/ viernes 25 de junio de 2021

Joe Biden se reúne con el presidente afgano, Ashraf Ghani

Discutirán el futuro de Afganistán en momentos en el que el repliegue de las tropas estadounidenses abre un periodo de inmensa incertidumbre

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, recibe el viernes a su homólogo afgano, Ashraf Ghani, para discutir el futuro de Afganistán en momentos en el que el repliegue de las tropas estadounidenses abre un periodo de inmensa incertidumbre.

El objetivo declarado de la Casa Blanca es colaborar estrechamente con el gobierno de Kabul para garantizar que Afganistán "nunca más se convierta en refugio de grupos terroristas que supongan una amenaza para el territorio estadounidense".

Pero los interrogantes son numerosos: ¿tomarán los talibanes el control de Kabul cuando se vayan los últimos soldados occidentales? ¿Qué pasará con los miles de afganos que han trabajado con las fuerzas estadounidenses como intérpretes?

Está previsto que ambos mandatarios se reúnan en la tarde en el Salón Oval para tratar estos delicados asuntos. No está prevista ninguna conferencia de prensa al término de la reunión.

Biden decidió en abril retirar los 2.500 soldados estadounidenses aún presentes en Afganistán antes del 11 de septiembre, vigésimo aniversario de los atentados contra Estados Unidos que llevaron a Washington a invadir Afganistán y derrocar al régimen talibán, que daba cobijo a los yihadistas de Al Qaida.

La Casa Blanca insiste en que seguirá "apoyando al pueblo afgano". El jueves, anunció el envío de tres millones de dosis de vacunas de Johnson & Johnson para ayudar al país a hacer frente a la pandemia de covid-19.

Pero muchos congresistas y expertos temen que los talibanes recuperen el control del país e impongan un régimen fundamentalista similar al que implantaron entre 1996 y 2001.

Además, Ashraf Ghani parece cada vez más aislado.

"Sólo escucha a tres o cuatro personas, entre ellas su jefe de gabinete, su asesor de seguridad nacional y, por supuesto, su esposa", dijo un diplomático occidental en Kabul, hablando bajo condición de anonimato, describiendo a un hombre que "desconfía de todo el mundo".

"Ghani no tiene mucha legitimidad en su país" y necesita más que nunca el "reconocimiento internacional", dijo Andrew Watkins, del International Crisis Group.

Aunque todavía espera convencer a los talibanes para que acepten un papel en un gobierno provisional de unidad nacional, los insurgentes, animados por sus éxitos militares, parecen poco dispuestos a negociar.

Hasta ahora, la retirada de Estados Unidos se realiza a toda velocidad, alimentando las especulaciones de que se completará en julio, mucho antes de la fecha límite del 11 de septiembre.

¿Evacuación a Guam?

El destino de unos 18.000 afganos que trabajaron con las fuerzas estadounidenses y que temen represalias si los talibanes vuelven al poder en Kabul, es objeto de especial atención en Washington.

"No abandonaremos a quienes nos han ayudado", dijo Joe Biden el jueves.

Estos afganos esperan obtener una visa de inmigración a Estados Unidos, pero los trámites son engorrosos y largos.

La Casa Blanca dijo estar considerando evacuar a algunos de ellos antes de la retirada total de las tropas para que permanezcan seguros mientras se revisan sus solicitudes de visado.

Pero aún quedan muchos detalles por concretar: por el momento no se ha especificado ni el número de personas implicadas ni su destino.

Parlamentarios y organizaciones de derechos humanos mencionaron en las últimas semanas a la isla de Guam, en el Pacífico, como posible destino.

Ashraf Ghani y Abdulá Abdulá, el principal negociador del gobierno con los talibanes, llegaron a Washington el jueves y se reunieron con miembros del Congreso.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, lamentó la decisión de Biden tras la reunión, esperando que se retrase la retirada de las tropas estadounidenses.

"Los talibanes, envalentonados por nuestra retirada, harán retroceder el reloj de años de progreso, especialmente de los derechos de las mujeres afganas", lamentó, temiendo las "trágicas" consecuencias de la posible caída de Kabul poco después de la salida de los últimos soldados estadounidenses.

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, recibe el viernes a su homólogo afgano, Ashraf Ghani, para discutir el futuro de Afganistán en momentos en el que el repliegue de las tropas estadounidenses abre un periodo de inmensa incertidumbre.

El objetivo declarado de la Casa Blanca es colaborar estrechamente con el gobierno de Kabul para garantizar que Afganistán "nunca más se convierta en refugio de grupos terroristas que supongan una amenaza para el territorio estadounidense".

Pero los interrogantes son numerosos: ¿tomarán los talibanes el control de Kabul cuando se vayan los últimos soldados occidentales? ¿Qué pasará con los miles de afganos que han trabajado con las fuerzas estadounidenses como intérpretes?

