imagotipo

¿Héroe o villano? La mirada de Martín Venegas

  • Redacción
  • en Deportes

El portero jugador clave del partido, es quien define con espectacular lance, atajada que el fotógrafo inmortaliza con su cámara.

Es la posición más ingrata del futbol, una equivocación del arquero es imperdonable, mientras que una atajada muchas veces no tiene la misma relevancia que el que marca un gol.

Fotos que al artista de la lente debe captar en su intensidad, estar atento en cada momento, adelantarse a la jugada para capturar el momento, se debe estar al pendiente de la estirada, de la atajada, de la salida de puños,  que a pesar de ser una foto muy estética nunca vestirá las primeras planas de los periódicos.

Se dice que un portero bajo los tres palos es el hombre más solitario del mundo, y sí lo es, estás a la espera de que el delantero te fusile sin piedad y sólo la habilidad, la técnica y la suerte pueden evitar el gol, ya lo refiere aquél viejo dicho: “portero sin suerte, no es portero”.