/ martes 12 de noviembre de 2019

El hambre crece en Latinoamérica: FAO

Afectó a 6,5 % de la población en 2018, en la que también se incrementó la inseguridad alimentaria y la obesidad

El hambre aumentó en América Latina en 2018 y afectó a 42,5 millones de personas, el 6,5 % de la población de la región, en la que también se incrementó la inseguridad alimentaria y la obesidad sigue siendo un desafío prioritario, advirtió este martes la FAO.

Los 42,5 millones de latinoamericanos que padecieron hambre en 2018 suponen un alza de 4,5 millones respecto al mínimo de 38 millones que se reportó en 2014, subrayó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Ese aumento es atribuible casi en su totalidad a los países suramericanos, donde el número de personas subalimentadas creció en 4,7 millones en el lapso de cuatro años.

Las cifras forman parte del informe "Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2019", elaborado junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Unicef y el Programa Mundial de Alimentos (WFP).

El informe, difundido este martes en la sede regional de la FAO, en Santiago, destaca que Haití es el país de la región con más hambrientos, prácticamente la mitad de su población (49,3 %).

En términos absolutos, Venezuela es el país donde más ha subido la desnutrición, que pasó de 2,9 millones de personas entre 2013-2015 a 6,8 millones en el periodo 2016-2018.

El análisis de las cifras por país refleja una gran heterogeneidad en la lucha contra el hambre. Entre los países que la redujeron sobresale Colombia, que pasó de 3,6 a 2,4 millones de personas en los dos últimos trienios, y México, Bolivia y República Dominicana.

Los países con un menor porcentaje de desnutridos, por debajo del 2,5 % de la población, son Brasil, Cuba y Uruguay. Chile está cerca de este grupo con una prevalencia del hambre del 2,7 %, precisó el informe.

Además del hambre, el sobrepeso y la obesidad se han convertido estos últimos años en el principal desafío en materia de seguridad alimentaria.

Según datos de la FAO, el 24 % de la población en Latinoamérica, unas 105 millones de personas, padece obesidad, prácticamente el doble que el promedio mundial, que es del 13,2 %.

Por cada persona que sufre hambre en América Latina y el Caribe, más de seis sufren sobrepeso u obesidad, un problema que está aumentando en todos los grupos de población, especialmente en adultos y niños en edad escolar.

El hambre aumentó en América Latina en 2018 y afectó a 42,5 millones de personas, el 6,5 % de la población de la región, en la que también se incrementó la inseguridad alimentaria y la obesidad sigue siendo un desafío prioritario, advirtió este martes la FAO.

Los 42,5 millones de latinoamericanos que padecieron hambre en 2018 suponen un alza de 4,5 millones respecto al mínimo de 38 millones que se reportó en 2014, subrayó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Ese aumento es atribuible casi en su totalidad a los países suramericanos, donde el número de personas subalimentadas creció en 4,7 millones en el lapso de cuatro años.

Las cifras forman parte del informe "Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2019", elaborado junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Unicef y el Programa Mundial de Alimentos (WFP).

El informe, difundido este martes en la sede regional de la FAO, en Santiago, destaca que Haití es el país de la región con más hambrientos, prácticamente la mitad de su población (49,3 %).

En términos absolutos, Venezuela es el país donde más ha subido la desnutrición, que pasó de 2,9 millones de personas entre 2013-2015 a 6,8 millones en el periodo 2016-2018.

El análisis de las cifras por país refleja una gran heterogeneidad en la lucha contra el hambre. Entre los países que la redujeron sobresale Colombia, que pasó de 3,6 a 2,4 millones de personas en los dos últimos trienios, y México, Bolivia y República Dominicana.

Los países con un menor porcentaje de desnutridos, por debajo del 2,5 % de la población, son Brasil, Cuba y Uruguay. Chile está cerca de este grupo con una prevalencia del hambre del 2,7 %, precisó el informe.

Además del hambre, el sobrepeso y la obesidad se han convertido estos últimos años en el principal desafío en materia de seguridad alimentaria.

Según datos de la FAO, el 24 % de la población en Latinoamérica, unas 105 millones de personas, padece obesidad, prácticamente el doble que el promedio mundial, que es del 13,2 %.

Por cada persona que sufre hambre en América Latina y el Caribe, más de seis sufren sobrepeso u obesidad, un problema que está aumentando en todos los grupos de población, especialmente en adultos y niños en edad escolar.

Local

Hará Kuri anuncios de inversiones desde Hannover

Estará por esta ciudad alemana para concertar atracciones que generen oportunidades para Querétaro

Local

Fortalecerán Instituto Municipal de la Mujer en SJR

Se busca reforzar las áreas de atención psicología y jurídica, a fin de que puedan brindar una atención digna a las mujeres que requieran de estos servicios

Local

Exhibición de autos antiguos en Amealco

Martín Vaca del programa Mexicánicos visitarán este Pueblo Mágico

Policiaca

Accidente en Valle de Oro provoca movilización policial

Los jóvenes que venían a bordo se bajaron corriendo y dejaron el auto abandonado

Policiaca

Sujeto muere tras choque en la 57

Algunas personas que se percataron de lo que ocurrió solicitaron ayuda al  911 acudiendo de manera inmediata personal de protección civil

Finanzas

Sindicalizados de planta Mazda en Salamanca aprueban contrato colectivo

Fueron aprobados incremento a los salarios vigentes y en la prima dominical

Sociedad

Asesinan a Cecilia Monzón, activista defensora de mujeres víctimas de violencia

La abogada originaria de Cholula, Puebla, era conocida por dedicarse a la defensa de las mujeres y denunciar aferradamente el machismo

Círculos

La gordipeña, el nuevo platillo de Bernal

La idea nació de combinar la torta ahogada con la tradicional gordita para ofrecer una opción gastronómica diferente a la que normalmente se consumía