/ viernes 15 de noviembre de 2019

Resistencia ambiental en el Huerto Roma Verde, un aliento de vida en la CDMX

Entre edificios, tráfico y contaminación, un área verde lucha por sobrevivir para mantener con vida a una sociedad alejada de la conciencia ambiental

La Ciudad de México, con una voraz expansión y sobrepoblación, se convierte en la mayor amenaza de extinción ambiental para sus habitantes. Las áreas verdes se han perdido entre concreto y la contaminación, sin embargo, existen puntos verdes que aún dan un aliento de vida a la capital.

El panorama no es tan desolador cuando existen héroes anónimos dispuestos a rescatar la ciudad y brindar un suspiro a su asfixiada población. Así es el caso de Huerto Roma Verde, una comuna social que tomo una iniciativa y una responsabilidad social al rescatar una zona de desastre, de miseria y terror, para convertirla en un terreno lleno de vida y convivencia.

En entrevista para El Sol de México, dos de sus fundadores, Paco Ayala y Piero Barandiarán, nos comparten la experiencia del proyecto que ha subsistido bajo el apoyo vecinal y de las autoridades de gobierno.

Paco Ayala, la principal voz de la comuna nos comenta que el huerto es “una ocupa comunitaria, una conquista de la sociedad civil organizada de un espacio que estuvo abandonado por más de 27 años y nosotros recatamos del abandono y ahora es la sede de muchos movimientos”.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Huerto Roma Verde nació hace siete años, en el 2012, un terreno abandonado por 27 años. Está ubicado en la calle de Jalapa 234, Colonia Roma, en la alcaldía Cuauhtémoc, y hace 34 años, el terremoto de 1985 derribó dos edificios de ocho niveles cada uno, el abandono convirtió el terreno en zona insalubre, un tiradero de basura y cascajo y el tiempo anexionó mayores problemas como fauna nociva, la delincuencia y la prostitución, justo en una zona de unidades multifamiliares, actividades que afectaron a los vecinos, aunado a conflictos inmobiliarios que intentaban construir viviendas, sin embargo el terreno fue declarado por el gobierno como inseguro para la construcción.

Piero Barandiarán, uno de los principales fundadores del huerto, recuerda que fue levantado con la ayuda de varios amigos, en los que destacaban arquitectos, biólogos, activistas y organizaciones de la sociedad civil. Los vecinos respaldaron el proyecto ya que era una necesidad para la comunidad. Tras levantar el huerto, “se desarrolló una metodología de integración social que nos hizo identificar e integrar más temáticas y proyectos que ahora se impulsan”.

SUS ACTIVIDADES

El huerto también es un espacio cultural que se aísla de la misma ciudad, una vez en su interior el ambiente de tranquilidad te envuelve y si se suman a las actividades que ofrece el espacio el tiempo no se sentirá pasar. Por lo que se ofrece un amplio repertorio de actividades divididas en diferentes áreas, explica Barandiarán.

De acuerdo a los espacios proyectados hay un área de integración ambiental, que comprende el huerto, la semilloteca, el invernadero, las compostas, un pequeño espacio de árboles frutales y bonsái, un laboratorio de arbolaria.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Otra de las áreas importantes es la de salud, donde hay un temazcal y un consultorio médico que se da acupuntura, o terapias alternativas como la digitopuntora, Piero destaca que se le da espacio a otros saberes tradicionales de medicina alternativa, que se les abre la puerta para su participación.

En el área de habitalidad sostenible hay construcciones de reciclaje y bioconstrucción, en el que se usan materiales como madera, bambú, barro o con plásticos de alta densidad, como PET o tetra pack, plásticos que también son procesados y son acompañados de una propuesta de tecnologías adecuadas para generar mecanismos de autosuficiencia básica. Dentro de estos mecanismos se enseña a trabajar en la captación de agua pluvial y reutilizar los residuos de las mismas u otra acción como los baños conectados a biodigestores para utilizar el gas metano.

Existe el área de reciclaje, donde se trituran plásticos y los residuos separados pueden ser intercambiados por bienes y servicios que produce el huerto, como semillas, plantas o servicios médicos o la participación de actividades culturales y talleres, agrega Piero.

En el área de economía biosocial, se fomenta la economía que genere vida y cuide de la vida, en el que todo está relacionado con el trabajo de la tierra. Al huerto se acercan muchos productores de otros estados, también se cultiva y se generan algunos productos de herbolaria, cerámica.

