/ miércoles 12 de junio de 2019

Este amoroso pez se pone triste cuando lo separan de su pareja

El pez tropical Amatitlania siquia es conocido por ser monógamo y fiel; se deprime cuando no está con su media naranja

Si pensabas que solo los humanos podíamos experimentar pensamientos incontrolables como miedo, rechazo, nerviosismo, depresión o ideas de suicidio por la persona que amamos, síntomas mejor conocidos como "mal de amores", estás equivocado (a) porque existe un pequeño ser en el fondo del mar que sufre por su media naranja.

Y es que de acuerdo a un estudio del comportamiento del pez tropical Amatitlania siquia que vive en América Central y mide apenas unos centímetros, experimenta mal de amores cuando lo separan de su pareja.

Conocido por ser monógamo y fiel, se deprime cuando no está con su pareja y además las hembras, cuando son apareadas con un macho que no es el de su preferencia, tienen un comportamiento "pesimista", según el estudio.

Estiman que algunas especies de peces evolucionaron al contar con parejas fieles, como una forma de proteger a sus descendientes extremadamente vulnerables frente a los depredadores.

Para medir la respuesta mental de un ejemplar a una separación, los investigadores de la Universidad de Borgoña en Francia entrenaron a las hembras a utilizar sus bocas para abrir dos cajitas, cada una de ellas ubicada en un extremo de sus acuarios.

La caja "positiva" contenía comida y la "negativa" estaba vacía. Las tapas eran o bien blancas o negras para que pudieran distinguirlas., pero además colocaron una caja gris en el centro del acuario para ver cómo reaccionaban las hembras.

Observaron que las optimistas abrían en seguida la caja gris con la esperanza de hallar un festín mientras que las pesimistas dudaban e incluso ignoraban el objeto.

El estudio, demostró que las hembras pasaban más tiempo tratando de abrir las cajas grises cuando sus parejas se hallaban en los acuarios con ellas, por lo que determinaron que el apego emocional es útil para la pareja y presenta un interés evolutivo.

Así que ahora ya sabes que estos pequeños peces también tienen su corazoncito y al igual que tu o que yo, en algún momento sufren del "mal de amores"

Lee más contenido en Diario de Querétaro ▼

Si pensabas que solo los humanos podíamos experimentar pensamientos incontrolables como miedo, rechazo, nerviosismo, depresión o ideas de suicidio por la persona que amamos, síntomas mejor conocidos como "mal de amores", estás equivocado (a) porque existe un pequeño ser en el fondo del mar que sufre por su media naranja.

Y es que de acuerdo a un estudio del comportamiento del pez tropical Amatitlania siquia que vive en América Central y mide apenas unos centímetros, experimenta mal de amores cuando lo separan de su pareja.

Conocido por ser monógamo y fiel, se deprime cuando no está con su pareja y además las hembras, cuando son apareadas con un macho que no es el de su preferencia, tienen un comportamiento "pesimista", según el estudio.

Estiman que algunas especies de peces evolucionaron al contar con parejas fieles, como una forma de proteger a sus descendientes extremadamente vulnerables frente a los depredadores.

Para medir la respuesta mental de un ejemplar a una separación, los investigadores de la Universidad de Borgoña en Francia entrenaron a las hembras a utilizar sus bocas para abrir dos cajitas, cada una de ellas ubicada en un extremo de sus acuarios.

La caja "positiva" contenía comida y la "negativa" estaba vacía. Las tapas eran o bien blancas o negras para que pudieran distinguirlas., pero además colocaron una caja gris en el centro del acuario para ver cómo reaccionaban las hembras.

Observaron que las optimistas abrían en seguida la caja gris con la esperanza de hallar un festín mientras que las pesimistas dudaban e incluso ignoraban el objeto.

El estudio, demostró que las hembras pasaban más tiempo tratando de abrir las cajas grises cuando sus parejas se hallaban en los acuarios con ellas, por lo que determinaron que el apego emocional es útil para la pareja y presenta un interés evolutivo.

Así que ahora ya sabes que estos pequeños peces también tienen su corazoncito y al igual que tu o que yo, en algún momento sufren del "mal de amores"

Lee más contenido en Diario de Querétaro ▼

Local

Preocupa escasez de lluvia y calor

Las escasas lluvias propician afectación en las parcelas de temporal, sobre explotación de pozos de agua en el caso de los cultivos de riego y se encarecen los costos de la producción

Local

Sueño americano es una pesadilla

La mayoría de los sanjuanenses radicados en Estados Unidos buscan ganar dinero y regresar

Local

Alertan posible extinción de burros

La especie del burro está en peligro de extinción, de acuerdo a un estudio de The Donkey Sanctuary de la UNAM; en cuatro comunidades de San Juan del Río hay cerca de 600 ejemplares

Círculos

Celebramos 488 aniversario de la fundación de nuestra ciudad

¡Pueblo de San Juan del Río, en nombre de Dios Nuestro Señor, del Cielo y de la Tierra, quedas fundado!

Local

Implementan Unidad Canina en Pedro Escobedo

La Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Pedro Escobedo creó una Unidad Canina con cuatro ejemplares

Local

Más católicos se suman a la peregrinación

Este año se prevé un incremento del 20 por ciento en el número de peregrinos participantes del municipio de Tequisquiapan en la 129 edición a pie hacía la Basílica de Guadalupe

Local

Culminó diplomado de Cultura y Gramática en hñäñhö

Se llevó a cabo el segundo Diplomado de Cultura y Gramática de la Lengua Hñäñhö (Ar Nsadi ar ‘Mui ne ar Nthokuhña ar Hñäñho

Local

Frecuentes robos a primaria de San Rafael

Por lo menos seis robos ha sufrido la escuela primaria ubicada en la colonia San Rafael en los últimos tres años

Policiaca

Camioneta abandonada era robada, fue localizada en Tequisquiapan

Por este hecho se notificó a la Fiscalía General del Estado (FGE) quien indicó que la camioneta fuera traslada al corralón