/ viernes 3 de septiembre de 2021

Cultura emprendedora | Hacia el futuro

Con una ironía casi perversa, en muchas ciudades del mundo nos encontramos frente a un momento que empieza a reconocerse como el final de la catástrofe: nuestros pequeños regresan a la escuela, el tráfico citadino se vuelve a mostrar—predeciblemente—en los estrechos de nuestra localidad. Arquitectos y urbanistas volvemos a habitar un presente que, a pesar de los cubrebocas y las llamadas a la construcción de una protección de rebaño, recuerda algo como la vida cotidiana que disfrutábamos en tiempos pre-covid. Aquellos que, además de estas profesiones, navegamos el ágil—y profundamente nutridor—mundo de la docencia universitaria nos preguntamos cómo encarar la responsabilidad social que ostentamos como embajadores de nuestros gremios. Nos preguntamos, por ejemplo, cómo deben responder a este momento sin precedente disciplinas que, como las nuestras, el público normalmente asocia con el establecimiento de prototipos normativos, de cartografías funcionales, de innovación que se convertirá en legado histórico. ¿Podremos trazar recomendaciones y normas para un futuro que, el día de hoy, es imposible totalmente predecir, imaginar, o incluso desear con certeza?

La bruma del presente puede intimidarnos e inmovilizarnos; pero sugiero que tomemos fuerza de la vena lúdica y esperanzada que normalmente nos anima. Este reabrir de puertas y las oportunidades que esconde pueden ser invaluables instrumentos de libertinaje creativo: el nuevo comienzo puede–¿debe?—regresarnos a lo que el filósofo Gilles Deleuze llama el “pensamiento nómada”, es decir, aquel que está dispuesto a privilegiar las mareas de lo especulativo por encima de las fijaciones cómodas y certeras. Si bien nos debemos a las comunidades que necesitan de nuestras competencias para el digno y eficaz ejercicio de la vida cotidiana, también espero que nos mueva en este año un compromiso con las generaciones futuras que no podrán atestiguar lo que pasó en 2020 y 2021, pero que en algún momento celebrarán cómo reinventamos, ante el desastre, formas de orquestar la vida humana de nuevo en común, en comunidad, y en comunión con el planeta.

*Decana de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño Región Centro-Sur, Tec de Monterrey.

Con una ironía casi perversa, en muchas ciudades del mundo nos encontramos frente a un momento que empieza a reconocerse como el final de la catástrofe: nuestros pequeños regresan a la escuela, el tráfico citadino se vuelve a mostrar—predeciblemente—en los estrechos de nuestra localidad. Arquitectos y urbanistas volvemos a habitar un presente que, a pesar de los cubrebocas y las llamadas a la construcción de una protección de rebaño, recuerda algo como la vida cotidiana que disfrutábamos en tiempos pre-covid. Aquellos que, además de estas profesiones, navegamos el ágil—y profundamente nutridor—mundo de la docencia universitaria nos preguntamos cómo encarar la responsabilidad social que ostentamos como embajadores de nuestros gremios. Nos preguntamos, por ejemplo, cómo deben responder a este momento sin precedente disciplinas que, como las nuestras, el público normalmente asocia con el establecimiento de prototipos normativos, de cartografías funcionales, de innovación que se convertirá en legado histórico. ¿Podremos trazar recomendaciones y normas para un futuro que, el día de hoy, es imposible totalmente predecir, imaginar, o incluso desear con certeza?

La bruma del presente puede intimidarnos e inmovilizarnos; pero sugiero que tomemos fuerza de la vena lúdica y esperanzada que normalmente nos anima. Este reabrir de puertas y las oportunidades que esconde pueden ser invaluables instrumentos de libertinaje creativo: el nuevo comienzo puede–¿debe?—regresarnos a lo que el filósofo Gilles Deleuze llama el “pensamiento nómada”, es decir, aquel que está dispuesto a privilegiar las mareas de lo especulativo por encima de las fijaciones cómodas y certeras. Si bien nos debemos a las comunidades que necesitan de nuestras competencias para el digno y eficaz ejercicio de la vida cotidiana, también espero que nos mueva en este año un compromiso con las generaciones futuras que no podrán atestiguar lo que pasó en 2020 y 2021, pero que en algún momento celebrarán cómo reinventamos, ante el desastre, formas de orquestar la vida humana de nuevo en común, en comunidad, y en comunión con el planeta.

*Decana de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño Región Centro-Sur, Tec de Monterrey.

Local

A la espera de convocatorias para refuerzo de vacuna Covid

A partir del 14 de diciembre y hasta el 16, la Brigada Correcaminos estará inmunizando a jóvenes de 15 a 17 años sin comorbilidades del municipio de Amealco

Local

Realizan jornada de inclusión

Pretenden dar una mano a la población vulnerable

Local

No hay coinfección de Covid e influenza en Querétaro

Aplican pruebas con detección dúplex por el tipo de síntomas, aunque el tratamiento sea diferente, dijo José Hernández Puga

Local

Cabrera reitera "mano firme" ante hechos de corrupción

Cabrera Valencia dijo que con la mejora regulatoria qué propone el gobernador del estado de Querétaro Mauricio Kuri González se espera que se haga mayor énfasis en combatir situaciones de corrupción

Tecnología

Google pagó multa de 500 millones de euros a Francia por derechos afines

Google presentó un recurso contra la multa en septiembre, al juzgar su monto "desproporcionado"

Ciencia

Vuelo de Blue Origin con hija del primer estadounidense que fue al espacio pospuesto al sábado

El cohete de Blue Origin fue bautizado "New Shepard", precisamente en honor a Alan Shepard

Deportes

Canadá se une a Reino Unido, EEUU y Australia en boicot a los Juegos de Pekín

Estados Unidos anunció el boicot el lunes y fue secundado el miércoles por Australia y Reino Unido

Celebridades

300 artistas piden la liberación de los presos en Cuba

En la larga lista también figuran la actriz Meryl Streep y artistas cubanos como Tania Bruguera, Coco Fusco y Hamlet Lavastida

Mundo

Biden amenaza a Putin con sanciones sin precedentes si ataca a Ucrania

Un día después de dialogar telemáticamente por dos horas, Biden aseguró que Putin entendió "el mensaje"