/ sábado 19 de enero de 2019

María Pérez instructora del taller de alebrijes en Centro Cultural de Tequisquiapan

Nos cuenta la leyenda que dio origen a las alucinantes criaturas que forman parte del arte popular procedente del Estado de México

Se supone que son pesadillas –dice María Pérez Aparicio- al explicarnos la leyenda de estas ilusorias creaciones; “son animales fantásticos de nuestra imaginación que no vemos en vivo pero que los podemos plasmar a través de los alebrijes y darles color para hacerlos fantásticos”.

LOS ALEBRIJES representan las pesadillas.


En el Estado de México existió un señor llamado Pedro Linares, “estuvo muy enfermo y en su delirio empezó a soñar que estaba en un cerro y a lo lejos escuchó: ¡alebrijes! ¡alebrijes!, se acercó y se sorprendió mucho porque eran monstruos, animales de dos cabezas, animales combinados…

CRIATURAS míticas forman parte del arte popular mexicano.


Él era piñatero-cartonero, y cuando despertó de su sueño, empieza a hacer alebrijes, a acomodar en sus piñatas figuras mitad cuerpo… poco a poco fue metiendo color para hacerlos fantásticos. Originalmente se hacen de cartón y papel. Oaxaca los adoptó pero los hacen de madera”, citó nuestra entrevistada, quien desde hace 18 años imparte el taller de alebrijes en el Centro Cultural de Tequisquiapan.

EN REPARACIÓN, algunos alebrijes que forman parte de la colección del Centro Cultural.


Se supone que son pesadillas –dice María Pérez Aparicio- al explicarnos la leyenda de estas ilusorias creaciones; “son animales fantásticos de nuestra imaginación que no vemos en vivo pero que los podemos plasmar a través de los alebrijes y darles color para hacerlos fantásticos”.

LOS ALEBRIJES representan las pesadillas.


En el Estado de México existió un señor llamado Pedro Linares, “estuvo muy enfermo y en su delirio empezó a soñar que estaba en un cerro y a lo lejos escuchó: ¡alebrijes! ¡alebrijes!, se acercó y se sorprendió mucho porque eran monstruos, animales de dos cabezas, animales combinados…

CRIATURAS míticas forman parte del arte popular mexicano.


Él era piñatero-cartonero, y cuando despertó de su sueño, empieza a hacer alebrijes, a acomodar en sus piñatas figuras mitad cuerpo… poco a poco fue metiendo color para hacerlos fantásticos. Originalmente se hacen de cartón y papel. Oaxaca los adoptó pero los hacen de madera”, citó nuestra entrevistada, quien desde hace 18 años imparte el taller de alebrijes en el Centro Cultural de Tequisquiapan.

EN REPARACIÓN, algunos alebrijes que forman parte de la colección del Centro Cultural.


Local

Hará Kuri anuncios de inversiones desde Hannover

Estará por esta ciudad alemana para concertar atracciones que generen oportunidades para Querétaro

Local

Fortalecerán Instituto Municipal de la Mujer en SJR

Se busca reforzar las áreas de atención psicología y jurídica, a fin de que puedan brindar una atención digna a las mujeres que requieran de estos servicios

Local

Exhibición de autos antiguos en Amealco

Martín Vaca del programa Mexicánicos visitarán este Pueblo Mágico

Policiaca

Accidente en Valle de Oro provoca movilización policial

Los jóvenes que venían a bordo se bajaron corriendo y dejaron el auto abandonado

Policiaca

Sujeto muere tras choque en la 57

Algunas personas que se percataron de lo que ocurrió solicitaron ayuda al  911 acudiendo de manera inmediata personal de protección civil

Finanzas

Sindicalizados de planta Mazda en Salamanca aprueban contrato colectivo

Fueron aprobados incremento a los salarios vigentes y en la prima dominical

Sociedad

Asesinan a Cecilia Monzón, activista defensora de mujeres víctimas de violencia

La abogada originaria de Cholula, Puebla, era conocida por dedicarse a la defensa de las mujeres y denunciar aferradamente el machismo

Círculos

La gordipeña, el nuevo platillo de Bernal

La idea nació de combinar la torta ahogada con la tradicional gordita para ofrecer una opción gastronómica diferente a la que normalmente se consumía