En área cultural, un espacio para niños, donde hay un laboratorio creativo y actividades relacionadas con la tierra, hay un taller de juguetería que se llama Temazcal, otro taller llamado Dinamo, donde hacen cerámica y pintura. Por último, hay un área animal es parte del cuidado ambiental, en el que se le da cuidados y casa a diversos animales, peces, tortugas, gallinas, conejos y varios gatos.

MOVIMIENTOS SOCIALES

El huerto se ha convertido en un segundo hogar para activistas y por ende en un refugio de movimientos sociales. Tanto Piero como Paco Ayala coinciden que el Huerto Roma Verde es un sitio para que proyectos sociales como los movimientos activistas tengan un lugar, un punto de encuentro, ya que estas organizaciones no tienen recursos, ni infraestructuras, ni espacios, por eso se les abre las puertas en un acto de apoyo mutuo.

El huerto da asilo a movimientos como ExtinctionRebellion México, es la sede principal del país ante el mundo, también están otras organizaciones nacionales ambientales y animales como Manos a la Tierra, Orgánica, Naturalia, Contaminantes Anonymus, FridaysforFuture, Huelga de la Tierra, entre otros.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

CONFLICTO CON EL ISSSTE

Los activistas reconocen que el territorio fue ocupado tras 27 años de abandono. El terreno pertenece a la administración del ISSSTE, que actualmente intenta recuperar el terreno una vez que se le dio vida e inició un proceso legal para iniciar un desalojo.

“Todo esto es un espacio ganado y conquistado por la sociedad civil y el ISSSTE a nuestros ojos perdió el derecho ético moral de reclamarlo y seguramente va a tener la razón jurídica pero nosotros vamos a tener la razón de la ética y la razón de luchar por un espacio ambientalmente importante para la ciudad y el país”, reclama Paco Ayala.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Los activistas ambientales lamentan que el ISSSTE no tenga planes para el terreno una vez que puedan obtenerlo, por lo que lamentan que el huerto pueda quedar en el olvido y ser destruido. “No veo que le puedan dar una utilidad no afín a los intereses del ISSSTE, por la capacidad de recursos que no tienen, entonces es importante a considerar es que si no hay proyecto tal vez sea nuevamente abandonado” aseguró Piero.

Piero Barandiarán, detalló que existe un proceso jurídico, una situación que viven entre claroscuros, ya que, por un lado, además de la delegación Norte Roma-Condesa, los activistas han recibido el apoyo del secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor Toledo, sin embargo las mismas autoridades han mencionado que por ley se tiene que llevar a cabo el juicio de desalojo ya que existe una denuncia formal por la toma de un predio y que en caso de no cumplirla se llevaría a cabo una omisión de funciones.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Por ahora, las autoridades delegacionales y de la alcaldía mantienen en llamado al dialogo entre los líderes del Huerto Roma Verde y las autoridades del ISSSTE. Mientras se pacta una reunión, tanto Paco Ayala como Piero Barandiarán confían en recibir el apoyo de Víctor Toledo y se logre una permuta o se seda el terreno a favor del huerto, ya que como explica Piero, “no nos interesa la propiedad, sino que el uso de suelo sea destinado para área verde o área abierta, con capacidad de actividad social, no de vivienda… lo que estamos haciendo es recuperar el terreno”.

ACERCAMIENTO

Este espacio ambiental, cultural y social está abierto para todo público, actualmente la comunidad está conformada por niños, jóvenes, personas de la tercera edad, organizaciones de la sociedad civil, visitantes, estudiantes, becarios y vecinos. Para visitarlo la estación, más cerca de metro es Hospital General, sus horarios son de martes a domingo de 9:00 a 20:00 horas.

Para conocer más detalles de sus actividades el grupo cuenta con su página huertoromaverde.com.org o en todas las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram como HuertoRomaVerde, en el que se invita a la gente a conocer proyectos alternativos que ayuden a recuperar el vínculo con la tierra. Ese es el propósito de este espacio, concluyó Piero.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México


La Ciudad de México, con una voraz expansión y sobrepoblación, se convierte en la mayor amenaza de extinción ambiental para sus habitantes. Las áreas verdes se han perdido entre concreto y la contaminación, sin embargo, existen puntos verdes que aún dan un aliento de vida a la capital.

El panorama no es tan desolador cuando existen héroes anónimos dispuestos a rescatar la ciudad y brindar un suspiro a su asfixiada población. Así es el caso de Huerto Roma Verde, una comuna social que tomo una iniciativa y una responsabilidad social al rescatar una zona de desastre, de miseria y terror, para convertirla en un terreno lleno de vida y convivencia.

En entrevista para El Sol de México, dos de sus fundadores, Paco Ayala y Piero Barandiarán, nos comparten la experiencia del proyecto que ha subsistido bajo el apoyo vecinal y de las autoridades de gobierno.

