/ jueves 12 de noviembre de 2020

Austriacos temen temporada blanca sin esquiadores

El turismo representa uno de cada cuatro empleos en las zonas montañosas de Austria

Como en una burbuja, el suizo Christian Gut, de 60 años, se siente seguro al deslizarse por las pistas austriacas. Pero apenas recién estrenada, la temporada de esquí ya ha sido golpeada por el cierre de un mes, debido principalmente a la segunda ola de la pandemia.

En el Tirol se recuerda el trauma de comienzos de marzo, cuando turistas contagiados de Covid-19 partieron de Ischgl y de las estaciones vecinas, esparciendo el virus por el resto de Europa.

Pero muchos vecinos recuperaron la sonrisa y el aliento cuando las estaciones abrieron en octubre.

En Austria el esquí se lleva en los genes, es vital, también para la economía: es un sector que mueve varios miles de millones de euros y el medio de vida de miles de personas. Un empleo de cada cuatro depende del turismo.

Sin embargo, el sector volvió a sufrir un duro golpe, cuando a finales de octubre el gobierno impuso el cierre de las pistas de esquí para intentar frenar el crecimiento de la pandemia.

Los elevadores trasladaron a los turistas al glaciar Pitztal, en Austria, durante una breve reapertura / Foto: AFP

OBJETIVO 17 DE DICIEMBRE

La estación de Pitztal había sido una de las primeras en abrir este año, con múltiples precauciones.

“Invertimos mucho dinero para permitir a los visitantes disfrutar de la naturaleza y del esquí, protegiendo su salud”, explica a la AFP Anna Griesser, portavoz de una empresa local de teleféricos, unos días antes de la decisión de un confinamiento parcial.

En ese momento Pitzal había recibido ya visitantes austriacos, suizos, alemanes, checos e italianos, en un número más modesto al habitual.

Las filas de espera garantizaban la distancia social, la mascarilla era obligatoria en los remontes mecánicos, se redujo el número de pasajeros en el tren que lleva del valle al glaciar.

Todo se había organizado para contener la propagación del virus.

Luego llegó la orden del gobierno austriaco de cerrar las estaciones durante un mes. Numerosas empresas del sector sólo podrán sobrevivir con las ayudas de las autoridades, señala Michaela Reitterer, presidenta de la Federación Hotelera de Austria, que no esconde su preocupación.

Y si la temporada no se reanuda, el Producto Interior Bruto (PIB) austriaco perderá hasta 1.5 puntos porcentuales, advierte Christoph Badelt, responsable del Instituto Austriaco de Investigación Económica. Las estaciones no han dicho su última palabra y cuentan con reanudar su actividad en diciembre, a pesar de la inquietante curva de rebrote.

Incluso, en la estación de Ischgl, donde las autoridades fueron incapaces de contener varios focos de Covid-19, intentan mantener la moral.

Se acabaron las exuberantes veladas que se organizaban después de las sesiones de esquí, a pie de pista, que contribuyeron a la propagación del virus.

Esta ciudad de mil 600 habitantes, descendientes de familias alpinas curtidas en la necesidad, tiene los hoteles de cinco estrellas vacíos.

Esos hoteles podían albergar hasta 10 mil turistas por día.

“Claro que no es fácil, pero no estamos sorprendidos por este nuevo confinamiento”, señala Andreas Steibl, responsable de la Oficina de Turismo local.

“Estamos convencidos de que el número de casos va a caer de aquí a mediados de diciembre. Luego podemos reanudar con total seguridad”, añade.

Para su reapertura, Ischgl contará con medidas de atención para volver a seducir al visitante: protecciones faciales gratuitas, aplicaciones que hacen las filas de espera más cortas, centro de test con todo el personal necesario y un laboratorio que garantiza resultados en 24 horas.

Muestras de agua serán tomadas de la red para detectar eventuales brotes.

La esperanza de las empresas es que haya otra reapertura antes de diciembre / Foto: AFP

A PUERTA CERRADA

Las pruebas de la Copa del Mundo de esquí alpino, organizadas en Suiza en el invierno europeo 2020/2021, entre ellas las finales en Lenzerheide, se disputarán a puerta cerrada, anunció la Federación suiza de esquí.

“Después de un profundo análisis de la situación relativa al Covid-19 y del acuerdo con Swiss-Ski, los organizadores suizos de las pruebas de la Copa del Mundo de esquí alpino 2020-2021 decidieron que sus competiciones se disputen en principio sin público este invierno”, señaló el comunicado de Swiss-Ski. Suiza organizará las finales de la Copa del Mundo en Lenzerheide del 17 al 21 de marzo de 2021.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Como en una burbuja, el suizo Christian Gut, de 60 años, se siente seguro al deslizarse por las pistas austriacas. Pero apenas recién estrenada, la temporada de esquí ya ha sido golpeada por el cierre de un mes, debido principalmente a la segunda ola de la pandemia.

En el Tirol se recuerda el trauma de comienzos de marzo, cuando turistas contagiados de Covid-19 partieron de Ischgl y de las estaciones vecinas, esparciendo el virus por el resto de Europa.

Pero muchos vecinos recuperaron la sonrisa y el aliento cuando las estaciones abrieron en octubre.

