/ jueves 9 de julio de 2020

Médicos renuentes a usar cloroquina contra Covid-19

En aldeas de la tierra indígena yanomami hay 186 casos de contagio y cuatro óbitos por lo que recomiendan la azitromicina, anti-fiebre y jarabe

Médicos brasileños y agentes de salud destacados en aldeas de la tierra indígena yanomami descartan la cloroquina como principal herramienta en el combate al nuevo coronavirus en las aldeas aisladas de la región.

La cloroquina, cuya eficacia científica contra la covid-19 no ha sido comprobada científicamente, es defendida por el presidente, Jair Bolsonaro, y recomendada por su Ministerio de Salud incluso en pacientes con síntomas leves.

"No hay un protocolo único, lamentablemente no tenemos un medicamento que podamos afirmar que usaremos sin duda alguna", explicó a la AFP la doctora Maria Letícia Nascimento, quien formó parte de un operativo de salud interministerial liderado a fines de junio por las Fuerzas Armadas en tres comunidades de la tierra indígena yanomami, en el extremo norte de Brasil.

En las instalaciones militares de la región de Surucucu, enclavada en la Amazonía y a casi 300 km de la capital de Roraima, Boa Vista, Nascimento aplicó durante el operativo decenas de exámenes rápidos.

En quince minutos, unos diez jóvenes se sometieron al pinchazo. Otros miraban curiosos por las rendijas de la ventana del pequeño cuarto donde los médicos, cubiertos con delantales, guantes, máscaras y viseras, recogían las muestras.

En la región de Surucucu, las mujeres visten ornamentos tradicionales fucsia y cargan a sus bebés con intrincadas cintas que les permiten mantener los brazos libres. Trazos rojo oscuro, hechos con achiote, una semilla, estampan sus rostros, adornados también con flores, hojas y piercings de finos palitos de madera.

Alrededor es sólo verde y azul, un horizonte de selva y cielo. El sol abrasa.

Las autoridades llevaron 82.000 comprimidos de cloroquina a dos Distritos Sanitarios Especiales Indígenas (Dsei) del estado de Roraima, estructuras que atienden a los indígenas en las aldeas, en donde también la medicina es utilizada para combatir la malaria. "La cloroquina está en la región hace más de 50 años", respondió a las críticas sobre el envío el portavoz del ministerio de la Defensa, vicealmirante Carlos Chagas.

Enviaron también máscaras, guantes, antibióticos, exámenes, corticoides y antigripales. Los insumos deben atender a unos 75.000 indígenas en las tierras Yanomami y Raposa Serra do Sol, ambas en el norte, en la frontera con Venezuela.

"Quedó a criterio médico pero la indicación es que la cloroquina sea usada en casos más graves, con asistencia hospitalaria. Aquí en las aldeas lo que usaríamos sería azitromicina, anti-fiebre y jarabe", dijo Giovani Carvalho, agente de salud en la región de Auaris, al noroeste de Surucucu.

En ambas comunidades, los protocolos no han sido accionados puesto que no se ha registrado aún un caso positivo. Según números oficiales, hay 186 casos de contagio entre los yanomami, la mayoría en la ciudad, y cuatro óbitos. Otros tres están bajo sospecha.

Médicos brasileños y agentes de salud destacados en aldeas de la tierra indígena yanomami descartan la cloroquina como principal herramienta en el combate al nuevo coronavirus en las aldeas aisladas de la región.

La cloroquina, cuya eficacia científica contra la covid-19 no ha sido comprobada científicamente, es defendida por el presidente, Jair Bolsonaro, y recomendada por su Ministerio de Salud incluso en pacientes con síntomas leves.

"No hay un protocolo único, lamentablemente no tenemos un medicamento que podamos afirmar que usaremos sin duda alguna", explicó a la AFP la doctora Maria Letícia Nascimento, quien formó parte de un operativo de salud interministerial liderado a fines de junio por las Fuerzas Armadas en tres comunidades de la tierra indígena yanomami, en el extremo norte de Brasil.

