/ jueves 5 de septiembre de 2019

No hay nada que celebrar en el Día del Amazonas; el pulmón del mundo está herido

La fecha se ha visto empañada en este año por el aumento de los incendios en la región

Brasil celebra este jueves el Día del Amazonas, sin embargo, parece que no hay nada que celebrar pues este año la fecha se ha visto empañada por el aumento de los incendios en la región, su creciente deforestación y la retórica "antiambiental" de su presidente, Jair Bolsonaro.

Como cada año, el calendario recuerda el momento en la que el emperador Don Pedro II decretó la creación del estado de Amazonas, una fecha que en 2007 fue institucionalizada como el Día del Amazonas por el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

Brasil

La conmemoración de este 5 de septiembre coincide esta vez con una crisis medioambiental de dimensiones internacionales desatada en Brasil tras el avance del fuego en esta región que atesora casi el 20 % de las reservas de agua dulce del planeta y es el refugio de unas 30 mil especies vegetales y animales.

El mayor bosque tropical del mundo se ha visto amenazado por los incendios, una catástrofe ambiental que se repite todos los años por esta época de sequía, aunque no con tanta intensidad como en esta ocasión, según recuerdan los especialistas.

El Amazonas registró en agosto 30 mil 901 focos de incendio, cifra que prácticamente triplica la del mismo mes del año pasado, según divulgó recientemente el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE).

A pesar de la lenta respuesta del Gobierno, el combate al fuego por parte de las autoridades y la mejora de las condiciones meteorológicas, con la llegada de lluvias, han permitido una reducción de los focos de incendio en algunas regiones del estado de Amazonas, según confirmó a Efe el coronel Reinaldo Silva, del 54 Batallón de Infantería de Selva del Ejército.


El batallón comenzó la víspera las operaciones en Apuí, una remota localidad situada en el interior del Amazonas y el quinto municipio de Brasil más afectado por los incendios en lo que va de año con 2 mil 32 focos, un número en un 145 % superior al del mismo período de 2018 (829).

Los militares y miembros de las brigadas contra incendios partieron a primera hora de este jueves desde este aislado municipio para iniciar una nueva misión en el combate a las llamas.

No obstante, tras desplazarse por algunos cientos de kilómetros en caminos de tierra no fue localizado ningún incendio, ya que las intensas lluvias registradas en las últimas horas en esta región han contribuido para sofocar una parte de las llamas, según pudo constatar Efe.

"Permaneceremos atentos para atender cualquier necesidad en todo el sur del Amazonas", explicó el coronel en una conversación telefónica con Efe.

La participación de las Fuerzas Armadas en el combate a los incendios en el Amazonas fue ordenada por Bolsonaro el pasado 30 de agosto, luego de que el significativo salto del número de focos de fuego generara una alerta mundial.

Foto: AFP

Las imágenes de la selva amazónica en llamas recorrieron el planeta y aumentaron la presión internacional sobre Bolsonaro, quien se ha mostrado partidario de flexibilizar la fiscalización en las áreas protegidas, de explotar el Amazonas y legalizar la minería en las reservas indígenas.

Los incendios desataron tensiones entre Bolsonaro y el presidente francés, Emmanuel Macron, quien acusó al líder brasileño de "mentir" en relación a su compromiso con el cuidado del medioambiente, lo que le llevó a retirar su apoyo al acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).

Foto: Reuters


El Gobierno intenta revertir ahora los daños causados a su imagen tras convertirse en el centro de una crisis medioambiental y este jueves lanzó una campaña internacional, coincidiendo con el Día de la Amazonía, para subrayar el papel de Brasil en la preservación de esta región y hacer, nuevamente, una clara defensa de su "soberanía".

La selva amazónica brasileña cuenta con 4,2 millones de kilómetros cuadrados -prácticamente el tamaño de todos los países que integran la Unión Europea- y ocupa la mitad del territorio del país suramericano.

La Amazonía -que abarca nueve estados brasileños- es una región virtualmente despoblada, pero aún así en ella viven 34 millones de personas, de las cuales 60 % están concentradas en polos urbanos, como la ciudad brasileña de Manaos, que tiene dos millones de habitantes.

Brasil celebra este jueves el Día del Amazonas, sin embargo, parece que no hay nada que celebrar pues este año la fecha se ha visto empañada por el aumento de los incendios en la región, su creciente deforestación y la retórica "antiambiental" de su presidente, Jair Bolsonaro.

Como cada año, el calendario recuerda el momento en la que el emperador Don Pedro II decretó la creación del estado de Amazonas, una fecha que en 2007 fue institucionalizada como el Día del Amazonas por el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

Brasil

La conmemoración de este 5 de septiembre coincide esta vez con una crisis medioambiental de dimensiones internacionales desatada en Brasil tras el avance del fuego en esta región que atesora casi el 20 % de las reservas de agua dulce del planeta y es el refugio de unas 30 mil especies vegetales y animales.

