/ miércoles 10 de julio de 2024

La pista | "Hasta el último día”


El presidente López Obrador será polémico hasta el último día de su mandato, para el cual faltan 81 días. Seguirá además, de aquí al 1 de septiembre, que inicie el periodo ordinario de la nueva legislatura federal con el polémico tema de la reforma al Poder Judicial.

Ayer tan solo en su conferencia matutina, el presidente rechazó ser él quien mantenga la comunicación con la titular del Poder Judicial, Norma Piña: “Yo no tengo nada que ver con esto”. Pero dejó la puerta abierta para que sea su todavía secretaria de Gobierno quien tenga contacto con los ministros que se oponen a una reforma como la que se plantea desde Palacio Nacional.

Por su parte, la presidenta electa Claudia Sheinbaum va más por la iniciativa para quitar la reelección. Sheinbaum busca revertir la reforma aprobada en 2014, durante el sexenio de Felipe Calderón.

“El pueblo de México no quiere reelección, y eso lo vimos en la precampaña y en la campaña. Entonces, solamente estamos retomando lo que dice la gente y poniéndolo en la Constitución, regresando a la Constitución a su redacción original”, afirmó la futura mandataria en su conferencia de prensa diaria del 3 de julio.

La propuesta se enviará a la Secretaría de Gobernación a cargo de Luisa María Alcalde Luján, para que esta la envíe al Congreso e inicie su trámite legislativo lo más pronto posible, considerando que Sheinbaum asumirá el poder hasta el martes 1 de octubre.

Sheinbaum sostuvo en conferencia de prensa desde su casa de transición, que la reforma aprobada durante el sexenio del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), que permitió la reelección legislativa, no era una demanda ciudadana.

“Propuestas tanto del Poder Judicial como la de impedir la reelección podrían ser aprobadas en septiembre."



El presidente López Obrador será polémico hasta el último día de su mandato, para el cual faltan 81 días. Seguirá además, de aquí al 1 de septiembre, que inicie el periodo ordinario de la nueva legislatura federal con el polémico tema de la reforma al Poder Judicial.

Ayer tan solo en su conferencia matutina, el presidente rechazó ser él quien mantenga la comunicación con la titular del Poder Judicial, Norma Piña: “Yo no tengo nada que ver con esto”. Pero dejó la puerta abierta para que sea su todavía secretaria de Gobierno quien tenga contacto con los ministros que se oponen a una reforma como la que se plantea desde Palacio Nacional.

Por su parte, la presidenta electa Claudia Sheinbaum va más por la iniciativa para quitar la reelección. Sheinbaum busca revertir la reforma aprobada en 2014, durante el sexenio de Felipe Calderón.

“El pueblo de México no quiere reelección, y eso lo vimos en la precampaña y en la campaña. Entonces, solamente estamos retomando lo que dice la gente y poniéndolo en la Constitución, regresando a la Constitución a su redacción original”, afirmó la futura mandataria en su conferencia de prensa diaria del 3 de julio.

La propuesta se enviará a la Secretaría de Gobernación a cargo de Luisa María Alcalde Luján, para que esta la envíe al Congreso e inicie su trámite legislativo lo más pronto posible, considerando que Sheinbaum asumirá el poder hasta el martes 1 de octubre.

Sheinbaum sostuvo en conferencia de prensa desde su casa de transición, que la reforma aprobada durante el sexenio del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), que permitió la reelección legislativa, no era una demanda ciudadana.

“Propuestas tanto del Poder Judicial como la de impedir la reelección podrían ser aprobadas en septiembre."