/ miércoles 12 de junio de 2024

Sanjuanenses recibieron las reliquias de Fray Sebastián de Aparicio

Durante dos días estuvieron presentes en el Templo de El Beaterio en el centro de la ciudad

Las reliquias de Fray Sebastián de Aparicio estuvieron presentes en el municipio de San Juan del Río, hecho por el cual se llevó a cabo una Misa Solemne en el Templo de El Beaterio el cual se ubica en el centro de la ciudad.

El párroco de la iglesia de Santo Domingo, Héctor Alvarado Reséndiz compartió que estas reliquias llegaron el pasado lunes, motivo por el cual se recibieron en medio de una ceremonia religiosa, pues este martes por la tarde-noche se celebró una Misa Solemne ante tal acontecimiento.

Explicó que para la iglesia católica es muy significativo, dado que Fray desembarcó en la Antigua Veracruz y se dirigió a la ciudad de Puebla, en donde se daba seguridad a los españoles que quisieran residir en ella, por lo que este lugar atrajo a Sebastián y lo indujeron a labor de la labranza.

“En resumen, Sebastián, fue agricultor, ganadero, ingeniero, constructor, transportista de carga y pasajeros, un gran maestro para todos los que lo rodeaban y desde luego, un maravilloso benefactor”.

Narró que cuando Fray Sebastián tenía 71 años de edad, ingresó en el convento de San Francisco de México, donde tomó el hábito y profesó a los 73 años de edad, el 13 de junio de 1575. En el convento de Las Llagas de Nuestro Seráfico Padre San Francisco de Puebla de los Ángeles le encargaron un oficio por lo demás penoso y duro, tomando en cuenta su avanzada edad, el de limosnero.

“Recorría Puebla en busca de alimentos y demás provisiones que serían el sustento de más de 100 religiosos que moraban en ese convento, por lo que después de 24 años, oyó la voz de Dios que lo invitaba a descansar en su reino, el 20 de febrero de 1600 fue atacado por fuertes dolores de una hernia que por muchos años lo había martirizado y cinco días después pidió a sus hermanos religiosos que rezaran el credo y cuando decían, Creo en la resurrección de los muertos y la vida eterna, se quedó dormido”.

➡️Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

De esta manera es como explicó que en San Juan del Río estuvieron por un par de días las reliquias del franciscano beatificado por su labor misionera en la Nueva España, pues tras su fallecimiento a los 98 años de edad, dijo que posteriormente fue nombrado santo y fue el Papa Pío VI quien certificara su beatificación el 17 de mayo de 1789.

Las reliquias de Fray Sebastián de Aparicio estuvieron presentes en el municipio de San Juan del Río, hecho por el cual se llevó a cabo una Misa Solemne en el Templo de El Beaterio el cual se ubica en el centro de la ciudad.

El párroco de la iglesia de Santo Domingo, Héctor Alvarado Reséndiz compartió que estas reliquias llegaron el pasado lunes, motivo por el cual se recibieron en medio de una ceremonia religiosa, pues este martes por la tarde-noche se celebró una Misa Solemne ante tal acontecimiento.

Explicó que para la iglesia católica es muy significativo, dado que Fray desembarcó en la Antigua Veracruz y se dirigió a la ciudad de Puebla, en donde se daba seguridad a los españoles que quisieran residir en ella, por lo que este lugar atrajo a Sebastián y lo indujeron a labor de la labranza.

“En resumen, Sebastián, fue agricultor, ganadero, ingeniero, constructor, transportista de carga y pasajeros, un gran maestro para todos los que lo rodeaban y desde luego, un maravilloso benefactor”.

Narró que cuando Fray Sebastián tenía 71 años de edad, ingresó en el convento de San Francisco de México, donde tomó el hábito y profesó a los 73 años de edad, el 13 de junio de 1575. En el convento de Las Llagas de Nuestro Seráfico Padre San Francisco de Puebla de los Ángeles le encargaron un oficio por lo demás penoso y duro, tomando en cuenta su avanzada edad, el de limosnero.

“Recorría Puebla en busca de alimentos y demás provisiones que serían el sustento de más de 100 religiosos que moraban en ese convento, por lo que después de 24 años, oyó la voz de Dios que lo invitaba a descansar en su reino, el 20 de febrero de 1600 fue atacado por fuertes dolores de una hernia que por muchos años lo había martirizado y cinco días después pidió a sus hermanos religiosos que rezaran el credo y cuando decían, Creo en la resurrección de los muertos y la vida eterna, se quedó dormido”.

➡️Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

De esta manera es como explicó que en San Juan del Río estuvieron por un par de días las reliquias del franciscano beatificado por su labor misionera en la Nueva España, pues tras su fallecimiento a los 98 años de edad, dijo que posteriormente fue nombrado santo y fue el Papa Pío VI quien certificara su beatificación el 17 de mayo de 1789.

Local

Kuri dialogará con Sheinbaum y Obrador sobre tren Méx-Qro

Gobernador dijo que estarán hablando sobre diferentes temáticas en la visita a Querétaro

Deportes

Medallista Antonio Tejeda, trabaja por ser el número uno en el parkour

Enfocarse en el deporte ha sido un camino complicado, que le ha requerido de un gran esfuerzo, de sobreponerse de golpes y lesiones

Turismo

Hacienda San Clemente, un lugar histórico

En su época, este lugar fue uno de los más importantes de Pedro Escobedo debido a las tierras que poseía

Policiaca

Muere motociclista en choque en Tequisquiapan

Tras chocar con una camioneta, el de la ligera unidad quedó tendido en el suelo

Local

Gobierno estatal apoyará a deudos de familia fallecida en Amealco 

Se trata de un apoyo integral que primero tiene que ver los gastos funerarios así como los procedimientos legales

Finanzas

Costos de seguros al alza por asaltos: Amotac

Incremento ha sido particularmente grave para los transportistas del sector turismo