El mayor bosque tropical del mundo se ha visto amenazado por los incendios, una catástrofe ambiental que se repite todos los años por esta época de sequía, aunque no con tanta intensidad como en esta ocasión, según recuerdan los especialistas.

El Amazonas registró en agosto 30 mil 901 focos de incendio, cifra que prácticamente triplica la del mismo mes del año pasado, según divulgó recientemente el estatal Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE).

A pesar de la lenta respuesta del Gobierno, el combate al fuego por parte de las autoridades y la mejora de las condiciones meteorológicas, con la llegada de lluvias, han permitido una reducción de los focos de incendio en algunas regiones del estado de Amazonas, según confirmó a Efe el coronel Reinaldo Silva, del 54 Batallón de Infantería de Selva del Ejército.


El batallón comenzó la víspera las operaciones en Apuí, una remota localidad situada en el interior del Amazonas y el quinto municipio de Brasil más afectado por los incendios en lo que va de año con 2 mil 32 focos, un número en un 145 % superior al del mismo período de 2018 (829).

Los militares y miembros de las brigadas contra incendios partieron a primera hora de este jueves desde este aislado municipio para iniciar una nueva misión en el combate a las llamas.

No obstante, tras desplazarse por algunos cientos de kilómetros en caminos de tierra no fue localizado ningún incendio, ya que las intensas lluvias registradas en las últimas horas en esta región han contribuido para sofocar una parte de las llamas, según pudo constatar Efe.

"Permaneceremos atentos para atender cualquier necesidad en todo el sur del Amazonas", explicó el coronel en una conversación telefónica con Efe.

La participación de las Fuerzas Armadas en el combate a los incendios en el Amazonas fue ordenada por Bolsonaro el pasado 30 de agosto, luego de que el significativo salto del número de focos de fuego generara una alerta mundial.

Foto: AFP

Las imágenes de la selva amazónica en llamas recorrieron el planeta y aumentaron la presión internacional sobre Bolsonaro, quien se ha mostrado partidario de flexibilizar la fiscalización en las áreas protegidas, de explotar el Amazonas y legalizar la minería en las reservas indígenas.

Los incendios desataron tensiones entre Bolsonaro y el presidente francés, Emmanuel Macron, quien acusó al líder brasileño de "mentir" en relación a su compromiso con el cuidado del medioambiente, lo que le llevó a retirar su apoyo al acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).

Foto: Reuters


El Gobierno intenta revertir ahora los daños causados a su imagen tras convertirse en el centro de una crisis medioambiental y este jueves lanzó una campaña internacional, coincidiendo con el Día de la Amazonía, para subrayar el papel de Brasil en la preservación de esta región y hacer, nuevamente, una clara defensa de su "soberanía".

La selva amazónica brasileña cuenta con 4,2 millones de kilómetros cuadrados -prácticamente el tamaño de todos los países que integran la Unión Europea- y ocupa la mitad del territorio del país suramericano.

La Amazonía -que abarca nueve estados brasileños- es una región virtualmente despoblada, pero aún así en ella viven 34 millones de personas, de las cuales 60 % están concentradas en polos urbanos, como la ciudad brasileña de Manaos, que tiene dos millones de habitantes.

Local

Bomberos de Pedro Escobedo mantienen activa su labor

En medio de la pandemia por Covid-19, toman las medidas preventivas necesarias para evitar el contagio

Policiaca

Chocan policías contra camión materialista

Los elementos fuero trasladados a un hospital donde su estado de salud fue reportado como estable

Cultura

Integra SECTUR actividades digitales para la atención de turistas

Se lleva a cabo también, una campaña en redes sociales, denominada “Salvemos al turismo. No canceles tu viaje, cambia de fecha”

OMG!

Muere Martha Avante Barrón, mamá de Los Ángeles Azules

La noticia fue difundida a través de las redes de la agrupación

Salud

L'Oréal México fabricará y donará gel antibacterial para luchar contra Covid-19

Estas acciones forman parte del Programa de Solidaridad de la compañía para Latinoamérica

Policiaca

Choca contra el acceso de un hospital

Automovilista conducía en sentido contrario, fue valorado por personal de la institución tras presentar una crisis emocional

Finanzas

Amplia Volkswagen paro de labores hasta el 30 de abril por pandemia

La armadora dio a conocer que mantendrá el salario íntegro de los trabajadores hasta este periodo

Sociedad

Urge Laura Rojas liberación de recursos para albergues de mujeres

La diputada presidenta alertó del incremento de casos de violencia de género durante el confinamiento por Covid-19

Sociedad

Migrante muerto en Tenosique falleció por asfixia: INM

De acuerdo con el peritaje de la Fiscalía de Tabasco, el guatemalteco falleció debido a asfixia por inhalación de monóxido de carbono