/ martes 19 de noviembre de 2019

Condenan a médicos por matar a gemela en parto

La niña presentaba un grave daño cerebral que ya había sido detectado durante el embarazo

La Audiencia Provincial de Berlín condenó este martes por homicidio a dos ginecólogos a un año y seis meses y a un año y nueve meses de libertad condicional por matar selectivamente a una niña con daño cerebral durante un parto gemelar por cesárea durante la semana 32 del embarazo.

El tribunal consideró probado que los dos ginecólogos -una médico jefe y un jefe de departamento ahora ya jubilado de un hospital berlinés- ayudaron el 12 de julio de 2010 a una paciente de 27 años a dar a luz por cesárea a una niña sana, pero que "mataron conscientemente a su hermana gemela con una inyección de cloruro de potasio".

Esta segunda niña presentaba un grave daño cerebral que ya había sido detectado durante el embarazo, razón por la cual sus padres optaron por un aborto tardío, señala el comunicado.

No obstante, en lugar de matar a la niña durante el embarazo en el útero materno, lo que habría sido "legalmente admisible y médicamente posible", los médicos, que hoy tienen 58 y 73 años, decidieron esperar el inicio del parto para realizar la intervención.

Tras las primeras contracciones, los ginecólogos abrieron el útero, extrajeron a la niña sana y mataron a la enferma, a pesar de que, según datos de un experto, podría haber sobrevivido, lo cual "debe ser considerado legalmente como homicidio", dijo el juez que preside la sala al argumentar la sentencia.

Los dos médicos reconocieron los hechos, pero señalaron que "debido a la particularidad médica del caso y en interés de la niña sana" decidieron abstenerse de un llamado "feticidio selectivo", es decir, de dar muerte de manera selectiva a uno de los fetos en el útero antes del inicio del parto.

Agregaron que partieron de la base que su forma de actuar se correspondía con la legalidad porque la niña se encontraba aún en el útero (abierto) cuando le practicaron la inyección.

"No tuvimos duda alguna de que lo que hacíamos era lo correcto", explicó hoy el acusado al inició del juicio -que tiene lugar tras una denuncia anónima-, y agregó que en su decisión "no pesó el aspecto legal, sino la niña sana", según informó la cadena regional rbb.

El tribunal, que consideró esta explicación poco creíble, argumentó que los acusados, como ginecólogos expertos, sabían que legalmente ya no estaban autorizados a matar al niño enfermo durante la cesárea, porque el parto ya había comenzado.

Además, a la hora de realizar la inyección ya no existía conflicto, porque la niña sana ya había nacido y estaba fuera de peligro.

Los acusados más bien se dejaron guiar por la voluntad de los padres de no dar a luz a una niña enferma, a pesar de haber podido sobrevivir.

No obstante, "semejante 'limpieza' de bebés enfermos o discapacitados" no está permitida legalmente", precisó el juez.

La Audiencia Provincial de Berlín condenó este martes por homicidio a dos ginecólogos a un año y seis meses y a un año y nueve meses de libertad condicional por matar selectivamente a una niña con daño cerebral durante un parto gemelar por cesárea durante la semana 32 del embarazo.

El tribunal consideró probado que los dos ginecólogos -una médico jefe y un jefe de departamento ahora ya jubilado de un hospital berlinés- ayudaron el 12 de julio de 2010 a una paciente de 27 años a dar a luz por cesárea a una niña sana, pero que "mataron conscientemente a su hermana gemela con una inyección de cloruro de potasio".

Esta segunda niña presentaba un grave daño cerebral que ya había sido detectado durante el embarazo, razón por la cual sus padres optaron por un aborto tardío, señala el comunicado.

No obstante, en lugar de matar a la niña durante el embarazo en el útero materno, lo que habría sido "legalmente admisible y médicamente posible", los médicos, que hoy tienen 58 y 73 años, decidieron esperar el inicio del parto para realizar la intervención.

Tras las primeras contracciones, los ginecólogos abrieron el útero, extrajeron a la niña sana y mataron a la enferma, a pesar de que, según datos de un experto, podría haber sobrevivido, lo cual "debe ser considerado legalmente como homicidio", dijo el juez que preside la sala al argumentar la sentencia.

Los dos médicos reconocieron los hechos, pero señalaron que "debido a la particularidad médica del caso y en interés de la niña sana" decidieron abstenerse de un llamado "feticidio selectivo", es decir, de dar muerte de manera selectiva a uno de los fetos en el útero antes del inicio del parto.

Agregaron que partieron de la base que su forma de actuar se correspondía con la legalidad porque la niña se encontraba aún en el útero (abierto) cuando le practicaron la inyección.

"No tuvimos duda alguna de que lo que hacíamos era lo correcto", explicó hoy el acusado al inició del juicio -que tiene lugar tras una denuncia anónima-, y agregó que en su decisión "no pesó el aspecto legal, sino la niña sana", según informó la cadena regional rbb.

El tribunal, que consideró esta explicación poco creíble, argumentó que los acusados, como ginecólogos expertos, sabían que legalmente ya no estaban autorizados a matar al niño enfermo durante la cesárea, porque el parto ya había comenzado.

Además, a la hora de realizar la inyección ya no existía conflicto, porque la niña sana ya había nacido y estaba fuera de peligro.

Los acusados más bien se dejaron guiar por la voluntad de los padres de no dar a luz a una niña enferma, a pesar de haber podido sobrevivir.

No obstante, "semejante 'limpieza' de bebés enfermos o discapacitados" no está permitida legalmente", precisó el juez.

Local

Generarán espacios para propuestas

Canacintra SJR ha destacado por tener participación activa al generar foros para que los candidatos acudan a externar sus propuestas de campaña e, incluso, a debatir

Local

Rechaza Gilberto Ortega invitación de partidos

Deben reunir más de cinco mil firmas como respaldo ciudadano hasta mediados de febrero

Local

Alistan apoyo a artesanos

Interesados pueden acercarse a las oficinas de Desarrollo Rural para participar en este tipo de apoyos

Local

Llegaron catorce mil vacunas

Se han vacunado prioritariamente primera y segunda línea de personal de salud tanto del sector público como privado

Local

Demandan a Juan Rock

Su defensa está a cargo de un abogado del Partido Querétaro Independiente, pero le preocupa ser embargado en su patrimonio por algo que recalcó “es totalmente falso”

Local

Higuera pretende candidatura

Juan Pablo Higuera Gómez se registró como precandidato al X Distrito local por el Partido Acción Nacional

Local

Maestra busca ser alcaldesa de Pedro Escobedo

Se consideró competitiva, ya que hay gente que la conoce como maestra, por la labor social que ha llevado a cabo y por su desempeño como empleada municipal

Local

Preparan campaña de esterilización para mascotas

El registro para cita podrá realizarse de manera previa en cualquiera de las oficinas de Cuidado, así como con la asociación Ángeles con Voz

Deportes

Suma de voluntades

De concretarse el proyecto se tendrían 6 fechas por año, tres en la temporada de primavera y tres en invierno