Paco Ayala, la principal voz de la comuna nos comenta que el huerto es “una ocupa comunitaria, una conquista de la sociedad civil organizada de un espacio que estuvo abandonado por más de 27 años y nosotros recatamos del abandono y ahora es la sede de muchos movimientos”.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Huerto Roma Verde nació hace siete años, en el 2012, un terreno abandonado por 27 años. Está ubicado en la calle de Jalapa 234, Colonia Roma, en la alcaldía Cuauhtémoc, y hace 34 años, el terremoto de 1985 derribó dos edificios de ocho niveles cada uno, el abandono convirtió el terreno en zona insalubre, un tiradero de basura y cascajo y el tiempo anexionó mayores problemas como fauna nociva, la delincuencia y la prostitución, justo en una zona de unidades multifamiliares, actividades que afectaron a los vecinos, aunado a conflictos inmobiliarios que intentaban construir viviendas, sin embargo el terreno fue declarado por el gobierno como inseguro para la construcción.

Piero Barandiarán, uno de los principales fundadores del huerto, recuerda que fue levantado con la ayuda de varios amigos, en los que destacaban arquitectos, biólogos, activistas y organizaciones de la sociedad civil. Los vecinos respaldaron el proyecto ya que era una necesidad para la comunidad. Tras levantar el huerto, “se desarrolló una metodología de integración social que nos hizo identificar e integrar más temáticas y proyectos que ahora se impulsan”.

SUS ACTIVIDADES

El huerto también es un espacio cultural que se aísla de la misma ciudad, una vez en su interior el ambiente de tranquilidad te envuelve y si se suman a las actividades que ofrece el espacio el tiempo no se sentirá pasar. Por lo que se ofrece un amplio repertorio de actividades divididas en diferentes áreas, explica Barandiarán.

De acuerdo a los espacios proyectados hay un área de integración ambiental, que comprende el huerto, la semilloteca, el invernadero, las compostas, un pequeño espacio de árboles frutales y bonsái, un laboratorio de arbolaria.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Otra de las áreas importantes es la de salud, donde hay un temazcal y un consultorio médico que se da acupuntura, o terapias alternativas como la digitopuntora, Piero destaca que se le da espacio a otros saberes tradicionales de medicina alternativa, que se les abre la puerta para su participación.

En el área de habitalidad sostenible hay construcciones de reciclaje y bioconstrucción, en el que se usan materiales como madera, bambú, barro o con plásticos de alta densidad, como PET o tetra pack, plásticos que también son procesados y son acompañados de una propuesta de tecnologías adecuadas para generar mecanismos de autosuficiencia básica. Dentro de estos mecanismos se enseña a trabajar en la captación de agua pluvial y reutilizar los residuos de las mismas u otra acción como los baños conectados a biodigestores para utilizar el gas metano.

Existe el área de reciclaje, donde se trituran plásticos y los residuos separados pueden ser intercambiados por bienes y servicios que produce el huerto, como semillas, plantas o servicios médicos o la participación de actividades culturales y talleres, agrega Piero.

En el área de economía biosocial, se fomenta la economía que genere vida y cuide de la vida, en el que todo está relacionado con el trabajo de la tierra. Al huerto se acercan muchos productores de otros estados, también se cultiva y se generan algunos productos de herbolaria, cerámica.

En área cultural, un espacio para niños, donde hay un laboratorio creativo y actividades relacionadas con la tierra, hay un taller de juguetería que se llama Temazcal, otro taller llamado Dinamo, donde hacen cerámica y pintura. Por último, hay un área animal es parte del cuidado ambiental, en el que se le da cuidados y casa a diversos animales, peces, tortugas, gallinas, conejos y varios gatos.

MOVIMIENTOS SOCIALES

El huerto se ha convertido en un segundo hogar para activistas y por ende en un refugio de movimientos sociales. Tanto Piero como Paco Ayala coinciden que el Huerto Roma Verde es un sitio para que proyectos sociales como los movimientos activistas tengan un lugar, un punto de encuentro, ya que estas organizaciones no tienen recursos, ni infraestructuras, ni espacios, por eso se les abre las puertas en un acto de apoyo mutuo.

El huerto da asilo a movimientos como ExtinctionRebellion México, es la sede principal del país ante el mundo, también están otras organizaciones nacionales ambientales y animales como Manos a la Tierra, Orgánica, Naturalia, Contaminantes Anonymus, FridaysforFuture, Huelga de la Tierra, entre otros.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

CONFLICTO CON EL ISSSTE

Los activistas reconocen que el territorio fue ocupado tras 27 años de abandono. El terreno pertenece a la administración del ISSSTE, que actualmente intenta recuperar el terreno una vez que se le dio vida e inició un proceso legal para iniciar un desalojo.

