/ sábado 12 de enero de 2019

¿Viejo? Cumple 20 años Baby One More Time de Britney Spears

El álbum no sólo fue el inicio de la carrera discográfica de Britney Spears, sino que reformuló el género con una pauta tan singular

MADRID, España.- Más que un álbum pop adolescente, de cuyo lanzamiento se cumplen hoy 20 años ...Baby one more time supuso no sólo el inicio de la carrera discográfica de Britney Spears, sino que reformuló el género con una pauta tan singular que, junto con el grunge y el trip hop, marcó musicalmente su década.

Fundamental para ello fue la aportación tras los controles de Max Martin, entonces un joven productor y compositor sueco que se forjó en el glam-metal, pero que terminó mostrando un talento inusitado para las melodías de pop bailable, ámbito en el que su país ha mostrado una especie de aptitud natural desde los tiempos de ABBA.

 

 

Apadrinado por Denniz Pop, al primer álbum de Spears llegó después de trabajar para sus compatriotas de Ace of Base (en el disco The bridge, 1995) y, sobre todo, en los dos primeros álbumes de Backstreet Boys, su debut homónimo de 1996 (un éxito en Europa antes que en EU del que terminaron vendiéndose ocho millones de unidades) y de Millenium (1999).

De su puño y letra y de su mentalidad como productor surgieron éxitos comerciales de la época como Everybody (Backstreet's back) o I want it that way, también de ...Baby one more time, el tema titular del disco de marras, que descartaron previamente tanto BSB como el trío de r&b TLC.

"No va a haber otra Madonna", le espetaban paralelamente a una jovencísima Spears cuando a sus 16 años, tras pasar siete como estrella infantil de The Mickey Mouse Club, llamaba a las puertas de las discográficas unos meses antes.

 

 

Así fue hasta que un ejecutivo de Jive Records tuvo el ojo de ficharla y reunirla con Max Martin, un productor necesariamente extranjero para una adolescente con todo por probar, en un momento en el que el pop y la industria que lo manufacturaba había perdido el contacto con sus potenciales oyentes más jóvenes, especialmente con ellas.

El genio sueco terminó ofreciéndole ...Baby one more time, que lanzada como sencillo el 23 de octubre de 1998 se convirtió en una de las más vendidas de toda la historia, merced a sus 10 millones de unidades despachadas.

 

 

Como curiosidad, cabe señalar que los puntos suspensivos fueron una manera de atenuar el énfasis en el verbo hit por su significado (literalmente, golpear), aunque el uso de esta palabra, que tiene muchas otras acepciones (entre ellas, alguna sexual y, la más probable, la de telefonear), fuera un error de traducción de Martin.

La connotación sadomasoquista del estribillo (buscada o no) unida a un videoclip icónico para el que la propia protagonista decidió presentarse como una Lolita uniformada de instituto, con trenzas, el estómago al aire y cantando sobre un tema sentimental de sencilla identificación para adolescentes (y adultos), ayudaron a propulsar la canción. 

Manufacturada desde los controles del estudio Cheiron de Estocolmo, destacaba por la cantidad de frases melódicas y arreglos que atrapan la atención del público, como los célebres "oh Bay-bay bay-bay" o los "mow-wowww", presentes ya en la maqueta grabada con la voz del propio Martin.

Parte de su modernidad radicaba además en su toque más urbano y r&b, atribuida al otro coproductor sueco de ...Baby one more time, Rami Yacoub, quien además fomentó en aquella época la nasalidad de sus intérpretes, una cualidad natural de Spears.

Britney Spears se retira de la música por tiempo indefinido. Esta es la razón

Aquella triunfante asociación no habría ido más allá si no hubiese habido otras canciones que respaldasen el resto del álbum, un compendio de baladas hiperedulcoradas de sello estadounidense (lo peor del mismo) y más temas rítmicos de base sueca, a destacar (You drive me) Crazy o Born to make you happy.

Editado en formato de vinilo por primera vez en las últimas semanas, la edición original del disco ...Baby one more time despachó más de 25 millones de copias en todo el mundo, lo que lo convierte en uno de los más vendidos de la historia, más preciado si cabe ahora que la apodada Princesa del pop ha anunciado su retiro temporal de la música para cuidar de su padre.

 

 


MADRID, España.- Más que un álbum pop adolescente, de cuyo lanzamiento se cumplen hoy 20 años ...Baby one more time supuso no sólo el inicio de la carrera discográfica de Britney Spears, sino que reformuló el género con una pauta tan singular que, junto con el grunge y el trip hop, marcó musicalmente su década.

Fundamental para ello fue la aportación tras los controles de Max Martin, entonces un joven productor y compositor sueco que se forjó en el glam-metal, pero que terminó mostrando un talento inusitado para las melodías de pop bailable, ámbito en el que su país ha mostrado una especie de aptitud natural desde los tiempos de ABBA.

