/ domingo 22 de septiembre de 2019

Argentina y China concluirán nueva planta solar en provincia de Salta

Tiene capacidad para abastecer a unas 300 mil familias, lo que la convierte en el segundo parque solar más grande de Argentina

CAFAYATE, Argentina. Una planta fotovoltaica con tecnología y equipos provenientes de China está próxima a concluirse en la localidad argentina de Cafayate, en la provincia de Salta (noroeste), con capacidad para abastecer a unas 300.000 familias.

Aunque la planta está en funcionamiento desde junio pasado, su terminación completa está programada para fines de este año, convirtiéndose así en el segundo parque solar más grande de Argentina, después del de Cauchari, en la provincia de Jujuy (noroeste), el más grande de Sudamérica.

El parque solar Cafayate, ubicado a unos 1.400 kilómetros de Buenos Aires, es un proyecto dirigido por la empresa china POWERCHINA Ltd. que busca, dentro de su enfoque social, aportar al suministro eléctrico de familias del noroeste argentino que tuvieran un escaso servicio debido a las condiciones geográficas de la región.

Además, tiene como otro de sus objetivos servir de soporte a otras centrales eléctricas para favorecer la actividad industrial en la zona. Con al menos 290.000 paneles solares distribuidos en 180 hectáreas, el parque solar Cafayate tendrá una capacidad de generación de 100 megavatios (MW), potencialmente dirigidos al uso doméstico, favoreciendo así a unos 300.000 hogares, o compartiendo esta potencia con el sector productivo regional.

Durante un recorrido de Xinhua por las instalaciones, el superintendente de Medioambiente de POWERCHINA, Sebastián Lozano, dijo que la tecnología proveniente de China es "tecnología de vanguardia". Destacó que esta, además de contribuir con un mayor abastecimiento eléctrico, afianza los proyectos de desarrollo de energías renovables en el país sudamericano.

"La mayor parte de la producción energética está dada a través de centrales hidroeléctricas, y esas centrales, para este lado del noroeste argentino, están muy retiradas porque hay muy pocos cauces de agua que den ese aprovechamiento hidroeléctrico", comentó Lozano.

"Entonces traer la energía de lugares tan alejados es muy difícil, muy costoso y lógicamente genera esa deficiencia de abastecimiento energético", agregó. El superintendente destacó que uno de los beneficios del proyecto es que "se trata de una producción y generación de energía eléctrica muy limpia".

"En primera instancia, porque se requiere de muy poca intervención para la generación como (requieren) las termoeléctricas e hidroeléctricas. Además el mantenimiento que requiere es muy sencillo", explicó. Por su parte, el responsable del proyecto, Eduardo Dequi, dijo que los paneles de uno por dos metros de largo operarán mínimo 10 horas diarias para aprovechar la luz solar, mientras que todo el parque tendrá un período de vida útil de entre 25 y 30 años.

Dequi acotó que la tecnología china está más presente en el área de los inversores y transformadores, dado que los paneles reciben la corriente continua que brinda la radiación ultravioleta para transportarla y luego convertirla en corriente alterna.

La construcción del parque solar se inició en septiembre del 2018, y actualmente se encuentra en su última fase, en la que se prevé una entrega definitiva del proyecto hacia fines de este 2019. La obra ha generado un total de 3.000 empleos y se espera que una vez concluido el proyecto participen en este una veintena de personas, principalmente técnicos y profesionales del sector.

China también participa en la construcción de otras plantas de energías limpias en Argentina, como la planta fotovoltaica Cauchari y cuatro parques eólicos en el sudeste patagónico, específicamente en la provincia de Chubut (sur).

A través de la Ley 27191, Argentina se ha planteado el objetivo de que el 8 por ciento de la provisión de energía nacional tenga como origen fuentes renovables y limpias, propósito al que ha contribuido POWERCHINA Ltd.

Lozano se dijo convencido de que "el futuro de la producción de energía se está desarrollando en el aprovechamiento de los recursos naturales con la menor contaminación posible". "En este caso, la eólica en un punto y la solar en otro punto, son las dos principales fuentes de aprovechamiento que nos pueden llevar a cumplir este objetivo", concluyó.

CAFAYATE, Argentina. Una planta fotovoltaica con tecnología y equipos provenientes de China está próxima a concluirse en la localidad argentina de Cafayate, en la provincia de Salta (noroeste), con capacidad para abastecer a unas 300.000 familias.

Aunque la planta está en funcionamiento desde junio pasado, su terminación completa está programada para fines de este año, convirtiéndose así en el segundo parque solar más grande de Argentina, después del de Cauchari, en la provincia de Jujuy (noroeste), el más grande de Sudamérica.

El parque solar Cafayate, ubicado a unos 1.400 kilómetros de Buenos Aires, es un proyecto dirigido por la empresa china POWERCHINA Ltd. que busca, dentro de su enfoque social, aportar al suministro eléctrico de familias del noroeste argentino que tuvieran un escaso servicio debido a las condiciones geográficas de la región.

