imagotipo

Clásico de la Especial A de la LRF de SJR sin goles

Sin goles terminó el clásico entre Real Madrid y San Pedro luego del cero a cero de su partido de la fecha 16 del Torneo de Liga de la Categoría Especial A de la LRF de SJR, pero se vivió con gran intensidad tanto en la cancha como entre los aficionados.

Clásico que había despertado expectación ya que el que ganará pondría distancia de por medio de los últimos lugares de la clasificación general, pero por más que buscaron el gol el invitado de honor nunca llegó y lo bueno para ambos es que no se fueron con las manos vacías y se llevaron un punto a casa para cuando menos darse ligero respiro, y San Pedro llegó a 17 unidades por 15 de los merengues.

Fue el Real Madrid es que buscó como mayor ahínco el gol pero la falta de puntería, que ha sido su dolor de cabeza en este torneo de liga, volvió aflorar y sus mejores peligros quedaron en meros sustos. San Pedro se dedicó a sobrellavar las acciones y a preocuparse por no ver vulnerada su meta, pero en ocasiones atacó con peligros contragolpes que no cristalizaron en gol.

Infructuoso fue el dominio ejercido por el Real Madrid en los primeros 45 minutos y por más que intentó no superó el marco rival, lo anterior y la poca ambición ofensiva del San Pedro llevaron a que la primera parte finalizara tal como empezó con  par de roscas en el marcador.

Se esperaba  que en el segundo tiempo llegaran los goles, pero el partido siguió en el mismo tenor, con un equipo merengue con muchas ganas de anotar pero falto de puntería y con un equipo de San Pedro que apostaba por firmar el empate, en contadas ocasiones arriesgó al frente, dejando ver que su preocupación estaba en no perder.

Como en todo clásico hubo momentos en que se calentó el partido, pero fue eso solamente calentura, sobre todo en los minutos de compensación que dio injustificadamente el árbitro.

Con mayor ambición de triunfo del Real Madrid no encontró eco en el marcador por la ineficacia de sus ofensivos lo  privó del triunfo, en honor a la verdad fue el equipo merengue el que más apostó por la victoria, San Pedro fue cauteloso dejando ver que  lo que les preocupaba era no perder y si por ahí había la oportunidad de ganar lo haría, pero al igual que su acérrimo rival sus mejores llegadas se quedaron en meros sustos.