/ miércoles 19 de enero de 2022

Rio de Janeiro despliega megaoperación policial para "recuperar" favela

Se trata de "una intervención en esta zona conflagrada para que podamos implementar un proyecto del gobierno del Estado

Centenares de policías fueron desplegados este miércoles en la favela de Jacarezinho para "recuperar" el control de ese territorio acechado por grupos criminales, donde en mayo pasado se ejecutó la operación policial más letal de la historia de Rio de Janeiro.

Desde muy temprano, 1.200 policías fuertemente armados irrumpieron en esa barriada del norte de la "cidade maravilhosa", considerada un bastión de la agrupación criminal Comando Vermelho, indicó la Policía Militar en Twitter.

"El gobierno del estado [de Rio] empieza una recuperación del territorio en la comunidad de Jacarezinho. Comunidades aledañas también serán ocupadas", afirmó la fuerza en uno de los mensajes, acompañados con fotografías y videos de uniformados vestidos de negro patrullando las calles.

Se trata de "una intervención en esta zona conflagrada para que podamos implementar un proyecto del gobierno del Estado. La seguridad es el primer paso", dijo a AFP Ivan Blaz, portavoz de la Policía Militar.

"Los pasos siguientes son los que harán la diferencia: la llegada de servicios sociales, empleo, salud, educación y acogida social", añadió Blaz, quien había dicho más temprano que la situación era de "aparente tranquilidad" y no se registran "tiroteos" entre bandas y autoridades.

Las calles de Jacarezinho -donde viven unas 90.000 personas, según las asociaciones vecinales- estaban vacías y los comercios cerrados, en medio de un ambiente tenso y el miedo de los habitantes, que se negaron a dar entrevistas, constató la AFP.

- Reemplazo de las UPP -

La megaoperación forma parte de un programa de la gobernación, bautizado Cidade Integrada (Ciudad Integrada), para transformar "comunidades del estado de Rio" donde actúan bandas criminales y narcotraficantes, precisó el gobernador Cláudio Castro en Twitter.

"Las operaciones de hoy son apenas el comienzo de un cambio que va más allá de la seguridad", señaló.

Castro, quien sostuvo que el sábado dará más detalles, dijo la semana pasada que la iniciativa, con énfasis social y urbanístico, diferirá de las de otras épocas, cuando las autoridades aplicaban una estrategia militar contra los grupos criminales.

Expertos en seguridad y violencia cuestionan ese enfoque por sus pocos resultados y altas tasas de muerte.

Cidade Integrada reemplazará a las Unidades de Policía Pacificadora (UPP), creadas en 2008 durante el mandato del exgobernador Sergio Cabral, encarcelado a fines de 2016 por corrupción.

Con la presencia permanente de policías en las favelas, las UPP inicialmente redujeron la violencia, pero la situación luego se deterioró, en parte debido a la grave crisis financiera que afectó a Rio después de los Juegos Olímpicos-2016.

Además de comunidades dominadas por el tráfico, el nuevo programa abarcará territorios donde actúan milicias parapoliciales, grupos que han ganado terreno en los últimos años controlando barrios enteros a base de extorsiones, venta ilegal de servicios básicos y disputas armadas.

Según la Red de Observatorios de la Seguridad, conformada por organizaciones académicas y de la sociedad civil, Ciudad Integrada "repite una fórmula fracasada de ocupación militar y no tiene un programa social diseñado".

"No hay articulación entre sectores ni mucho menos diálogo con los habitantes", añadió la ONG, que lo calificó de "jugada electoral" por parte del gobernador, precandidato para los comicios de octubre.

- Operación más letal de la historia -

Jacarezinho fue escenario en mayo pasado de una sangrienta incursión policial que dejó 28 muertos, incluido un uniformado.

La acción tenía como fin desarticular una banda que reclutaba a niños y adolescentes para traficar drogas, robar, secuestrar y asesinar.

Organizaciones de derechos humanos la calificaron como la operación policial más mortífera en la historia de Rio y denunciaron ejecuciones sumariales, que la ONU pidió investigar.

Desde octubre, la justicia procesa a dos agentes por homicidio.

El mandatario de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, que ganó las presidenciales de 2018 con un discurso de mano dura contra la criminalidad, respaldó la acción policial.

Rio de Janeiro, una icónica ciudad de playa con 6,7 millones de habitantes, es conocida por su historial de violencia.

Centenares de policías fueron desplegados este miércoles en la favela de Jacarezinho para "recuperar" el control de ese territorio acechado por grupos criminales, donde en mayo pasado se ejecutó la operación policial más letal de la historia de Rio de Janeiro.

Desde muy temprano, 1.200 policías fuertemente armados irrumpieron en esa barriada del norte de la "cidade maravilhosa", considerada un bastión de la agrupación criminal Comando Vermelho, indicó la Policía Militar en Twitter.

"El gobierno del estado [de Rio] empieza una recuperación del territorio en la comunidad de Jacarezinho. Comunidades aledañas también serán ocupadas", afirmó la fuerza en uno de los mensajes, acompañados con fotografías y videos de uniformados vestidos de negro patrullando las calles.

