imagotipo

Miles de alemanes recibirán el 2017 en la Puerta de Brandenburgo

  • Redacción
  • en Mundo

Alrededor de un millón de personas celebrarán la noche del sábado el término del año 2016 y la llegada del 2017 en la Puerta de Brandenburgo, en esta capital, donde se concentrarán unos dos mil 400 policías y 600 agentes del orden.

La fiesta tendrá lugar a pesar del atentado que conmocionó a Berlín el pasado día 19, cuando un tunecino musulmán robó un camión de carga y se lanzó contra la multitud en un mercado de Navidad, en una de las zonas más centrales de la capital alemana.

Desde que ocurrió el atentado, reinvindicado por los yihadistas del Estado Islámico, fueron colocados bloques de concreto alrededor de la zona donde será la fiesta de fin de año para impedir un nuevo ataque.

La zona alrededor de la Puerta de Brandenburgo fue cerrada al tráfico vial desde hace varios días, y este viernes abrirá por algunas horas para que acudan a visitarla quien así lo desee.

Sin embargo, esta misma noche se cerrará cerca de las 20:00 horas locales y abrirá mañana sábado para que turistas y alemanes celebren la fecha hasta la madrugada del 1 de enero de 2017.

A partir de este día entró en vigor una serie de medidas para tratar de impedir actos de vandalismo y atentados terroristas en la fiesta de la Puerta de Brandenburgo.

Está prohibido llevar maletines, bolsas grandes y mochilas para portar objetos en la espalda, así como pirotecnia y, por supuesto, cualquier tipo de armas.

ZDF, uno de los dos canales de televisión de derecho público con cobertura nacional, transmitirá durante unas cuatro horas en vivo la fiesta de fin de año.

El uso de pirotecnia durante la noche de Año Nuevo es una tradición muy acendrada en Alemania. De acuerdo a estimaciones, la venta de cohetes y fuegos artificiales será de 133 millones de euros (140 millones de dólares) en estos días.

Expertos de la Oficina Federal para la Investigación de Pruebas y Materiales aconsejaron a la población solo comprar cohetes y fuegos pirotécnicos que tienen el sello de autorización de las autoridades.

Habrá una zona de casilleros en los alrededores de la zona de la fiesta para que los visitantes ahí dejen sus bolsas y otros objetos cuya portación estará vedada en esa zona hasta la tarde del domingo. Las autoridades recomiendan llevar muy poco dinero.

Además se exhortó a las personas a estar muy atentos si alguien se les acercan demasiado al cuerpo o los manosean, que inmediatamente avisen a la policía y llamen la atención de otros para pedir ayuda.

Esa medida tiene el antecedente de lo ocurrido en la plaza central de Colonia cuando el fin de año de 2015 individuos de origen árabe atacaron y vejaron sexualmente a mujeres alemanas.

Asimismo recomendaron no dejarse provocar por personas o grupos que se comporten en forma agresiva o desafiante.