/ viernes 17 de mayo de 2024

Expediente Q | Prueba


La rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) Silvia Amaya, está pasando sus primeras pruebas de la responsabilidad de estar al frente de la UAQ y es que primeramente pretendió que la UAQ estuviera alejada de actos proselitistas de candidatos a cargo de elección popular y se le salió de control cuando en un presunto evento académico, culminó en acto proselitista de una candidatura de Morena.

Pretender estar fuera del proceso electoral en una universidad es un error y es que todo lo contrario, debería de ser la casa de los cuestionamientos y del pensamiento crítico para formar a jóvenes profesionistas interesados en la política y sobre todo en la administración pública porque finalmente los educandos son los que estarán próximamente al frente de las toma de decisiones en los ámbitos político, social y económico.

Ahora la rectora enfrenta la grilla al interior por los procesos de renovación de directores de escuelas y facultades; por poner dos ejemplos, Martín Vivanco actual director de Contabilidad y administración apenas se recupera del duro golpe que sufrió en su intento de ser rector y donde tuvo que bajarse por circunstancias “personales” de plano no quiere meterse en la tremenda grilla que hay en la facultad para la renovación de director.

De lejos se ve mejor el proceso y no quiere saber mucho de los problemas internos que esto pueda traer por que se le anda incendiando el lugar con tanto adelantado.

En la Facultad de Medicina, que se ha politizado de manera impresionante con Guadalupe Zaldívar Lelo de Larrea, hermana del ministro en retiro Arturo Saldivar, y que fue candidata a la rectoría y que no le fue nada bien en la contienda, pretende impulsar a sus leales y no dejar pasar a los que de manera natural aspiran a sucederle en el encargo.

La doctora Silvia Amaya, pasa sus primeras pruebas de prácticas electorales externas e internas lo que le permitirá afianzar su liderazgo y si algo no sale bien también le permitirá que le crezcan las grillas internas en una Universidad que de manera natural busca participar en política de manera importante.

DE REBOTE

Por fin la campaña de Morena a la presidencia municipal de Corregidora que encabeza Mireya Fernández, pudo dar su segunda noticia relevante en lo que va de la contienda electoral; la primera nota es que taparía baches y la segunda es que presentó una denuncia por violencia política en razón de género, dejando en duda los detalles de la presunta violencia. Ya era hora que diera noticias.




La rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) Silvia Amaya, está pasando sus primeras pruebas de la responsabilidad de estar al frente de la UAQ y es que primeramente pretendió que la UAQ estuviera alejada de actos proselitistas de candidatos a cargo de elección popular y se le salió de control cuando en un presunto evento académico, culminó en acto proselitista de una candidatura de Morena.

Pretender estar fuera del proceso electoral en una universidad es un error y es que todo lo contrario, debería de ser la casa de los cuestionamientos y del pensamiento crítico para formar a jóvenes profesionistas interesados en la política y sobre todo en la administración pública porque finalmente los educandos son los que estarán próximamente al frente de las toma de decisiones en los ámbitos político, social y económico.

Ahora la rectora enfrenta la grilla al interior por los procesos de renovación de directores de escuelas y facultades; por poner dos ejemplos, Martín Vivanco actual director de Contabilidad y administración apenas se recupera del duro golpe que sufrió en su intento de ser rector y donde tuvo que bajarse por circunstancias “personales” de plano no quiere meterse en la tremenda grilla que hay en la facultad para la renovación de director.

De lejos se ve mejor el proceso y no quiere saber mucho de los problemas internos que esto pueda traer por que se le anda incendiando el lugar con tanto adelantado.

En la Facultad de Medicina, que se ha politizado de manera impresionante con Guadalupe Zaldívar Lelo de Larrea, hermana del ministro en retiro Arturo Saldivar, y que fue candidata a la rectoría y que no le fue nada bien en la contienda, pretende impulsar a sus leales y no dejar pasar a los que de manera natural aspiran a sucederle en el encargo.

La doctora Silvia Amaya, pasa sus primeras pruebas de prácticas electorales externas e internas lo que le permitirá afianzar su liderazgo y si algo no sale bien también le permitirá que le crezcan las grillas internas en una Universidad que de manera natural busca participar en política de manera importante.

DE REBOTE

Por fin la campaña de Morena a la presidencia municipal de Corregidora que encabeza Mireya Fernández, pudo dar su segunda noticia relevante en lo que va de la contienda electoral; la primera nota es que taparía baches y la segunda es que presentó una denuncia por violencia política en razón de género, dejando en duda los detalles de la presunta violencia. Ya era hora que diera noticias.



ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 22 de junio de 2024

Expediente Q | Realidad

Adan Olvera

jueves 20 de junio de 2024

Expediente Q | Rumores 

Adan Olvera

miércoles 19 de junio de 2024

Expediente Q | Aferrados

Adan Olvera

sábado 15 de junio de 2024

Expediente Q | Limpio 

Adan Olvera

miércoles 12 de junio de 2024

Expediente Q | Verde

Adan Olvera

Cargar Más