/ lunes 21 de diciembre de 2020

México llega a Consejo de Seguridad de ONU con menos presupuesto

Gobierno recortará más de 300 millones de pesos a los recursos de la Dirección General de la ONU en la SRE

El Gobierno federal quitará más de 300 millones de pesos al presupuesto de la Dirección General para la ONU, que depende de la Secretaría de Relaciones Exteriores, justo cuando México volverá a ocupar, por quinta ocasión, un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas. Este Consejo es el máximo órgano de la institución internacional con autoridad para tomar decisiones vinculantes en materia de paz y seguridad.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2021, aprobado por la Cámara de Diputados el mes pasado, la dependencia que encabeza Marcelo Ebrard contará con mil 176 millones 265 mil 141 pesos para la oficina encargada de la relación con la ONU, esto es, 382 millones 48 mil pesos menos a lo destinado este año.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

A consideración de expertos como Javier Urbano, internacionalista de la Universidad Iberoamericana (Ibero), esta reducción en el gasto podría afectar el desempeño del país en el Consejo de Seguridad, lugar que ocupará para el bienio 2021-2022.

“Sin duda las disputas políticas y burocráticas en un equipo de gobierno heterogéneo como el de Andrés Manuel López Obrador, así como la escasez de recursos y disfuncionalidad administrativa por medidas de austeridad, acotarán y complicarán la actividad de México en el Consejo de Seguridad”, afirmó el especialista.

Juan Ramón de la Fuente, representante de México ante Naciones Unidas, explicó en febrero, en la sede del organismo en Nueva York, que nuestro país buscará una reforma al Consejo de Seguridad, principalmente de sus mecanismos de participación y votación. Actualmente, el organismo está compuesto por 15 países donde sólo cinco de ellos –China, Francia, Rusia, Estados Unidos y Reino Unido– son miembros permanentes. La propuesta mexicana supone aumentar el número de naciones con un asiento permanente, así como la restricción del uso del veto por parte de estos países en las resoluciones, una petición añeja de parte de varios países adheridos a Naciones Unidas.

Sin embargo, de acuerdo con Urbano, más allá de la intención mexicana por lograr un Consejo de Seguridad moderno y equitativo, el panorama internacional al que se enfrentará se perfila como uno de los más turbulentos desde el fin de la Guerra Fría. Primero, porque los saldos de la emergencia sanitaria por el Covid-19 y del hundimiento de la economía mundial en pobreza, desigualdad, desempleo, hambre, desplazamiento, malestar social e inestabilidad política se sentirán con fuerza en todos los rincones del orbe y muy especialmente en América Latina y el Caribe. Y segundo, por sus consecuencias geopolíticas en la escalada de las tensiones y la rivalidad entre Estados Unidos y China.

Disfuncionalidad administrativa complicará la actividad de MéxicoJavier Urbano / Internacionalista de la Universidad Iberoamericana

La competencia mundial por las vacunas, inversiones y recursos para el desarrollo –explicó el experto– se recrudecerá junto con los conflictos internos, la inseguridad, los cierres de fronteras, los controles migratorios y el proteccionismo comercial y financiero.

Además, los gobiernos y líderes políticos estarán ensimismados atendiendo sus respectivas emergencias sanitarias y recesiones económicas, mientras que la precarización de las condiciones sociales en muchos países hará que sus ciudadanos demanden políticas proteccionistas de “sálvense quien pueda”.

“Se avizoran tiempos poco solidarios a pesar de que la coordinación multilateral será más necesaria que nunca ante la incapacidad de los estados para controlar y atender la situación”, indicó Javier Urbano. Para el especialista, la sacudida de la pandemia podría acelerar la erosión del multilateralismo o, por el contrario, servir para el surgimiento de coaliciones en su defensa, en las que México deberá ser líder desde su asiento en el Consejo de Seguridad. “No hay que perder de vista que México ocupará un sitio temporal en un órgano paralizado por la falta de entendimiento entre las grandes potencias y sin haber delineado un proyecto integral de política exterior con objetivos, estrategias e instrumentos claros, pero además con recortes importantes al presupuesto de la Cancillería y de la oficina para la ONU que sin duda afectará su desempeño en el organismo internacional”, concluyó.

La Secretaría de Relaciones Exteriores ha adelantado que además de intentar reformar al Consejo, impulsará el respeto al derecho internacional y de los derechos humanos, en apego a los principios de solución pacífica de los conflictos, la no intervención y la autodeterminación de los pueblos.

México ha ocupado cuatro veces un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad, la primera de ellas fue en 1946, cuando respaldó una resolución para condenar la dictadura de Francisco Franco en España.

El Gobierno federal quitará más de 300 millones de pesos al presupuesto de la Dirección General para la ONU, que depende de la Secretaría de Relaciones Exteriores, justo cuando México volverá a ocupar, por quinta ocasión, un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas. Este Consejo es el máximo órgano de la institución internacional con autoridad para tomar decisiones vinculantes en materia de paz y seguridad.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2021, aprobado por la Cámara de Diputados el mes pasado, la dependencia que encabeza Marcelo Ebrard contará con mil 176 millones 265 mil 141 pesos para la oficina encargada de la relación con la ONU, esto es, 382 millones 48 mil pesos menos a lo destinado este año.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

A consideración de expertos como Javier Urbano, internacionalista de la Universidad Iberoamericana (Ibero), esta reducción en el gasto podría afectar el desempeño del país en el Consejo de Seguridad, lugar que ocupará para el bienio 2021-2022.