Además, tiene como otro de sus objetivos servir de soporte a otras centrales eléctricas para favorecer la actividad industrial en la zona. Con al menos 290.000 paneles solares distribuidos en 180 hectáreas, el parque solar Cafayate tendrá una capacidad de generación de 100 megavatios (MW), potencialmente dirigidos al uso doméstico, favoreciendo así a unos 300.000 hogares, o compartiendo esta potencia con el sector productivo regional.

Durante un recorrido de Xinhua por las instalaciones, el superintendente de Medioambiente de POWERCHINA, Sebastián Lozano, dijo que la tecnología proveniente de China es "tecnología de vanguardia". Destacó que esta, además de contribuir con un mayor abastecimiento eléctrico, afianza los proyectos de desarrollo de energías renovables en el país sudamericano.

"La mayor parte de la producción energética está dada a través de centrales hidroeléctricas, y esas centrales, para este lado del noroeste argentino, están muy retiradas porque hay muy pocos cauces de agua que den ese aprovechamiento hidroeléctrico", comentó Lozano.

"Entonces traer la energía de lugares tan alejados es muy difícil, muy costoso y lógicamente genera esa deficiencia de abastecimiento energético", agregó. El superintendente destacó que uno de los beneficios del proyecto es que "se trata de una producción y generación de energía eléctrica muy limpia".

"En primera instancia, porque se requiere de muy poca intervención para la generación como (requieren) las termoeléctricas e hidroeléctricas. Además el mantenimiento que requiere es muy sencillo", explicó. Por su parte, el responsable del proyecto, Eduardo Dequi, dijo que los paneles de uno por dos metros de largo operarán mínimo 10 horas diarias para aprovechar la luz solar, mientras que todo el parque tendrá un período de vida útil de entre 25 y 30 años.

Dequi acotó que la tecnología china está más presente en el área de los inversores y transformadores, dado que los paneles reciben la corriente continua que brinda la radiación ultravioleta para transportarla y luego convertirla en corriente alterna.

La construcción del parque solar se inició en septiembre del 2018, y actualmente se encuentra en su última fase, en la que se prevé una entrega definitiva del proyecto hacia fines de este 2019. La obra ha generado un total de 3.000 empleos y se espera que una vez concluido el proyecto participen en este una veintena de personas, principalmente técnicos y profesionales del sector.

China también participa en la construcción de otras plantas de energías limpias en Argentina, como la planta fotovoltaica Cauchari y cuatro parques eólicos en el sudeste patagónico, específicamente en la provincia de Chubut (sur).

A través de la Ley 27191, Argentina se ha planteado el objetivo de que el 8 por ciento de la provisión de energía nacional tenga como origen fuentes renovables y limpias, propósito al que ha contribuido POWERCHINA Ltd.

Lozano se dijo convencido de que "el futuro de la producción de energía se está desarrollando en el aprovechamiento de los recursos naturales con la menor contaminación posible". "En este caso, la eólica en un punto y la solar en otro punto, son las dos principales fuentes de aprovechamiento que nos pueden llevar a cumplir este objetivo", concluyó.

Policiaca

Se le partió caja a un tráiler en la carretera

Los hechos ocurrieron en el kilómetro 160 de la carretera 57 con dirección a Querétaro

Policiaca

Atropellan a hombre en el estacionamiento del marcado Juárez

El atropellado trabaja en la zona del estacionamiento del mercado

Policiaca

Muere joven conductor en volcadura

El lamentable hecho sucedió en el kilómetro 10 de la carretera San Juan del Río-Xilitla.

Sociedad

EU va a esclarecer la masacre: Julián LeBarón

El activista resaltó la importancia de esclarecer el crimen como una necesidad para defender la libertad en el futuro

Finanzas

Se desploma el gasto federal en antivirus

Durante este año, la administración destinó 17.7 mdp para comprar estos programas, 64% menos que en 2018

Mundo

Detenidos 103 mil niños migrantes en EU, denuncia ONU

Según la ONU, en 80 países hay 330 mil menores en la misma circunstancia; México tiene a 18 mil detenidos

Finanzas

Aumenta número de desempleados que piden prórroga a Infonavit

La cifra de trabajadores que solicitan aplazar sus pagos al instituto de vivienda repuntó desde el inicio del año

Arte

Evalúan daños al mural de Siqueiros en Ciudad Universitaria

Expertos detectaron que la obra se encuentra estable; sin embargo, la parte baja fue objeto de dos pintas

Celebridades

Joaquín Cosío, más allá de Cochiloco y los villanos

El actor sigue diversificando su carrera, ya sea en una producción como la secuela de Escuadrón suicida o prestando su voz a Klaus, animación de Netflix