/ jueves 23 de septiembre de 2021

Suiza se prepara para votar si aprueba el matrimonio igualitario

Según los sondeos, la iniciativa cuenta con un amplio apoyo de la población, en un país que es de los pocos de Europa occidental que todavía no ha dado ese paso

Hace 30 años, en Suiza, Thierry Delessert y su novio estaban buscando piso y, cada vez les preguntaban si eran homosexuales o primos. Si respondían lo primero, sistemáticamente se quedaban sin la posibilidad de encontrar vivienda.

Atrás quedó la época en la que la policía fichaba a los homosexuales, y el próximo domingo los suizos votarán en referéndum si aprueban o no el matrimonio igualitario.

Según los sondeos, la iniciativa cuenta con un amplio apoyo de la población, en un país que es de los pocos de Europa occidental que todavía no ha dado ese paso.

Se trata de "un gran paso adelante" para Suiza, declaró a la AFP Thierry Delessert, un investigador de la Universidad de Lausana, de 56 años especializado en historia de la homosexualidad en Suiza.

El país alpino despenalizó la homosexualidad en 1942 pero varias cuerpos de la policía municipal o cantonal tenían --en algunos casos hasta principios de los años 1990-- registros de homosexuales.

El investigador explicó que esos registros se mantenían en nombre del "control de la desviación y de la moralidad".

"Si un supuesto homosexual era juzgado por violación, la homosexualidad era una prueba adicional de su inmoralidad. Si un homosexual pedía un apartamento, no lo recibía. Si un homosexual quería un trabajo en la función pública, no lo obtenía", detalló Delessert.

Los registros, sin embargo, nunca fueron divulgados y las personas que estaban inscritos en ellos no lo sabían.

"Solo Zúrich y Basilea, en 1979 y 1980, anunciaron oficialmente la supresión. Como historiador, es frustrante, pues los registros desaparecieron misteriosamente", lamentó el especialista.

"Giro" político

Con todo, gracias a sus investigaciones pudo encontrar el testimonio de un comisario que mencionaba que, cada año, en Zúrich se incluía a unos 200 homosexuales en los registros. También halló notas manuscritas en documentos de la policía en las que los agentes reclamaban la creación esas "fichas" de homosexuales detenidos.

Esos documentos eran de uso interno de la policía y fueron destruidos, indicó a la AFP el servicio de archivos de Zúrich.

En abril de 1990, la prensa reveló, gracias a un denunciante, que ese tipo de registro seguía existiendo en Berna, y esto llevó a las autoridades a abandonar esa práctica.

"Tras las investigaciones efectuadas a nivel interno, no hemos podido encontrar informaciones sobre ese registro que aparentemente existió. A nivel ético, difícilmente podríamos entender hoy un registro así", dijo a la AFP la policía cantonal de Berna.

Con todo, Delessert saluda el "giro" político reciente que ha vivido el país, que en 2020 adoptó un dispositivo penal contra la homofobia y, a finales de 2021, un texto en el Parlamento a favor del matrimonio igualitario.

Pero sus opositores, conservadores, lanzaron un referéndum para intentar bloquear la iniciativa.

El texto prevé que las parejas del mismo sexo puedan adoptar un niño conjuntamente y que las parejas de mujeres puedan recurrir a la inseminación artificial.

Los opositores a la iniciativa han basado su campaña en ese último punto, lamentando la "mercantilización" de los niños y considerando que "el matrimonio para todos mata al padre".

Hace 30 años, en Suiza, Thierry Delessert y su novio estaban buscando piso y, cada vez les preguntaban si eran homosexuales o primos. Si respondían lo primero, sistemáticamente se quedaban sin la posibilidad de encontrar vivienda.

Atrás quedó la época en la que la policía fichaba a los homosexuales, y el próximo domingo los suizos votarán en referéndum si aprueban o no el matrimonio igualitario.

Según los sondeos, la iniciativa cuenta con un amplio apoyo de la población, en un país que es de los pocos de Europa occidental que todavía no ha dado ese paso.

Se trata de "un gran paso adelante" para Suiza, declaró a la AFP Thierry Delessert, un investigador de la Universidad de Lausana, de 56 años especializado en historia de la homosexualidad en Suiza.