“Sin duda las disputas políticas y burocráticas en un equipo de gobierno heterogéneo como el de Andrés Manuel López Obrador, así como la escasez de recursos y disfuncionalidad administrativa por medidas de austeridad, acotarán y complicarán la actividad de México en el Consejo de Seguridad”, afirmó el especialista.

Juan Ramón de la Fuente, representante de México ante Naciones Unidas, explicó en febrero, en la sede del organismo en Nueva York, que nuestro país buscará una reforma al Consejo de Seguridad, principalmente de sus mecanismos de participación y votación. Actualmente, el organismo está compuesto por 15 países donde sólo cinco de ellos –China, Francia, Rusia, Estados Unidos y Reino Unido– son miembros permanentes. La propuesta mexicana supone aumentar el número de naciones con un asiento permanente, así como la restricción del uso del veto por parte de estos países en las resoluciones, una petición añeja de parte de varios países adheridos a Naciones Unidas.

Sin embargo, de acuerdo con Urbano, más allá de la intención mexicana por lograr un Consejo de Seguridad moderno y equitativo, el panorama internacional al que se enfrentará se perfila como uno de los más turbulentos desde el fin de la Guerra Fría. Primero, porque los saldos de la emergencia sanitaria por el Covid-19 y del hundimiento de la economía mundial en pobreza, desigualdad, desempleo, hambre, desplazamiento, malestar social e inestabilidad política se sentirán con fuerza en todos los rincones del orbe y muy especialmente en América Latina y el Caribe. Y segundo, por sus consecuencias geopolíticas en la escalada de las tensiones y la rivalidad entre Estados Unidos y China.

Disfuncionalidad administrativa complicará la actividad de MéxicoJavier Urbano / Internacionalista de la Universidad Iberoamericana

La competencia mundial por las vacunas, inversiones y recursos para el desarrollo –explicó el experto– se recrudecerá junto con los conflictos internos, la inseguridad, los cierres de fronteras, los controles migratorios y el proteccionismo comercial y financiero.

Además, los gobiernos y líderes políticos estarán ensimismados atendiendo sus respectivas emergencias sanitarias y recesiones económicas, mientras que la precarización de las condiciones sociales en muchos países hará que sus ciudadanos demanden políticas proteccionistas de “sálvense quien pueda”.

“Se avizoran tiempos poco solidarios a pesar de que la coordinación multilateral será más necesaria que nunca ante la incapacidad de los estados para controlar y atender la situación”, indicó Javier Urbano. Para el especialista, la sacudida de la pandemia podría acelerar la erosión del multilateralismo o, por el contrario, servir para el surgimiento de coaliciones en su defensa, en las que México deberá ser líder desde su asiento en el Consejo de Seguridad. “No hay que perder de vista que México ocupará un sitio temporal en un órgano paralizado por la falta de entendimiento entre las grandes potencias y sin haber delineado un proyecto integral de política exterior con objetivos, estrategias e instrumentos claros, pero además con recortes importantes al presupuesto de la Cancillería y de la oficina para la ONU que sin duda afectará su desempeño en el organismo internacional”, concluyó.

La Secretaría de Relaciones Exteriores ha adelantado que además de intentar reformar al Consejo, impulsará el respeto al derecho internacional y de los derechos humanos, en apego a los principios de solución pacífica de los conflictos, la no intervención y la autodeterminación de los pueblos.

México ha ocupado cuatro veces un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad, la primera de ellas fue en 1946, cuando respaldó una resolución para condenar la dictadura de Francisco Franco en España.

Local

Guadalupe Piña asume presidencia interina de Pedro Escobedo

Amarildo Bárcenas solicitó licencia a su cargo para buscar su reelección

Local

Reconocen programas de estudio de la facultad de Ingeniería de SJR

Entre las carreras que recibieron este reconocimiento fueron Ingeniería Electromecánica, Ingeniería Civil e Ingeniería en Automatización

Local

Entregan una mezcladora a ganaderos de Tequisquiapan

Alejandro Ugalde informó que éste es parte del recurso que originalmente se entregaba por parte del Gobernador Francisco Domínguez para la Feria Internacional Ganadera del 2020

Cultura

Sylvia Piña asume titularidad de la Secretaría de Cultura de Querétaro

Paulina Aguado Romero dejó el cargo al figurar como candidata del PAN para ser diputada federal por la vía plurinominal

Mundo

Investigación del origen del coronavirus se presentará con total transparencia: Tedros Adhanom

En enero, la OMS envió a un equipo de especialistas a Wuhan, en el centro de China, donde se detectó el primer caso de coronavirus a finales de diciembre de 2019

Mundo

Fiscal pide archivar investigación contra expresidente Uribe en Colombia

"Gracias a Dios por este paso positivo. Gracias a tantas personas por sus oraciones y solidaridad", reaccionó Uribe en Twitter

Política

SPC descarta daño patrimonial por 63 mdp atribuido por la ASF

El comisionado del Servicio de Protección Federal exigió una aclaración pública de la ASF

Sociedad

Felicitas Martínez | La doble carga para las mujeres sigue

La pandemia es un desastre para la región de la montaña de Guerrero. "Todos los pueblos bajábamos a vender a las cabeceras municipales y todo eso no se puede vender"

Sociedad

Wendy Figueroa | Violencia en casa, sin respuesta oficial

La pandemia encendió las alarmas de violencia familiar; en 2020, la Red Nacional de Refugios atendió a más de 40 mil mujeres y niñas y las llamadas de auxilio crecieron 39%