 

 

Apadrinado por Denniz Pop, al primer álbum de Spears llegó después de trabajar para sus compatriotas de Ace of Base (en el disco The bridge, 1995) y, sobre todo, en los dos primeros álbumes de Backstreet Boys, su debut homónimo de 1996 (un éxito en Europa antes que en EU del que terminaron vendiéndose ocho millones de unidades) y de Millenium (1999).

De su puño y letra y de su mentalidad como productor surgieron éxitos comerciales de la época como Everybody (Backstreet's back) o I want it that way, también de ...Baby one more time, el tema titular del disco de marras, que descartaron previamente tanto BSB como el trío de r&b TLC.

"No va a haber otra Madonna", le espetaban paralelamente a una jovencísima Spears cuando a sus 16 años, tras pasar siete como estrella infantil de The Mickey Mouse Club, llamaba a las puertas de las discográficas unos meses antes.

 

 

Así fue hasta que un ejecutivo de Jive Records tuvo el ojo de ficharla y reunirla con Max Martin, un productor necesariamente extranjero para una adolescente con todo por probar, en un momento en el que el pop y la industria que lo manufacturaba había perdido el contacto con sus potenciales oyentes más jóvenes, especialmente con ellas.

El genio sueco terminó ofreciéndole ...Baby one more time, que lanzada como sencillo el 23 de octubre de 1998 se convirtió en una de las más vendidas de toda la historia, merced a sus 10 millones de unidades despachadas.

 

 

Como curiosidad, cabe señalar que los puntos suspensivos fueron una manera de atenuar el énfasis en el verbo hit por su significado (literalmente, golpear), aunque el uso de esta palabra, que tiene muchas otras acepciones (entre ellas, alguna sexual y, la más probable, la de telefonear), fuera un error de traducción de Martin.

La connotación sadomasoquista del estribillo (buscada o no) unida a un videoclip icónico para el que la propia protagonista decidió presentarse como una Lolita uniformada de instituto, con trenzas, el estómago al aire y cantando sobre un tema sentimental de sencilla identificación para adolescentes (y adultos), ayudaron a propulsar la canción. 

Manufacturada desde los controles del estudio Cheiron de Estocolmo, destacaba por la cantidad de frases melódicas y arreglos que atrapan la atención del público, como los célebres "oh Bay-bay bay-bay" o los "mow-wowww", presentes ya en la maqueta grabada con la voz del propio Martin.

Parte de su modernidad radicaba además en su toque más urbano y r&b, atribuida al otro coproductor sueco de ...Baby one more time, Rami Yacoub, quien además fomentó en aquella época la nasalidad de sus intérpretes, una cualidad natural de Spears.

Britney Spears se retira de la música por tiempo indefinido. Esta es la razón

Aquella triunfante asociación no habría ido más allá si no hubiese habido otras canciones que respaldasen el resto del álbum, un compendio de baladas hiperedulcoradas de sello estadounidense (lo peor del mismo) y más temas rítmicos de base sueca, a destacar (You drive me) Crazy o Born to make you happy.

Editado en formato de vinilo por primera vez en las últimas semanas, la edición original del disco ...Baby one more time despachó más de 25 millones de copias en todo el mundo, lo que lo convierte en uno de los más vendidos de la historia, más preciado si cabe ahora que la apodada Princesa del pop ha anunciado su retiro temporal de la música para cuidar de su padre.

 

 


Local

Museo de la Muñeca registra cientos de visitas

Durante el presente período vacacional, el Museo de la Muñeca Artesanal de Amealco de Bonfil, registra poco más de mil visitas diarias

Local

Prolifera ambulantaje en Palmillas

Comerciantes establecidos de la zona de Palmillas externaron molestia por la presencia de vendedores ambulantes

Local

Comunidades se reúnen para limpiar

Los días en los que se llevan a cabo las labores de limpieza, por lo regular son domingos, en donde se aprovecha para tener un espacio de convivencia entre las familias

Finanzas

El Mundo del Alquiler

La Mirada de Miriam Martínez

Mundo

Ola de atentados en Sri Lanka deja más de 200 muertos; hay siete detenidos

Seis detonaciones ocurrieron en tres iglesias y tres hoteles de cinco estrellas de Sri Lanka, mientras más tarde se reportó otra explosión cerca del Zoológico Nacional

Local

Promueven lectura en Centro Cultural de Tequisquiapan

El taller "De cero a cuentero", fue impartido por la Biblioteca Itinerante Tropa de Libros, en el Centro Cultural Gloria Michaus Fernández de Tequisquiapan

Círculos

Artesanos locales están en el Diezmo

Durante estos días de vacaciones, artesanos muestran y venden diversidad de productos y artículos realizados por ellos mismos, tanto dentro del edificio del Portal del Diezmo

Policiaca

Fuga de gas causa fuerte movilización

Presuntos huachicoleros perforaron un ducto en las inmediaciones de la comunidad de Santa Bárbara La Cueva

Círculos

Agrupación de fieles celebran 330 años

Se trata de la Asociación del Santo Entierro de Cristo, que este día celebra la fiesta de la resurrección de Nuestro Señor Jesucristo