El país alpino despenalizó la homosexualidad en 1942 pero varias cuerpos de la policía municipal o cantonal tenían --en algunos casos hasta principios de los años 1990-- registros de homosexuales.

El investigador explicó que esos registros se mantenían en nombre del "control de la desviación y de la moralidad".

"Si un supuesto homosexual era juzgado por violación, la homosexualidad era una prueba adicional de su inmoralidad. Si un homosexual pedía un apartamento, no lo recibía. Si un homosexual quería un trabajo en la función pública, no lo obtenía", detalló Delessert.

Los registros, sin embargo, nunca fueron divulgados y las personas que estaban inscritos en ellos no lo sabían.

"Solo Zúrich y Basilea, en 1979 y 1980, anunciaron oficialmente la supresión. Como historiador, es frustrante, pues los registros desaparecieron misteriosamente", lamentó el especialista.

"Giro" político

Con todo, gracias a sus investigaciones pudo encontrar el testimonio de un comisario que mencionaba que, cada año, en Zúrich se incluía a unos 200 homosexuales en los registros. También halló notas manuscritas en documentos de la policía en las que los agentes reclamaban la creación esas "fichas" de homosexuales detenidos.

Esos documentos eran de uso interno de la policía y fueron destruidos, indicó a la AFP el servicio de archivos de Zúrich.

En abril de 1990, la prensa reveló, gracias a un denunciante, que ese tipo de registro seguía existiendo en Berna, y esto llevó a las autoridades a abandonar esa práctica.

"Tras las investigaciones efectuadas a nivel interno, no hemos podido encontrar informaciones sobre ese registro que aparentemente existió. A nivel ético, difícilmente podríamos entender hoy un registro así", dijo a la AFP la policía cantonal de Berna.

Con todo, Delessert saluda el "giro" político reciente que ha vivido el país, que en 2020 adoptó un dispositivo penal contra la homofobia y, a finales de 2021, un texto en el Parlamento a favor del matrimonio igualitario.

Pero sus opositores, conservadores, lanzaron un referéndum para intentar bloquear la iniciativa.

El texto prevé que las parejas del mismo sexo puedan adoptar un niño conjuntamente y que las parejas de mujeres puedan recurrir a la inseminación artificial.

Los opositores a la iniciativa han basado su campaña en ese último punto, lamentando la "mercantilización" de los niños y considerando que "el matrimonio para todos mata al padre".

Local

Instalan Red Mucpaz en San Juan del Río

Integrada por 60 mujeres del municipio quienes se encargarán de construir proyectos que ayuden a la generación de políticas públicas

Local

Arranca campaña de desarme en Escobedo

Buscan contribuir a la prevención de delitos cometidos con armas de fuego y explosivos y a la disminución de accidentes al interior de los hogares

Local

Impulsa Amexme programa “Conecta Mujer”

Iniciativa que reúne a emprendedoras y empresarias de San Juan del Río para generar redes de trabajo

Mundo

Ucrania y Rusia se acusan mutuamente de nuevos ataques

Se acusan de haber atacado la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, ocupada por tropas de Moscú

Cine

Película brasileña "Regra 34" gana el Leopardo de Oro en Locarno

La protagonista de este film, es una estudiante interesada en la violencia contra las mujeres en Brasil.

Ecología

Cambio climático amenaza fauna, flora y glaciares de los Pirineos

El desmán o el rebeco, también están peligro por el calentamiento global, afirman los expertos

Mundo

Vuelos cancelados y demorados en Ecuador por ceniza de volcán

Hasta el momento se registran retrasos para la salida de dos vuelos a Ciudad de Panamá y otros dos a Bogotá

Cultura

Armonía e inclusión gana el Premio Juventud 2022

Algunas de las categorías premiadas fueron Labor Social, Innovación Tecnológica, Actividades Productivas y Actividades Académicas

Mundo

Lluvias en Guatemala dejan 28 muertos y más de dos millones de afectados

Entre los fallecidos por aludes figuran una madre y sus seis hijos, así como otros tres hermanos menores en dos regiones de población indígena