Está previsto que ambos mandatarios se reúnan en la tarde en el Salón Oval para tratar estos delicados asuntos. No está prevista ninguna conferencia de prensa al término de la reunión.

Biden decidió en abril retirar los 2.500 soldados estadounidenses aún presentes en Afganistán antes del 11 de septiembre, vigésimo aniversario de los atentados contra Estados Unidos que llevaron a Washington a invadir Afganistán y derrocar al régimen talibán, que daba cobijo a los yihadistas de Al Qaida.

La Casa Blanca insiste en que seguirá "apoyando al pueblo afgano". El jueves, anunció el envío de tres millones de dosis de vacunas de Johnson & Johnson para ayudar al país a hacer frente a la pandemia de covid-19.

Pero muchos congresistas y expertos temen que los talibanes recuperen el control del país e impongan un régimen fundamentalista similar al que implantaron entre 1996 y 2001.

Además, Ashraf Ghani parece cada vez más aislado.

"Sólo escucha a tres o cuatro personas, entre ellas su jefe de gabinete, su asesor de seguridad nacional y, por supuesto, su esposa", dijo un diplomático occidental en Kabul, hablando bajo condición de anonimato, describiendo a un hombre que "desconfía de todo el mundo".

"Ghani no tiene mucha legitimidad en su país" y necesita más que nunca el "reconocimiento internacional", dijo Andrew Watkins, del International Crisis Group.

Aunque todavía espera convencer a los talibanes para que acepten un papel en un gobierno provisional de unidad nacional, los insurgentes, animados por sus éxitos militares, parecen poco dispuestos a negociar.

Hasta ahora, la retirada de Estados Unidos se realiza a toda velocidad, alimentando las especulaciones de que se completará en julio, mucho antes de la fecha límite del 11 de septiembre.

¿Evacuación a Guam?

El destino de unos 18.000 afganos que trabajaron con las fuerzas estadounidenses y que temen represalias si los talibanes vuelven al poder en Kabul, es objeto de especial atención en Washington.

"No abandonaremos a quienes nos han ayudado", dijo Joe Biden el jueves.

Estos afganos esperan obtener una visa de inmigración a Estados Unidos, pero los trámites son engorrosos y largos.

La Casa Blanca dijo estar considerando evacuar a algunos de ellos antes de la retirada total de las tropas para que permanezcan seguros mientras se revisan sus solicitudes de visado.

Pero aún quedan muchos detalles por concretar: por el momento no se ha especificado ni el número de personas implicadas ni su destino.

Parlamentarios y organizaciones de derechos humanos mencionaron en las últimas semanas a la isla de Guam, en el Pacífico, como posible destino.

Ashraf Ghani y Abdulá Abdulá, el principal negociador del gobierno con los talibanes, llegaron a Washington el jueves y se reunieron con miembros del Congreso.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, lamentó la decisión de Biden tras la reunión, esperando que se retrase la retirada de las tropas estadounidenses.

"Los talibanes, envalentonados por nuestra retirada, harán retroceder el reloj de años de progreso, especialmente de los derechos de las mujeres afganas", lamentó, temiendo las "trágicas" consecuencias de la posible caída de Kabul poco después de la salida de los últimos soldados estadounidenses.

Local

Arranca entrega de abrigos

La directora general del SMDIF, Fabiola Altamirano, agradeció el apoyo y la confianza depositada por parte de la ciudadanía y empresarios

Local

Promueven firmas por revocación de mandato

En San Juan del Río promueven firmar para consulta de revocación de mandato

Local

Tendrá San Juan mil 249 millones de presupuesto

Se realizó la votación para definir un crédito ante Banobras, de 47 millones de pesos, que habrían de canalizarse directamente a la obra pública

Gossip

Flow Fest 2021: conoce los horarios del festival y arma tu agenda

Según los horarios del festival, la fiesta de perreo terminará hasta las 02:00 horas de la madrugada del domingo

Literatura

Guadalajara refrendará ser la Capital Mundial del Libro con la FIL 35

Con esta edición, la FIL refrenda su importancia y el impacto que ha tenido a nivel mundial

Literatura

OEM, presente en la 35 edición de la FIL

La OEM estará con toda su fuerza editorial de sus 47 periódicos, 43 sitios web y 24 estaciones de radio

Finanzas

Invierte industria petrolera privada 18 mil millones de dólares

La inversión privada se divide en proyectos de exploración y extracción de petróleo

Justicia

Ratifican 409 años de prisión contra exjefe de La Familia Michoacana

Napor P fue encontrado penalmente responsable por el secuestro de siete policías federales y un civil en 2009