/ martes 31 de marzo de 2020

Hoteles y particulares ofrecen habitaciones a personal sanitario en Francia

París, Francia | AFP.- "Sentía que representaba un peligro en casa, así que decidí dormir en otro lado". Robin Stengel, padre de dos niños pequeños y enfermero en contacto con ancianos, duerme ahora en una habitación puesta a disposición del personal sanitario que lucha diariamente contra el coronavirus en Francia.

"No me sentía suficientemente protegido en el trabajo y este virus es particularmente agresivo. Tenía que desvestirme y ducharme sin tocar nada en casa, la situación se había vuelto demasiado complicada", explica este enfermero de 28 años que hasta hace dos días, y frente a una escasez en el país, trabajaba sin mascarilla.

Stengel decidió entonces quedarse en un hotel, pagando de su bolsillo, hasta que su hermana le contó que los dueños de una cadena que alquila habitaciones y cabañas rurales de particulares se ofreció a acoger a personal sanitario de forma gratuita.

"Fue algo inesperado. Me había hecho a la idea de gastar 1.000 euros en hoteles para mantener a mi familia fuera de peligro", explica.

Aunque tiene que recorrer 15 kilómetros más a diario y se "perdió el primer cumpleaños" de su hijo, hace tres días, está convencido de que tomó la mejor decisión.

Varios hoteles, pero también particulares, han puesto a disposición del personal sanitario, al borde del agotamiento en plena crisis del coronavirus que ha dejado más de 3.000 muertos en el país, un lugar donde dormir.

- "Ayudar de alguna forma" -

Dominique Gibert, que acogió a Robin Stengel, no dudó un segundo en hacerlo. "Soy médico jubilado, quería ayudar de alguna forma", dice. No tiene miedo al contagio. "Mantengo una distancia suficiente" y "desinfecto las puertas. "Tiene un acceso a la casa y nosotros otro".

En Beauvais, una localidad al norte de París, Dorothée Jouret abrió las puertas de su casa a una enfermera para ahorrarle 30 minutos de trayecto diario.

Un hotel Ibis en la isla francesa de Córcega, ubicado a un kilómetro del hospital de Ajaccio, acogió el lunes a trece médicos y enfermeros "que no pueden hacer el trayecto diario hasta sus casas o que no pueden quedarse en sus casas porque tienen familiares con salud frágil", explicó su directora, Fadoua Maarifa.

A falta de servicio a la habitación, tienen "un refrigerio diario disponible durante todo el día", que pueden recoger "en el vestíbulo". También se les proporciona sábanas y toallas limpias, que les colocan en el pasillo.

En la plataforma de alquiler turístico Airbnb particulares han puesto a disposición en la última semana 5.000 viviendas de forma gratuita.

En París, Patricia Tordjman, que maneja bienes con su empresa Immo Passion, ha acogido, a través de Airbnb, a unos veinte "médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, radiólogos, neumólogos", cerca de hospitales, entre ellos a "un radiólogo de unos treinta años que vive con sus padres, ancianos, y tiene miedo de contaminarlos".

Cada apartamento será "completamente desinfectado" tres días después de que el ocupante se vaya, dice.

Los particulares también se están organizando. Un grupo de Facebook creado el 22 de marzo tenía 356 miembros el martes. "Algunos anuncios son compartidos 60 veces", dice la creadora del grupo Sandrine Legay, "lo que demuestra que esto satisface una necesidad.

ref-alh-mc-cmk/meb/mb

© Agence France-Presse

París, Francia | AFP.- "Sentía que representaba un peligro en casa, así que decidí dormir en otro lado". Robin Stengel, padre de dos niños pequeños y enfermero en contacto con ancianos, duerme ahora en una habitación puesta a disposición del personal sanitario que lucha diariamente contra el coronavirus en Francia.

"No me sentía suficientemente protegido en el trabajo y este virus es particularmente agresivo. Tenía que desvestirme y ducharme sin tocar nada en casa, la situación se había vuelto demasiado complicada", explica este enfermero de 28 años que hasta hace dos días, y frente a una escasez en el país, trabajaba sin mascarilla.

Stengel decidió entonces quedarse en un hotel, pagando de su bolsillo, hasta que su hermana le contó que los dueños de una cadena que alquila habitaciones y cabañas rurales de particulares se ofreció a acoger a personal sanitario de forma gratuita.

