/ jueves 2 de junio de 2022

Isabel II cancela su participación en la misa de su jubileo debido a un "malestar"

Las celebraciones se prolongarán hasta el domingo con desfiles, carreras de caballos y conciertos

Aclamada el jueves por una inmensa multitud en Londres, Isabel II canceló, debido a "cierto malestar" de salud, su asistencia a la misa del viernes por sus 70 años de reinado, una longevidad sin precedentes para la monarquía británica.

"La reina ha apreciado mucho el desfile por su aniversario hoy (jueves) y el desfile aéreo pero ha sentido un cierto malestar", afirmó el Palacio de Buckingham en un comunicado.

"Teniendo en cuenta el trayecto y la actividad necesaria para la misa de acción de gracias en la catedral de San Pablo, su majestad ha concluido a regañadientes que no participará", añadió.

El anuncio reaviva la preocupación por el deterioro de salud de la popular monarca de 96 años, que tiene dificultades para caminar y cuyas apariciones oficiales son cada vez más raras desde que pasó una noche en el hospital en octubre.

El jueves, vestida con abrigo y sombrero azul, la monarca apareció en el balcón del Palacio de Buckingham sonriente y de pie junto a su primo, el duque de Kent, coronel de la guardia escocesa, mientras 1.500 soldados, con bandas musicales y cientos de caballos, marcharon en el tradicional "Desfile del Estandarte".

Organizado anualmente desde hace 250 años para conmemorar el cumpleaños oficial del monarca británico -pero cancelado en 2020 y 2021 por la pandemia- este año coincidió con el inicio de los cuatro días de festejos por las siete décadas en el trono de Isabel II, coronada con solo 25 años.

"Espero que los próximos días sean una oportunidad para reflexionar sobre todo lo que se ha logrado durante los últimos setenta años, mientras miramos al futuro con confianza y entusiasmo", afirmó la reina en un mensaje divulgado antes de las celebraciones.

- "Un símbolo que une" -

Cientos de miles de personas se agolparon en los alrededores del palacio, acordonados con barreras metálicas y vigilados por policías con sus característicos cascos abombados.

Las banderas británicas eran omnipresentes, ofrecidas por vendedores ambulantes o estampadas en banderines, globos, chaquetas o gorras que llevaba la multitud, en contraste con los trajes de chaqué y chistera que lucieron los invitados a la ceremonia oficial.

"A esta reina o la odian o la quieren pero al final es un símbolo que une a la sociedad", dijo a la AFP la mexicana Ana Ruiz, licenciada en medicina de 27 años y quien vive en Londres.

Los 70 años de reinado también merecieron felicitaciones internacionales. El papa Francisco envió un mensaje deseándole a la reina, a su familia y a su pueblo "unidad, prosperidad y paz".

- Salvas de cañón y señales luminosas -

Hasta hace poco, Isabel II saludaba a las tropas montada a caballo.

Pero este año, por sus problemas de movilidad, fue remplazada por su heredero, el príncipe Carlos, que a sus 73 años va asumiendo funciones en una progresiva transición que suscita dudas por su menor popularidad en un momento en que la monarquía es criticada, sobre todo en las excolonias, por el pasado esclavista del imperio británico.

En la céntrica explanada de la Horse Guards Parade, cerca de Downing Street, Carlos inspeccionó las tropas en nombre de la reina, acompañado por su hijo Guillermo, de 39 años, y su hermana Ana, de 71. Iban vestidos con uniforme de gala y los dos hombres lucían el tradicional gorro alto de pelo de oso negro de la guardia real.

Otros miembros de la familia real, incluida las esposas de Carlos y Guillermo, Camila y Catalina, de 74 y 40 años respectivamente, llegaron en carruajes para presenciar el pomposo desfile, que recorrió The Mall hasta llegar al palacio de Buckingham.

El acto terminó con unos 70 aviones de las fuerzas aéreas, incluida la patrulla acrobática Red Arrows, sobrevolando el palacio y una segunda aparición de la reina para saludar a la multitud. Estuvo flanqueada por los principales miembros de la familia real, incluidos los tres hijos pequeños de Guillermo y Catalina, el menor de los cuales, Luis de 4 años, hizo las delicias del público con su comportamiento.

