/ miércoles 18 de septiembre de 2019

La reconversión de las princesas Disney

En los últimos años las princesas Disney han sido cuestionadas por la imagen sexista que daban a las nuevas generaciones y el gigante de la animación parece dar pasos adelante hacia la reconversión de estos personajes.

Disney acaba de presentar un nuevo personaje, una antiprincesa llamada Shelley Marie, una mezcla entre Miércoles Adams, de “The Adam’s family” y Lydia Deetz, de “Beetlejuice”.

Shelley Marie será la protagonista del espectáculo “Oogie Boogie Bash–A Disney Halloween Party”, en Disneyland California, y rompe con la representación típica de las princesas del gigante de la animación.

Es un personaje que, según las informaciones hechas públicas, difiere bastante de sus predecesoras.

Tiene un aura gótica, muy propia de la época de Halloween, y está llamada a luchar contra el mal en una aventura que protagonizará durante 20 noches, en la que demostrará si su personalidad se adapta a los nuevos tiempos.

Según un estudio de 2014 de la Universidad de Granada (sur de España), que analizó diferentes series, las mujeres en los dibujos animados son "consumistas, celosas y obsesionadas con su aspecto físico".

Para acabar con esta imagen, la industria del entretenimiento busca extender los modelos femeninos que se ofrecen, huyendo de estereotipos y roles de género.

Pero aun así la temática de princesa sigue siendo mayoritaria para las niñas y los superhéroes para los niños. Ellas son Elsa, de “Frozen”, y ellos, Ironman, de “The Avengers”.

El problema viene cuando las cualidades de unas y de otros son tan distintas: las mujeres aparecen como sumisas, dando una importancia sobredimensionada al amor y los hombres salvan el mundo.

Durante años, la inspiración de las niñas para sus juegos y su vida eran las princesas de Disney como Cenicienta, la Sirenita, Belle o Blancanieves.

No se presentaban a las mujeres cómo líderes, ni siquiera dueñas de su propia vida. Un antagonista, casi siempre otras mujeres que las envidiaban por su belleza, las ponía en peligro y un hombre apuesto las salvaba.

Hasta el personaje de Mérida, en “Brave”, esta era la tónica general -que todavía no se ha superado totalmente- y, por el camino, Disney dejó un reguero de princesas más que cuestionables.

DE CENICIENTA A ELSA

Blancanieves limpiaba y cocinaba para los enanitos hasta que apareciese su príncipe encantado. Y lo hacía todo sin rechistar.

Jasmine se rebela ante un matrimonio concertado, pero una vez elige a su marido ella no toma el lugar central como gobernante.

En “The Little Mermaid”, Ariel, literalmente, renuncia a su voz para poder conocer a un príncipe. Deja todo atrás, su vida, su familia, sus amigos, para vivir con Eric. ¿No podría él convertirse en un sireno?.

“Cinderella”, otra mujer esclavizada por otras mujeres, su madrastra y hermanastras, que la envidian por su belleza. Solo un príncipe, que va casa por casa probando un zapato de cristal a todas las mujeres del reino, la salva de su desdichada vida.

En “The sleeping Beauty” se recoge lo que hoy en día sería considerado en cierto modo como un gesto de abuso. Una joven de 16 años, inconsciente, es besada por un hombre que no ha visto en su vida. Por obra y gracia de Disney, esto es un gesto de amor verdadero y, en vez de ir a una comisaria a denunciarlo, se casa con él. Por cierto, aquí la mala también es otra mujer.

La historia de “The Beauty and the Beast” es, si se ve sin el filtro Disney, un relato que pone el vello de punta.

En principio, Belle, la protagonista, no suspira por el amor verdadero, es culta y tiene inquietudes. Sin embargo, es chantajeada para vivir con una bestia a la que, al final, cambia a base de amor. El cliché del amor contracorriente.

Disney acaba de presentar un nuevo personaje, una antiprincesa llamada Shelley Marie, una mezcla entre Miércoles Adams, de “The Adam’s family” y Lydia Deetz, de “Beetlejuice”.

Shelley Marie será la protagonista del espectáculo “Oogie Boogie Bash–A Disney Halloween Party”, en Disneyland California, y rompe con la representación típica de las princesas del gigante de la animación.

Es un personaje que, según las informaciones hechas públicas, difiere bastante de sus predecesoras.

Tiene un aura gótica, muy propia de la época de Halloween, y está llamada a luchar contra el mal en una aventura que protagonizará durante 20 noches, en la que demostrará si su personalidad se adapta a los nuevos tiempos.

