/ miércoles 10 de julio de 2019

Sadio Mané líder de la selección de Senegal

Senegal espera la aparción de Mané para que comande la batalla ante Benín

El Cairo, Egipto.- Suma tres goles, que podrían ser cinco si no hubiese fallado dos penaltis. El senegalés Sadio Mané alterna aciertos y errores en partidos sin brillo desde el inicio de la Copa África de 2019, al igual que su Selección Nacional, que necesita de la mejor forma del delantero del Liverpool para llegar lejos.

Mohamed Salah se estrelló con Egipto, Hakim Ziyech con Marruecos... El campeón de Europa con el conjunto inglés, resistió al imprevisible escenario de los octavos de final, pero, al igual que los otros dos astros, no vive precisamente semanas tranquilas desde su llegada al país de las pirámides.

Suspendido en el partido correspondiente la primera fecha de la fase de grupos, el regreso de Sané coincidió con la derrota de 1-0 que Senegal sufrió ante Argelia.

Pero el rápido delantero reaccionó con dos goles en la victoria de 3-0 contra Kenia para sellar el pase a los octavos de final, aunque falló un penalti antes de acertar en el segundo cobro desde los 11 metros.

Ante Uganda, Sadio Mané volvió a fallar una pena máxima, aunque antes había abierto el marcador. Con tres goles, más sus errores, su balance está equilibrado, al igual que el de los Leones de la Teranga, que no han mostrado, de momento, todo su potencial antes del duelo de cuartos de final, en El Cairo, ante Benín.

Las controversias sobre los cobradores de penaltis revelan a menudo luchas de egos en los vestuarios. No es el caso en Senegal. Es Sadio el que los lanza, salvo que él mismo decida no hacerlo. Al unísono detrás de su estrella, Senegal aspira al primer título de la Copa África en su historia.

De líder de la manada de los Leones de la Teranga a faraón de África, Mané no esconde sus ambiciones después de su temporada gloriosa, en la que alcanzó la cumbre europea al conquistar el tìtulo de la Champions League con el Liverpool. En caso de conquistar la Copa África pasaría a ser serio aspirante a convertirse en el segundo africano en ganar el Balón de Oro tras el liberiano George Weah, en 1995.

El Cairo, Egipto.- Suma tres goles, que podrían ser cinco si no hubiese fallado dos penaltis. El senegalés Sadio Mané alterna aciertos y errores en partidos sin brillo desde el inicio de la Copa África de 2019, al igual que su Selección Nacional, que necesita de la mejor forma del delantero del Liverpool para llegar lejos.

Mohamed Salah se estrelló con Egipto, Hakim Ziyech con Marruecos... El campeón de Europa con el conjunto inglés, resistió al imprevisible escenario de los octavos de final, pero, al igual que los otros dos astros, no vive precisamente semanas tranquilas desde su llegada al país de las pirámides.

Suspendido en el partido correspondiente la primera fecha de la fase de grupos, el regreso de Sané coincidió con la derrota de 1-0 que Senegal sufrió ante Argelia.

Pero el rápido delantero reaccionó con dos goles en la victoria de 3-0 contra Kenia para sellar el pase a los octavos de final, aunque falló un penalti antes de acertar en el segundo cobro desde los 11 metros.

Ante Uganda, Sadio Mané volvió a fallar una pena máxima, aunque antes había abierto el marcador. Con tres goles, más sus errores, su balance está equilibrado, al igual que el de los Leones de la Teranga, que no han mostrado, de momento, todo su potencial antes del duelo de cuartos de final, en El Cairo, ante Benín.

Las controversias sobre los cobradores de penaltis revelan a menudo luchas de egos en los vestuarios. No es el caso en Senegal. Es Sadio el que los lanza, salvo que él mismo decida no hacerlo. Al unísono detrás de su estrella, Senegal aspira al primer título de la Copa África en su historia.

De líder de la manada de los Leones de la Teranga a faraón de África, Mané no esconde sus ambiciones después de su temporada gloriosa, en la que alcanzó la cumbre europea al conquistar el tìtulo de la Champions League con el Liverpool. En caso de conquistar la Copa África pasaría a ser serio aspirante a convertirse en el segundo africano en ganar el Balón de Oro tras el liberiano George Weah, en 1995.

Local

Alistan producción de muñecas catrinas

La artesana llamó a no regatear los precios de las muñecas y a valorar su trabajo.

Local

JAPAM repone medidores robados

JAPAM apoya a los usuarios que han padecido el robo del medidor de agua, sustituyendo el aparato de forma gratuita

Local

Población analfabeta se niega a aprender

INEA encuentra resistencia en la población analfabeta, que a pesar de hacerle la invitación y explicarle que no tendrá costo la enseñanza

Doble Vía

Inodoro en oro macizo es robado de casa señorial inglesa

Un grupo de ladrones robó un inodoro de oro de 18 quilates de una exposición de arte en el Palacio Blenheim de Gran Bretaña

Finanzas

Wall Street abre en rojo

La bolsa se vio afectada por el incremento de los precios del crudo

Moda

El diseñador Demna Gvasalia deja la firma Vetements

Según el sitio especializado, Gvasalia continuará al frente de la dirección artística de Balenciaga, puesto que ocupa desde 2015

Gossip

Muere a los 75 años Ric Ocasek, líder de The Cars

El Departamento de Policía de Nueva York dijo en un comunicado que recibió una llamada "por un hombre inconsciente en la calle 19 Este. Se declaró su muerte en el lugar"

Deportes

Marcelo, duda ante el PSG por un problema cervical

El jugador 'merengue' fue sometido a unas pruebas médicas que han evidenciado "una cervicodorsalgia postraumática", informó el Real Madrid

Mundo

Policía de Hong Kong asegura que trata a todos los manifestantes por igual

El domingo por la noche, circularon por las redes sociales videos en los que se ve a policías ayudando a activistas progubernamentales a esconder su identidad o evacuándolos