Salvas de cañón resonaron en Londres y todo el Reino Unido.

- Andrés, Enrique y Meghan -

Evitando polémicas y tensiones en un evento que busca mejorar la imagen de la monarquía, no apareció en el balcón el príncipe Andrés, de 62 años, tercer hijo de la reina alejado de la vida pública por acusaciones de agresión sexual contra una menor en Estados Unidos. También estará ausente de la misa el viernes por tener covid-19.

Tampoco salieron al balcón el príncipe Enrique, de 37 años, y su esposa, la exactriz estadounidense Meghan Markle, que provocaron un terremoto en la monarquía cuando en 2020 decidió distanciarse e irse a vivir a California, desde donde han criticado a la familia real.

Viajaron a Londres para participar en los festejos pero el jueves se mantuvieron alejados de las cámaras de televisión.

Al atardecer, más de 3.000 señales luminosas se encendieron en todo el Reino Unido, incluido el Palacio de Buckingham y el Castillo de Windsor, a 40 km de Londres, donde vive la monarca.

Las celebraciones se prolongarán hasta el domingo con desfiles, carreras de caballos y conciertos.

Aclamada el jueves por una inmensa multitud en Londres, Isabel II canceló, debido a "cierto malestar" de salud, su asistencia a la misa del viernes por sus 70 años de reinado, una longevidad sin precedentes para la monarquía británica.

"La reina ha apreciado mucho el desfile por su aniversario hoy (jueves) y el desfile aéreo pero ha sentido un cierto malestar", afirmó el Palacio de Buckingham en un comunicado.

"Teniendo en cuenta el trayecto y la actividad necesaria para la misa de acción de gracias en la catedral de San Pablo, su majestad ha concluido a regañadientes que no participará", añadió.

El anuncio reaviva la preocupación por el deterioro de salud de la popular monarca de 96 años, que tiene dificultades para caminar y cuyas apariciones oficiales son cada vez más raras desde que pasó una noche en el hospital en octubre.

El jueves, vestida con abrigo y sombrero azul, la monarca apareció en el balcón del Palacio de Buckingham sonriente y de pie junto a su primo, el duque de Kent, coronel de la guardia escocesa, mientras 1.500 soldados, con bandas musicales y cientos de caballos, marcharon en el tradicional "Desfile del Estandarte".

Organizado anualmente desde hace 250 años para conmemorar el cumpleaños oficial del monarca británico -pero cancelado en 2020 y 2021 por la pandemia- este año coincidió con el inicio de los cuatro días de festejos por las siete décadas en el trono de Isabel II, coronada con solo 25 años.

"Espero que los próximos días sean una oportunidad para reflexionar sobre todo lo que se ha logrado durante los últimos setenta años, mientras miramos al futuro con confianza y entusiasmo", afirmó la reina en un mensaje divulgado antes de las celebraciones.

- "Un símbolo que une" -

Cientos de miles de personas se agolparon en los alrededores del palacio, acordonados con barreras metálicas y vigilados por policías con sus característicos cascos abombados.

Las banderas británicas eran omnipresentes, ofrecidas por vendedores ambulantes o estampadas en banderines, globos, chaquetas o gorras que llevaba la multitud, en contraste con los trajes de chaqué y chistera que lucieron los invitados a la ceremonia oficial.

"A esta reina o la odian o la quieren pero al final es un símbolo que une a la sociedad", dijo a la AFP la mexicana Ana Ruiz, licenciada en medicina de 27 años y quien vive en Londres.

Los 70 años de reinado también merecieron felicitaciones internacionales. El papa Francisco envió un mensaje deseándole a la reina, a su familia y a su pueblo "unidad, prosperidad y paz".

- Salvas de cañón y señales luminosas -

Hasta hace poco, Isabel II saludaba a las tropas montada a caballo.