Según un estudio de 2014 de la Universidad de Granada (sur de España), que analizó diferentes series, las mujeres en los dibujos animados son "consumistas, celosas y obsesionadas con su aspecto físico".

Para acabar con esta imagen, la industria del entretenimiento busca extender los modelos femeninos que se ofrecen, huyendo de estereotipos y roles de género.

Pero aun así la temática de princesa sigue siendo mayoritaria para las niñas y los superhéroes para los niños. Ellas son Elsa, de “Frozen”, y ellos, Ironman, de “The Avengers”.

El problema viene cuando las cualidades de unas y de otros son tan distintas: las mujeres aparecen como sumisas, dando una importancia sobredimensionada al amor y los hombres salvan el mundo.

Durante años, la inspiración de las niñas para sus juegos y su vida eran las princesas de Disney como Cenicienta, la Sirenita, Belle o Blancanieves.

No se presentaban a las mujeres cómo líderes, ni siquiera dueñas de su propia vida. Un antagonista, casi siempre otras mujeres que las envidiaban por su belleza, las ponía en peligro y un hombre apuesto las salvaba.

Hasta el personaje de Mérida, en “Brave”, esta era la tónica general -que todavía no se ha superado totalmente- y, por el camino, Disney dejó un reguero de princesas más que cuestionables.

DE CENICIENTA A ELSA

Blancanieves limpiaba y cocinaba para los enanitos hasta que apareciese su príncipe encantado. Y lo hacía todo sin rechistar.

Jasmine se rebela ante un matrimonio concertado, pero una vez elige a su marido ella no toma el lugar central como gobernante.

En “The Little Mermaid”, Ariel, literalmente, renuncia a su voz para poder conocer a un príncipe. Deja todo atrás, su vida, su familia, sus amigos, para vivir con Eric. ¿No podría él convertirse en un sireno?.

“Cinderella”, otra mujer esclavizada por otras mujeres, su madrastra y hermanastras, que la envidian por su belleza. Solo un príncipe, que va casa por casa probando un zapato de cristal a todas las mujeres del reino, la salva de su desdichada vida.

En “The sleeping Beauty” se recoge lo que hoy en día sería considerado en cierto modo como un gesto de abuso. Una joven de 16 años, inconsciente, es besada por un hombre que no ha visto en su vida. Por obra y gracia de Disney, esto es un gesto de amor verdadero y, en vez de ir a una comisaria a denunciarlo, se casa con él. Por cierto, aquí la mala también es otra mujer.

La historia de “The Beauty and the Beast” es, si se ve sin el filtro Disney, un relato que pone el vello de punta.

En principio, Belle, la protagonista, no suspira por el amor verdadero, es culta y tiene inquietudes. Sin embargo, es chantajeada para vivir con una bestia a la que, al final, cambia a base de amor. El cliché del amor contracorriente.

Local

Centro de día Ámbar Center implementa el programa “Pasantes”

Personas jubiladas podrán compartir sus experiencias en este espacio, informó Mercedes Martínez Jalapa, directora de este espacio

Local

Se elevarán temperaturas en San Juan

Los próximos días se tendrá un ascenso gradual de temperatura las cuales llegarán a los 28 grados centígrados

Local

Proyectan apoyar a víctimas de violencia

Alcalde indicó que este proyecto podría concretarse este año; estaría dentro del DIF

Local

Francisco Domínguez concluye dirigencia de la Conago con balance positivo

El gobernador de Querétaro deja este cargo luego de estar al frente por un periodo de 10 meses; señalan que estableció colaboración, cooperación y respeto

Ecología

Nace en México simio Tamarin

Los padres del macho Tamarin (saguinus oedipus) llegaron al Zoológico de Guadalajara hace apenas seis meses procedentes de Colombia

Local

Municipio de Colón se suma al Paro Nacional “Un día sin nosotras”

Las 247 trabajadoras de la administración tendrán libertad de decisión para ausentarse en apoyo al movimiento sin descuento a su salario

Cultura

Fallece el periodista Jean Daniel, fundador del semanario Le Nouvel Observateur

Jean Daniel, fue uno de los grandes referentes de la izquierda francesa, falleció a la edad de 99 años

Mundo

Mueren seis presos en una cárcel de Ecuador

Los fallecidos estaban en los pabellones de mínima, mediana y máxima seguridad de la cárcel regional Turi

Cultura

Devuelven corona etíope escondida en Holanda

Un refugiado que ahora es ciudadano holandés, huyó de Etiopía a fines de la década de 1970 durante las llamadas "purgas del Terror Rojo"