En las instalaciones militares de la región de Surucucu, enclavada en la Amazonía y a casi 300 km de la capital de Roraima, Boa Vista, Nascimento aplicó durante el operativo decenas de exámenes rápidos.

En quince minutos, unos diez jóvenes se sometieron al pinchazo. Otros miraban curiosos por las rendijas de la ventana del pequeño cuarto donde los médicos, cubiertos con delantales, guantes, máscaras y viseras, recogían las muestras.

En la región de Surucucu, las mujeres visten ornamentos tradicionales fucsia y cargan a sus bebés con intrincadas cintas que les permiten mantener los brazos libres. Trazos rojo oscuro, hechos con achiote, una semilla, estampan sus rostros, adornados también con flores, hojas y piercings de finos palitos de madera.

Alrededor es sólo verde y azul, un horizonte de selva y cielo. El sol abrasa.

Las autoridades llevaron 82.000 comprimidos de cloroquina a dos Distritos Sanitarios Especiales Indígenas (Dsei) del estado de Roraima, estructuras que atienden a los indígenas en las aldeas, en donde también la medicina es utilizada para combatir la malaria. "La cloroquina está en la región hace más de 50 años", respondió a las críticas sobre el envío el portavoz del ministerio de la Defensa, vicealmirante Carlos Chagas.

Enviaron también máscaras, guantes, antibióticos, exámenes, corticoides y antigripales. Los insumos deben atender a unos 75.000 indígenas en las tierras Yanomami y Raposa Serra do Sol, ambas en el norte, en la frontera con Venezuela.

"Quedó a criterio médico pero la indicación es que la cloroquina sea usada en casos más graves, con asistencia hospitalaria. Aquí en las aldeas lo que usaríamos sería azitromicina, anti-fiebre y jarabe", dijo Giovani Carvalho, agente de salud en la región de Auaris, al noroeste de Surucucu.

En ambas comunidades, los protocolos no han sido accionados puesto que no se ha registrado aún un caso positivo. Según números oficiales, hay 186 casos de contagio entre los yanomami, la mayoría en la ciudad, y cuatro óbitos. Otros tres están bajo sospecha.

Aderezo

Heredan la sazón del tradicional mole

En Buenos Aires, El Apartadero, la familia Obregón recibe a los comensales martes y domingo

Local

Tequisquiapan cuenta con rescate canino de 10

Héroes que han participado en el sismo del 2017 y accidentes de menores de edad

Local

Desinfectan comercios en Amealco

El nivel de propagación del virus en Amealco no ha sido acelerado

Mundo

Más de 300 detenidos en marcha de mujeres en Minsk

Protesta contra el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, según la ONG pro derechos humanos Vesná

Tecnología

TikTok impugna en la justicia su bloqueo en Estados Unidos

Alega que la prohibición viola el derecho constitucional a la libre expresión así como el derecho a un justo proceso, garantizado por la constitución estadounidense

Mundo

Navalni relata su difícil retorno a la vida

"Me desesperaba porque entendía lo que quería el doctor, pero yo no sabía dónde encontrar las palabras", describe Navalni

Mundo

Trump promete vacunas para todos los estadounidenses en abril

Coincidiendo con un aumento de las restricciones en Europa para evitar que la temida segunda ola de la pandemia se concrete

Local

Conmemoran el Día Nacional de Protección Civil

Juan Martín Granados Torres, destacó la labor que han desempeñado durante la pandemia por la Covid-19 los cuerpos de seguridad y el personal de salubridad

Mundo

Turquía exige condena a diario griego que insultó a Erdogan

El titular "Siktir Git Mr. Erdogan", que en traducción libre quiere decir "vete a la mierda", aparece cerca de una foto del presidente turco en el diario griego, en el que se añade asimismo la traducción en inglés