"Fue algo inesperado. Me había hecho a la idea de gastar 1.000 euros en hoteles para mantener a mi familia fuera de peligro", explica.

Aunque tiene que recorrer 15 kilómetros más a diario y se "perdió el primer cumpleaños" de su hijo, hace tres días, está convencido de que tomó la mejor decisión.

Varios hoteles, pero también particulares, han puesto a disposición del personal sanitario, al borde del agotamiento en plena crisis del coronavirus que ha dejado más de 3.000 muertos en el país, un lugar donde dormir.

- "Ayudar de alguna forma" -

Dominique Gibert, que acogió a Robin Stengel, no dudó un segundo en hacerlo. "Soy médico jubilado, quería ayudar de alguna forma", dice. No tiene miedo al contagio. "Mantengo una distancia suficiente" y "desinfecto las puertas. "Tiene un acceso a la casa y nosotros otro".

En Beauvais, una localidad al norte de París, Dorothée Jouret abrió las puertas de su casa a una enfermera para ahorrarle 30 minutos de trayecto diario.

Un hotel Ibis en la isla francesa de Córcega, ubicado a un kilómetro del hospital de Ajaccio, acogió el lunes a trece médicos y enfermeros "que no pueden hacer el trayecto diario hasta sus casas o que no pueden quedarse en sus casas porque tienen familiares con salud frágil", explicó su directora, Fadoua Maarifa.

A falta de servicio a la habitación, tienen "un refrigerio diario disponible durante todo el día", que pueden recoger "en el vestíbulo". También se les proporciona sábanas y toallas limpias, que les colocan en el pasillo.

En la plataforma de alquiler turístico Airbnb particulares han puesto a disposición en la última semana 5.000 viviendas de forma gratuita.

En París, Patricia Tordjman, que maneja bienes con su empresa Immo Passion, ha acogido, a través de Airbnb, a unos veinte "médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, radiólogos, neumólogos", cerca de hospitales, entre ellos a "un radiólogo de unos treinta años que vive con sus padres, ancianos, y tiene miedo de contaminarlos".

Cada apartamento será "completamente desinfectado" tres días después de que el ocupante se vaya, dice.

Los particulares también se están organizando. Un grupo de Facebook creado el 22 de marzo tenía 356 miembros el martes. "Algunos anuncios son compartidos 60 veces", dice la creadora del grupo Sandrine Legay, "lo que demuestra que esto satisface una necesidad.

ref-alh-mc-cmk/meb/mb

© Agence France-Presse

Policiaca

Asesinan a menor de edad en Tequisquiapan

De manera extraoficial se dice que discutía con un sujeto quien habría matado ahorcándola con las manos

Local

Recordarán a los 43 normalistas desaparecidos

Proyectarán mañana sábado a las 18:00 horas, el documental "El paso de la tortuga" en el fraccionamiento Las Rosas

Local

Guillermo Vega rinde su quinto informe de gobierno

Resaltó los trabajos que se han realizado para favorecer a la población durante la pandemia de Covid-19

Policiaca

IQT inicia procedimiento contra choferes que atropellaron a dos personas

Las autoridades correspondientes serán las encargadas de determinar la existencia de alguna responsabilidad de tipo penal

República

Aseguran armas y hasta un tigre de Bengala en casa de presuntos narcos en Guerrero

Junto con un cocodrilo, fueron enviados al zoológico de Zoochilpan, en Chilpancingo

Turismo

El turismo y el desarrollo rural van de la mano

En el marco del Día Mundial del Turismo 2020, te contamos porque se considera vehículo para desarrollar y empoderar la economía, en especial por la pandemia

Local

Buscan apoyo federal para repoblar con peces presa Constitución 1917

Gestión se pretende realizar mediante el Programa de Apoyo para el Bienestar de Pescadores y Acuicultores

New Articles

Granos de café y sus características

De las más de 100 especies correspondientes al género coffea, dos son de importancia económica

Finanzas

Philip Morris prevé el fin de los cigarrillos en "10 a 15 años"

Aboga por alternativas potencialmente menos peligrosas para la salud como el cigarrillo electrónico, que se consume sin combustión ni papel