Don Mario en una entrevista.

favila

Te recomendamos ⬇️

Policiaca

Motociclista lesionado al chocar con camioneta

El biker conducía con dirección al norte cuando una camioneta intentó incorporarse a la calle Siete Poniente, ocurriendo el encontronazo

Local

Atienden más de 2 mil 800 orientaciones en call center

El numero 442 1015205 se ha habilitado para recibir orientación médica y psicológica.

Local

Obra en autopista terminará en enero

Autoridades informaron que la reestructuración del puente de Boulevard Hidalgo será tardada

Local

Recomienda IMSS medidas para evitar contagios en transporte

Ante el retorno a las actividades laborales y la nueva normalidad que determinaron las autoridades federales y estatales

Justicia

Corte recibe demanda de Tamaulipas contra acuerdo por energías renovables

El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca considera que los acuerdos restringen la competitividad de las empresas generadoras de energías limpias

Ciencia

Vida y muerte de una estrella

Por las noches al ver el cielo vemos multitud de puntos luminosos y todos sabemos que son, sin embargo, las manchas borrosas pueden ser galaxias o nebulosas

Ciencia

La Novena de Beethoven revela nuevos detalles sobre el cerebro

Estudio científico arrojó que las neuronas procesan la información recibida y son capaces de determinar qué nota suena, actuando como células conceptuales

Mundo

Macao también tendrá que "mejorar" su ley de seguridad: China

La antigua colonia portuguesa cuenta desde 2009 con una ley de seguridad nacional, aprobada tras un proceso de consulta ciudadana

Tecnología

Iron Man aterriza en consolas con realidad virtual

El juego, diseñado para Ps4, PlayStation VR, permite al jugador enfundarse en el traje rojo, surcar los cielos y batirse en duelo con enemigos como la pirata informática Fantasma