“Todo esto es un espacio ganado y conquistado por la sociedad civil y el ISSSTE a nuestros ojos perdió el derecho ético moral de reclamarlo y seguramente va a tener la razón jurídica pero nosotros vamos a tener la razón de la ética y la razón de luchar por un espacio ambientalmente importante para la ciudad y el país”, reclama Paco Ayala.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Los activistas ambientales lamentan que el ISSSTE no tenga planes para el terreno una vez que puedan obtenerlo, por lo que lamentan que el huerto pueda quedar en el olvido y ser destruido. “No veo que le puedan dar una utilidad no afín a los intereses del ISSSTE, por la capacidad de recursos que no tienen, entonces es importante a considerar es que si no hay proyecto tal vez sea nuevamente abandonado” aseguró Piero.

Piero Barandiarán, detalló que existe un proceso jurídico, una situación que viven entre claroscuros, ya que, por un lado, además de la delegación Norte Roma-Condesa, los activistas han recibido el apoyo del secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Víctor Toledo, sin embargo las mismas autoridades han mencionado que por ley se tiene que llevar a cabo el juicio de desalojo ya que existe una denuncia formal por la toma de un predio y que en caso de no cumplirla se llevaría a cabo una omisión de funciones.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México

Por ahora, las autoridades delegacionales y de la alcaldía mantienen en llamado al dialogo entre los líderes del Huerto Roma Verde y las autoridades del ISSSTE. Mientras se pacta una reunión, tanto Paco Ayala como Piero Barandiarán confían en recibir el apoyo de Víctor Toledo y se logre una permuta o se seda el terreno a favor del huerto, ya que como explica Piero, “no nos interesa la propiedad, sino que el uso de suelo sea destinado para área verde o área abierta, con capacidad de actividad social, no de vivienda… lo que estamos haciendo es recuperar el terreno”.

ACERCAMIENTO

Este espacio ambiental, cultural y social está abierto para todo público, actualmente la comunidad está conformada por niños, jóvenes, personas de la tercera edad, organizaciones de la sociedad civil, visitantes, estudiantes, becarios y vecinos. Para visitarlo la estación, más cerca de metro es Hospital General, sus horarios son de martes a domingo de 9:00 a 20:00 horas.

Para conocer más detalles de sus actividades el grupo cuenta con su página huertoromaverde.com.org o en todas las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram como HuertoRomaVerde, en el que se invita a la gente a conocer proyectos alternativos que ayuden a recuperar el vínculo con la tierra. Ese es el propósito de este espacio, concluyó Piero.

Foto: Roberto Hernández | El Sol de México


Local

Vacunan contra influenza

Se aplica a trabajadores del gobierno municipal que laboran en áreas consideradas con mayor riesgo de contagio

Local

Mujeres emprenden negocios

En los últimos cuatro años casi un centenar de mujeres de la comunidad de Cazadero han participado en distintos talleres

Local

Denuncian brote de virus coxsackie en guardería

Pidieron la intervención de las autoridades de salud tras identificar al interior de este lugar

Local

“El sueño americano”, obra que busca crear sobre el fenómeno migratorio

Comunidades con mayor migración fueron las primeras que se atendieron con esta obra de teatro alusiva al fenómeno migratoria

Mundo

La huelga sigue en Francia pese a llamado al diálogo del gobierno

La movilización social contra la reforma de las pensiones entró en su segunda semana en Francia y podría prolongarse hasta Navidad

Gossip

Venden las icónicas gafas redondas de John Lennon

Las icónicas gafas de sol redondas de John Lennon fueron adjudicadas por 137.500 libras

Cultura

El Nuad, arte milenario del masaje tailandés, es declarado Patrimonio de la Humanidad

Importado de India hace alrededor de 2.500 años por monjes y médicos budistas, el Nuad -nombre tradicional de esta práctica- se transmitió por décadas de forma oral, de maestro a alumno, en templos y familias

Local

Será la séptima edición de Padrinos Navideños en la comunidad de Yosphí

Se podrá apadrinar a un promedio de 2 mil 2590 niños y mil abuelitos de escasos recursos de esta comunidad amealcense

Local

Durante 2019 fueron rehabilitadas 106 instituciones educativas: IFEEQ

Estas obras escolares se suman a la serie de otras más que se han venido desarrollando a lo largo de la actual administración estatal encabezada por Francisco Domínguez