/ sábado 19 de enero de 2019

María Pérez instructora del taller de alebrijes en Centro Cultural de Tequisquiapan

Nos cuenta la leyenda que dio origen a las alucinantes criaturas que forman parte del arte popular procedente del Estado de México

Se supone que son pesadillas –dice María Pérez Aparicio- al explicarnos la leyenda de estas ilusorias creaciones; “son animales fantásticos de nuestra imaginación que no vemos en vivo pero que los podemos plasmar a través de los alebrijes y darles color para hacerlos fantásticos”.

LOS ALEBRIJES representan las pesadillas.


En el Estado de México existió un señor llamado Pedro Linares, “estuvo muy enfermo y en su delirio empezó a soñar que estaba en un cerro y a lo lejos escuchó: ¡alebrijes! ¡alebrijes!, se acercó y se sorprendió mucho porque eran monstruos, animales de dos cabezas, animales combinados…

CRIATURAS míticas forman parte del arte popular mexicano.


Él era piñatero-cartonero, y cuando despertó de su sueño, empieza a hacer alebrijes, a acomodar en sus piñatas figuras mitad cuerpo… poco a poco fue metiendo color para hacerlos fantásticos. Originalmente se hacen de cartón y papel. Oaxaca los adoptó pero los hacen de madera”, citó nuestra entrevistada, quien desde hace 18 años imparte el taller de alebrijes en el Centro Cultural de Tequisquiapan.

EN REPARACIÓN, algunos alebrijes que forman parte de la colección del Centro Cultural.


Se supone que son pesadillas –dice María Pérez Aparicio- al explicarnos la leyenda de estas ilusorias creaciones; “son animales fantásticos de nuestra imaginación que no vemos en vivo pero que los podemos plasmar a través de los alebrijes y darles color para hacerlos fantásticos”.

LOS ALEBRIJES representan las pesadillas.


En el Estado de México existió un señor llamado Pedro Linares, “estuvo muy enfermo y en su delirio empezó a soñar que estaba en un cerro y a lo lejos escuchó: ¡alebrijes! ¡alebrijes!, se acercó y se sorprendió mucho porque eran monstruos, animales de dos cabezas, animales combinados…

CRIATURAS míticas forman parte del arte popular mexicano.


Él era piñatero-cartonero, y cuando despertó de su sueño, empieza a hacer alebrijes, a acomodar en sus piñatas figuras mitad cuerpo… poco a poco fue metiendo color para hacerlos fantásticos. Originalmente se hacen de cartón y papel. Oaxaca los adoptó pero los hacen de madera”, citó nuestra entrevistada, quien desde hace 18 años imparte el taller de alebrijes en el Centro Cultural de Tequisquiapan.

EN REPARACIÓN, algunos alebrijes que forman parte de la colección del Centro Cultural.


Local

Implementan estrategias para proteger forraje en invierno

En diferentes localidades estarán haciendo uso de recursos o préstamos para poder subsanar las necesidades de alimento para el ganado

Local

Advierten de descenso de temperatura

En San Juan del Río se prevé un descenso de temperatura de ocho grados centígrados y como máxima 27 grados centígrados

Local

El 5% de ausentismo laboral es por jóvenes

Aunque el porcentaje es mínimo, resulta alarmante para el sector industrial por la serie de afectación en la productividad

Policiaca

Hallan a un hombre ultimado a balazos

Presentaba varios disparos de arma de fuego en la cabeza; una mujer realizó el macabro hallazgo

Deportes

Ordiales seguirá al frente de Gallos

Ordiales tuvo una destacada participación en el armado del equipo y en la llegada de Víctor Manuel Vucetich

Círculos

Convivio anual entre Ingenieros Civiles

En Hacienda la Venta tuvo lugar el evento social celebrando las fiestas decembrinas organizado por la mesa directiva

Policiaca

Camioneta ardió en una parcela de Pedro Escobedo

Una posible falla mecánica en la unidad motora fue la responsable de que este percance ocurriera

Local

Advierten de descenso de temperatura

En San Juan del Río se prevé un descenso de temperatura de ocho grados centígrados y como máxima 27 grados centígrados

Local

Implementan estrategias para proteger forraje en invierno

En diferentes localidades estarán haciendo uso de recursos o préstamos para poder subsanar las necesidades de alimento para el ganado