imagotipo

Tipo de cambio y de interés aleja al Gobierno para reducir la deuda

  • Alejandro Durán
  • en Finanzas

Apesar de que para el cierre de 2017, el Gobierno federal se planteó el objetivo de reducir de 50.5 a 50.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) -que es la expresión más amplia de la deuda pública-, lo más probable es que la variable continúe al alza y cierre el sexenio en niveles cercanos al equivalente al 55 por ciento del PIB.

Así lo alertó el director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Juan Villarreal Páez, al explicar que el alza que registra la cotización del dólar, así como el incremento en las tasas de interés, presionará la deuda pública, particularmente la contratada en moneda extranjera, “por lo que difícilmente el Gobierno Federal alcanzará su meta de revertir la trayectoria alcista que reportan dichos pasivos”.

Por ello, el especialista prácticamente descartó que al término del siguiente año, el SHRFSP represente el 50.3 por ciento del PIB, pues consideró que lo más probable es que alcance 55 por ciento del PIB para el final del 2018.

“(El comportamiento de la deuda) les va a sacar un susto”, afirmó el también exdirector del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados. Cabe recordar que al término del primer año de la presente administración federal (2013), el SHRFSP representó el 40.4 por ciento del PIB, mayor en 2.7 puntos porcentuales al 37.7 por ciento reportado en 2012.

Sin embargo, para el término de este 2016, la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reconoce que el indicador alcanzará 50.5 por ciento del PIB, lo que representa un incremento de 12.8 puntos porcentuales con relación al nivel observado al cierre de 2012, último año de la administración del ex presidente Felipe Calderón.

Incluso, cabe mencionar que el 50.5 por ciento que alcanzaría el SHRFSP en este 2016 resulta mayor al 47.8 por ciento que proyectó en septiembre de 2015.la SHCP en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) para el presente ejercicio fiscal.

De esta manera, de concretarse la proyección del CIEP, tan solo en esta administración federal (de 2013 a 2018), la deuda pública, medida a través del SHRFSP habría subido de 17.5 puntos porcentuales, al avanzar de 37.7 a 55 por ciento del PIB (del final del 2012 al cierre del 2018), lo que representaría el mayor crecimiento registrado de los últimos tres sexenios:

En el Gobierno del expresidente Vicente Fox bajó de 31.7 a 29.8 por ciento (-1.9 puntos), y en el de Felipe Calderón subió de 29.8 a 37.7 por ciento (un incremento de 7.8 unidades).

En este sentido, Héctor Villarreal aseguró que una de las razones que dispara la deuda pública es la presión generada por el tipo de cambio, pues tan solo en el último año (de diciembre de 2015 al mismo mes de 2016), el dólar estadunidense se ha apreciado 20.5 por ciento, al subir de 17.40 a 20.97 pesos.

Según datos de la propia SHCP, del 50.5 por ciento que representa actualmente el SHRFSP respecto al PIB, 4.0 puntos corresponden al efecto acumulado del tipo de cambio en el periodo que va del 2012 al 2016.

De acuerdo a la agencia HR Ratings, tan sólo en este 2016 el alza en el tipo de cambio ha implicado un incremento de 508 mil millones de pesos en la deuda pública, lo que contribuyó a que la SHCP no alcance en el presente año, la proyección que hizo en septiembre de 2015, de que dicha deuda representaría el 47.8 por ciento del PIB.

Otro factor que impactará el comportamiento de la deuda pública en los próximos meses es el alza en las tasas de interés, pues tan solo en el último año (de diciembre de 2015 al mismo mes de 2016), el Banco de México (Ban-xico) incrementó en 2.75 puntos base su tasa de interés referencial, al pasarla de 3.00 a 5.75 por ciento, y tan solo en el año que está por concluir la elevó en 2.5 puntos.