En Austria el esquí se lleva en los genes, es vital, también para la economía: es un sector que mueve varios miles de millones de euros y el medio de vida de miles de personas. Un empleo de cada cuatro depende del turismo.

Sin embargo, el sector volvió a sufrir un duro golpe, cuando a finales de octubre el gobierno impuso el cierre de las pistas de esquí para intentar frenar el crecimiento de la pandemia.

Los elevadores trasladaron a los turistas al glaciar Pitztal, en Austria, durante una breve reapertura / Foto: AFP

OBJETIVO 17 DE DICIEMBRE

La estación de Pitztal había sido una de las primeras en abrir este año, con múltiples precauciones.

“Invertimos mucho dinero para permitir a los visitantes disfrutar de la naturaleza y del esquí, protegiendo su salud”, explica a la AFP Anna Griesser, portavoz de una empresa local de teleféricos, unos días antes de la decisión de un confinamiento parcial.

En ese momento Pitzal había recibido ya visitantes austriacos, suizos, alemanes, checos e italianos, en un número más modesto al habitual.

Las filas de espera garantizaban la distancia social, la mascarilla era obligatoria en los remontes mecánicos, se redujo el número de pasajeros en el tren que lleva del valle al glaciar.

Todo se había organizado para contener la propagación del virus.

Luego llegó la orden del gobierno austriaco de cerrar las estaciones durante un mes. Numerosas empresas del sector sólo podrán sobrevivir con las ayudas de las autoridades, señala Michaela Reitterer, presidenta de la Federación Hotelera de Austria, que no esconde su preocupación.

Y si la temporada no se reanuda, el Producto Interior Bruto (PIB) austriaco perderá hasta 1.5 puntos porcentuales, advierte Christoph Badelt, responsable del Instituto Austriaco de Investigación Económica. Las estaciones no han dicho su última palabra y cuentan con reanudar su actividad en diciembre, a pesar de la inquietante curva de rebrote.

Incluso, en la estación de Ischgl, donde las autoridades fueron incapaces de contener varios focos de Covid-19, intentan mantener la moral.

Se acabaron las exuberantes veladas que se organizaban después de las sesiones de esquí, a pie de pista, que contribuyeron a la propagación del virus.

Esta ciudad de mil 600 habitantes, descendientes de familias alpinas curtidas en la necesidad, tiene los hoteles de cinco estrellas vacíos.

Esos hoteles podían albergar hasta 10 mil turistas por día.

“Claro que no es fácil, pero no estamos sorprendidos por este nuevo confinamiento”, señala Andreas Steibl, responsable de la Oficina de Turismo local.

“Estamos convencidos de que el número de casos va a caer de aquí a mediados de diciembre. Luego podemos reanudar con total seguridad”, añade.

Para su reapertura, Ischgl contará con medidas de atención para volver a seducir al visitante: protecciones faciales gratuitas, aplicaciones que hacen las filas de espera más cortas, centro de test con todo el personal necesario y un laboratorio que garantiza resultados en 24 horas.

Muestras de agua serán tomadas de la red para detectar eventuales brotes.

La esperanza de las empresas es que haya otra reapertura antes de diciembre / Foto: AFP

A PUERTA CERRADA

Las pruebas de la Copa del Mundo de esquí alpino, organizadas en Suiza en el invierno europeo 2020/2021, entre ellas las finales en Lenzerheide, se disputarán a puerta cerrada, anunció la Federación suiza de esquí.

“Después de un profundo análisis de la situación relativa al Covid-19 y del acuerdo con Swiss-Ski, los organizadores suizos de las pruebas de la Copa del Mundo de esquí alpino 2020-2021 decidieron que sus competiciones se disputen en principio sin público este invierno”, señaló el comunicado de Swiss-Ski. Suiza organizará las finales de la Copa del Mundo en Lenzerheide del 17 al 21 de marzo de 2021.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Policiaca

Vuelca auto después de impactar autos estacionados

El conductor del auto habría perdido el control por el exceso de velocidad, provocando aparatoso percance

Policiaca

Sorprenden a sujeto robando cable de telefonía

Fue detenido cuando se encontraba cortando cables de un poste de madera

Sociedad

Evelyn Salgado actualizará diariamente reporte Covid-19 en Guerrero

La gobernadora exhortó a la población a mantener vigentes las medidas de prevención Covid-19

Ecología

Muere famoso gorila de la República Democrática del Congo

"El gorila solitario Mugaruka, de casi 35 años, murió de diarrea sanguinolenta. Su cuerpo fue hallado por guardias en una plantación de té junto a su hábitat natural"

Policiaca

Vuelca camioneta cargada con Borregos

El chofer perdió el control, el percance tuvo lugar en el kilómetro 14, de la carretera San Juan del Río - Xilitla

Finanzas

Toyota invertirá 3 mil 400 mdd en baterías de automóviles en EU

La inversión de 10 años forma parte de un proyecto anunciado el mes pasado por la firma japonesa

Teatro

El #MeToo llega al mundo del teatro en Francia

Firmada por más de 1.500 personas, entre ellas la actriz Adele Haenel, convertida en un símbolo después de haber denunciado en 2019 haber sido agredida sexualmente por un director de cine

Ecología

El cambio climático castiga doblemente a Oriente Medio

Con temperaturas extremas y el declive de una economía basada en el petróleo a medida que el mundo recurre a las energías renovables, subrayan los expertos