Se trata de "una intervención en esta zona conflagrada para que podamos implementar un proyecto del gobierno del Estado. La seguridad es el primer paso", dijo a AFP Ivan Blaz, portavoz de la Policía Militar.

"Los pasos siguientes son los que harán la diferencia: la llegada de servicios sociales, empleo, salud, educación y acogida social", añadió Blaz, quien había dicho más temprano que la situación era de "aparente tranquilidad" y no se registran "tiroteos" entre bandas y autoridades.

Las calles de Jacarezinho -donde viven unas 90.000 personas, según las asociaciones vecinales- estaban vacías y los comercios cerrados, en medio de un ambiente tenso y el miedo de los habitantes, que se negaron a dar entrevistas, constató la AFP.

- Reemplazo de las UPP -

La megaoperación forma parte de un programa de la gobernación, bautizado Cidade Integrada (Ciudad Integrada), para transformar "comunidades del estado de Rio" donde actúan bandas criminales y narcotraficantes, precisó el gobernador Cláudio Castro en Twitter.

"Las operaciones de hoy son apenas el comienzo de un cambio que va más allá de la seguridad", señaló.

Castro, quien sostuvo que el sábado dará más detalles, dijo la semana pasada que la iniciativa, con énfasis social y urbanístico, diferirá de las de otras épocas, cuando las autoridades aplicaban una estrategia militar contra los grupos criminales.

Expertos en seguridad y violencia cuestionan ese enfoque por sus pocos resultados y altas tasas de muerte.

Cidade Integrada reemplazará a las Unidades de Policía Pacificadora (UPP), creadas en 2008 durante el mandato del exgobernador Sergio Cabral, encarcelado a fines de 2016 por corrupción.

Con la presencia permanente de policías en las favelas, las UPP inicialmente redujeron la violencia, pero la situación luego se deterioró, en parte debido a la grave crisis financiera que afectó a Rio después de los Juegos Olímpicos-2016.

Además de comunidades dominadas por el tráfico, el nuevo programa abarcará territorios donde actúan milicias parapoliciales, grupos que han ganado terreno en los últimos años controlando barrios enteros a base de extorsiones, venta ilegal de servicios básicos y disputas armadas.

Según la Red de Observatorios de la Seguridad, conformada por organizaciones académicas y de la sociedad civil, Ciudad Integrada "repite una fórmula fracasada de ocupación militar y no tiene un programa social diseñado".

"No hay articulación entre sectores ni mucho menos diálogo con los habitantes", añadió la ONG, que lo calificó de "jugada electoral" por parte del gobernador, precandidato para los comicios de octubre.

- Operación más letal de la historia -

Jacarezinho fue escenario en mayo pasado de una sangrienta incursión policial que dejó 28 muertos, incluido un uniformado.

La acción tenía como fin desarticular una banda que reclutaba a niños y adolescentes para traficar drogas, robar, secuestrar y asesinar.

Organizaciones de derechos humanos la calificaron como la operación policial más mortífera en la historia de Rio y denunciaron ejecuciones sumariales, que la ONU pidió investigar.

Desde octubre, la justicia procesa a dos agentes por homicidio.

El mandatario de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, que ganó las presidenciales de 2018 con un discurso de mano dura contra la criminalidad, respaldó la acción policial.

Rio de Janeiro, una icónica ciudad de playa con 6,7 millones de habitantes, es conocida por su historial de violencia.

Local

Dispondrán cinco rutas para la feria

Para garantizar el traslado seguro de los asistentes sobre todo los días con mayor afluencia

Local

Piden no matar ni envenenar a los tlacuaches

Luego d que el avistamiento de tlacuaches en zonas urbanas de San Juan del Río cada vez es mayor

Local

Reconocen a bomberos de Tequisquiapan

Colonos entregaron un recurso económico de 15 mil 024 pesos por su labor en el incendio en el Cerro de La Tortuga

Salud

Reino Unido registra 57 casos de viruela del mono

La UKSHA aconseja ahora a los casos contacto de alto riesgo que no han dado positivo ni desarrollado síntomas aislarse durante 21 días

Sociedad

Confirman caso de hepatitis infantil aguda en escuela de Mazatlán, Sinaloa

El caso fue detectado en una escuela primaria, por lo que se suspendieron las clases de dos grupos

Finanzas

La inflación, un riesgo para la estabilidad de América Latina: Analistas

Amenaza el futuro inmediato y la estabilidad política, advirtieron varios observadores de la región en el foro de Davos

Salud

Vacuna de Pfizer anticovid, efectiva en tres dosis para menores de 5 años

Pfizer-BioNTech hizo un ensayo clínico en el que administró tres dosis de tres microgramos y descubrió que la vacuna provocaba una fuerte respuesta inmunitaria.

Realeza

Juan Carlos I se reencuentra con su hijo tras casi dos años

El rey emérito llegó sobre las 10H00 de la mañana (08H00 GMT) al palacio de la Zarzuela, constató la AFP

Mundo

Biden promete defender a Taiwán si China invade la isla

Biden hizo esas declaraciones en Tokio durante una visita oficial a Japón, donde se reunió este lunes con el primer ministro Fumio Kishida