Pero este año, por sus problemas de movilidad, fue remplazada por su heredero, el príncipe Carlos, que a sus 73 años va asumiendo funciones en una progresiva transición que suscita dudas por su menor popularidad en un momento en que la monarquía es criticada, sobre todo en las excolonias, por el pasado esclavista del imperio británico.

En la céntrica explanada de la Horse Guards Parade, cerca de Downing Street, Carlos inspeccionó las tropas en nombre de la reina, acompañado por su hijo Guillermo, de 39 años, y su hermana Ana, de 71. Iban vestidos con uniforme de gala y los dos hombres lucían el tradicional gorro alto de pelo de oso negro de la guardia real.

Otros miembros de la familia real, incluida las esposas de Carlos y Guillermo, Camila y Catalina, de 74 y 40 años respectivamente, llegaron en carruajes para presenciar el pomposo desfile, que recorrió The Mall hasta llegar al palacio de Buckingham.

El acto terminó con unos 70 aviones de las fuerzas aéreas, incluida la patrulla acrobática Red Arrows, sobrevolando el palacio y una segunda aparición de la reina para saludar a la multitud. Estuvo flanqueada por los principales miembros de la familia real, incluidos los tres hijos pequeños de Guillermo y Catalina, el menor de los cuales, Luis de 4 años, hizo las delicias del público con su comportamiento.

Salvas de cañón resonaron en Londres y todo el Reino Unido.

- Andrés, Enrique y Meghan -

Evitando polémicas y tensiones en un evento que busca mejorar la imagen de la monarquía, no apareció en el balcón el príncipe Andrés, de 62 años, tercer hijo de la reina alejado de la vida pública por acusaciones de agresión sexual contra una menor en Estados Unidos. También estará ausente de la misa el viernes por tener covid-19.

Tampoco salieron al balcón el príncipe Enrique, de 37 años, y su esposa, la exactriz estadounidense Meghan Markle, que provocaron un terremoto en la monarquía cuando en 2020 decidió distanciarse e irse a vivir a California, desde donde han criticado a la familia real.

Viajaron a Londres para participar en los festejos pero el jueves se mantuvieron alejados de las cámaras de televisión.

Al atardecer, más de 3.000 señales luminosas se encendieron en todo el Reino Unido, incluido el Palacio de Buckingham y el Castillo de Windsor, a 40 km de Londres, donde vive la monarca.

Las celebraciones se prolongarán hasta el domingo con desfiles, carreras de caballos y conciertos.

Local

Presentarán primera etapa del Plan para las Juventudes

Incluirá estrategias para el desarrollo integral de las y los adolescentes del municipio

En el ring

Halcones propusieron pelea

Los jóvenes valientes propusieron grandes peleas, con combinación de golpes para merecer las votaciones de los jueces

Local

Salud vigilará los festejos patrios

Alistan estrategia de vigilancia sanitaria de alimentos por el Día del Grito

Sociedad

Cuatro heridos tras ataque armado a un bar de Ayala, Morelos

Una serie de hechos delictivos se registró durante el fin de semana en la zona oriente de Morelos

Sociedad

Cientos de migrantes abarrotan Comar Tapachula para exigir humanitarias

Hace ya dos semanas que se presentan las aglomeraciones continuas en la sede de COMAR en Tapachula, debido al continuo flujo migratorio en la ciudad

Local

CBTis 145 dona libros para bibliotecas públicas

Más de 4 mil libros en los que se encuentran títulos de materias básicas como biología química, física, matemáticas, algebra y literatura

Política

Adán Augusto recibirá el jueves a huelguistas de Notimex

Adriana Urrea, secretaria general del sindicato de Notimex, informó sobre la reunión que sostendrán los huelguistas con el titular de Segob

Sociedad

Adrián Lebarón asegura que detención de familiares son una provocación de las autoridades

También dijo que exigirá la cabeza del director de la policía de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua

Mundo

Ucrania asegura que testimonios para el informe de AI fueron obtenidos “bajo presión”

Autoridades ucranianas recriminan que AI elaboró un informe que culpaba al ejército ucraniano de poner en riesgo a su propia poblac