/ jueves 10 de octubre de 2019

Londres y Dublín confían en un acuerdo de Brexit antes del 31 de octubre

El Reino Unido quiere que Irlanda del Norte abandone la unión aduanera, pero Bruselas considera que no existe la tecnología necesaria para romper ese régimen

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, y su colega irlandés, Leo Varadkar, se mostraron hoy convencidos de que existe un "camino hacia un posible acuerdo" sobre el brexit.

"Ambos continúan creyendo que alcanzar un pacto va en favor de los intereses de todos", señala un comunicado conjunto divulgado por Londres y Dublín tras un encuentro entre ambos mandatarios en el norte de Inglaterra.

A pesar de que la Unión Europea ha acogido con frialdad la propuesta de acuerdo que presentó el Reino Unido la semana pasada, los líderes británico e irlandés aseguran que las negociaciones continuarán de forma "intensiva" durante los próximos días.


En la reunión, tras la que no hubo comparecencias ante los medios de comunicación, Johnson y Varadkar prepararon el terreno para la cumbre europea de la próxima semana, vista como una de las últimas oportunidades para cerrar un pacto antes de la fecha límite del 31 de octubre.

Su diálogo se centró en dos de los principales puntos de discrepancia entre ambos lados del canal de la Mancha: el régimen aduanero en el que estará Irlanda del Norte tras el "brexit" y la posibilidad de que la Asamblea norirlandesa tenga poder de veto sobre el mecanismo para evitar una frontera entre las dos irlandas.

El Reino Unido quiere que Irlanda del Norte abandone la unión aduanera comunitaria, pero Bruselas considera que no existe la tecnología necesaria para romper ese régimen sin establecer controles físicos entre las dos irlandas.

Londres considera asimismo que la Asamblea autónoma de Belfast debe poder acabar de manera unilateral con la polémica salvaguarda norirlandesa, algo a lo que la UE también se ha opuesto hasta ahora.


Johnson y Varadkar "mantuvieron una detallada y constructiva" conversación alrededor de esos asuntos, señaló el comunicado conjunto tras la reunión.

Abordaron asimismo el "potencial fortalecimiento de las relaciones bilaterales" entre ambos países.

Ayer, Varadkar había advertido de que existen "grandes dificultades" para acercar las posturas sobre el "brexit" en los próximos días.

"No ha habido ningún cambio en la posición negociadora de la Unión Europea. Nosotros acordamos nuestras líneas maestras en los consejos europeos. Éstas no han cambiado y, ciertamente, no pueden cambiar hasta la reunión de la próxima semana", afirmó.

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, y su colega irlandés, Leo Varadkar, se mostraron hoy convencidos de que existe un "camino hacia un posible acuerdo" sobre el brexit.

"Ambos continúan creyendo que alcanzar un pacto va en favor de los intereses de todos", señala un comunicado conjunto divulgado por Londres y Dublín tras un encuentro entre ambos mandatarios en el norte de Inglaterra.

A pesar de que la Unión Europea ha acogido con frialdad la propuesta de acuerdo que presentó el Reino Unido la semana pasada, los líderes británico e irlandés aseguran que las negociaciones continuarán de forma "intensiva" durante los próximos días.


En la reunión, tras la que no hubo comparecencias ante los medios de comunicación, Johnson y Varadkar prepararon el terreno para la cumbre europea de la próxima semana, vista como una de las últimas oportunidades para cerrar un pacto antes de la fecha límite del 31 de octubre.

Su diálogo se centró en dos de los principales puntos de discrepancia entre ambos lados del canal de la Mancha: el régimen aduanero en el que estará Irlanda del Norte tras el "brexit" y la posibilidad de que la Asamblea norirlandesa tenga poder de veto sobre el mecanismo para evitar una frontera entre las dos irlandas.

El Reino Unido quiere que Irlanda del Norte abandone la unión aduanera comunitaria, pero Bruselas considera que no existe la tecnología necesaria para romper ese régimen sin establecer controles físicos entre las dos irlandas.

Londres considera asimismo que la Asamblea autónoma de Belfast debe poder acabar de manera unilateral con la polémica salvaguarda norirlandesa, algo a lo que la UE también se ha opuesto hasta ahora.


Johnson y Varadkar "mantuvieron una detallada y constructiva" conversación alrededor de esos asuntos, señaló el comunicado conjunto tras la reunión.

Abordaron asimismo el "potencial fortalecimiento de las relaciones bilaterales" entre ambos países.

Ayer, Varadkar había advertido de que existen "grandes dificultades" para acercar las posturas sobre el "brexit" en los próximos días.

"No ha habido ningún cambio en la posición negociadora de la Unión Europea. Nosotros acordamos nuestras líneas maestras en los consejos europeos. Éstas no han cambiado y, ciertamente, no pueden cambiar hasta la reunión de la próxima semana", afirmó.

Local

Convocan a Festival Nacional de la Muñeca

Premio principal será de 44 mil pesos para el artesano que resulte ganador

Local

Exaltan respeto a la comunidad LGBT en la UAQ

Maestros, alumnos y personal administrativo muestran mentalidad abierta

Local

Dos mil negocios participarán en Buen Fin

Para la edición 2019 de El Buen Fin, se espera la participación de más de dos mil negocios

Local

Requieren luz en Valle Dorado

Existe el compromiso de la subdelegada de El Sauz Alto de dar seguimiento a esta necesidad

Local

Funcionarios capacitados por Cedem

En aras de profesionalizar el servicio que los servidores públicos ofrecen a los gobernados

Local

Abogado denuncia agresión

Fue víctima de un presunto acto de represión al ser agredido a golpes por un concertador político que trabaja para el municipio de Pedro Escobedo

Local

Periodo de mirasoles está por terminarse

Habitantes de San Ildefonso argumentaron que esta temporada arribaron cientos de turistas quienes disfrutaron del paisaje

Local

Arrancan Juegos en el Cobaq

En cada una de las regiones en las que se encuentra organizado el Colegio se efectúa una eliminatoria deportiva

Local

Unen fuerzas para mayor presupuesto

Pedirán que no sólo haya apoyo asistencialista, quieren que también se invierta en programas productivos