/ miércoles 24 de junio de 2020

Hallan microplásticos en ecosistema terrestre de la Antártida

Un grupo de científicos halló fragmentos de poliestireno en las entrañas de colémbolos, unos minúsculos antrópodos terrestres, en las costas de la isla Rey Jorge

Los microplásticos contaminan incluso los ecosistemas más recónditos como la Antártida, según un estudio publicado el miércoles en la revista Biology Letters.

Un grupo de científicos halló fragmentos de poliestireno en las entrañas de colémbolos, unos minúsculos antrópodos terrestres, en las costas de la isla Rey Jorge, una de las regiones más contaminadas de la Antártida debido a la presencia de estaciones de investigación científica, infraestructuras militares y del turismo.

Estas micropartículas de plástico ya fueron detectadas en organismos vivos en todos los océanos del mundo, hasta en el fondo de la fosa de las Marianas, en el Pacífico, la más profunda de las que se conocen.

Pero "a menudo se olvida la contaminación terrestre", según los autores del estudio.

Los colémbolos fueron analizados mediante imágenes infrarrojas que permitieron detectar de forma "inequívoca" trazas de poliestireno en los intestinos de estos pequeños animales que pueden saltar como las pulgas.

El hecho de que estos ejemplares, muy presentes en los suelos de la Antártida - que no están recubiertos de hielo y que representan menos de 1% del territorio -, "ingieran microplástico, implica que estos materiales creados por el hombre entraron profundamente en la cadena alimenticia", según los autores.

"El plástico entró en una de las cadenas alimenticias terrestres más recónditas del planeta" y esto "representa un nuevo factor de estrés potencial para los ecosistemas polares que ya hacen frente al cambio climático y al aumento de las actividades humanas", advierten.

Los investigadores destacan el problema específico que plantea el poliestireno expandido, cuya porosa estructura facilita la instalación de musgos y microalgas, que a su vez atraen a otros organismos.

Los efectos de ingerir microplástico entre los animales ya sean marinos o terrestres son objeto de varios estudios en el mundo, que tratan de evaluar el impacto de los productos químicos presentes y de patógenos susceptibles de fijarse en los restos flotantes.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Los microplásticos contaminan incluso los ecosistemas más recónditos como la Antártida, según un estudio publicado el miércoles en la revista Biology Letters.

Un grupo de científicos halló fragmentos de poliestireno en las entrañas de colémbolos, unos minúsculos antrópodos terrestres, en las costas de la isla Rey Jorge, una de las regiones más contaminadas de la Antártida debido a la presencia de estaciones de investigación científica, infraestructuras militares y del turismo.

Estas micropartículas de plástico ya fueron detectadas en organismos vivos en todos los océanos del mundo, hasta en el fondo de la fosa de las Marianas, en el Pacífico, la más profunda de las que se conocen.

Pero "a menudo se olvida la contaminación terrestre", según los autores del estudio.

Los colémbolos fueron analizados mediante imágenes infrarrojas que permitieron detectar de forma "inequívoca" trazas de poliestireno en los intestinos de estos pequeños animales que pueden saltar como las pulgas.

El hecho de que estos ejemplares, muy presentes en los suelos de la Antártida - que no están recubiertos de hielo y que representan menos de 1% del territorio -, "ingieran microplástico, implica que estos materiales creados por el hombre entraron profundamente en la cadena alimenticia", según los autores.

"El plástico entró en una de las cadenas alimenticias terrestres más recónditas del planeta" y esto "representa un nuevo factor de estrés potencial para los ecosistemas polares que ya hacen frente al cambio climático y al aumento de las actividades humanas", advierten.

Los investigadores destacan el problema específico que plantea el poliestireno expandido, cuya porosa estructura facilita la instalación de musgos y microalgas, que a su vez atraen a otros organismos.

Los efectos de ingerir microplástico entre los animales ya sean marinos o terrestres son objeto de varios estudios en el mundo, que tratan de evaluar el impacto de los productos químicos presentes y de patógenos susceptibles de fijarse en los restos flotantes.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Local

Aprovechan Covid-19 para robar escuelas

Informa regidora que de forma progresiva, los amantes de lo ajeno las desmantelan

Local

UAQ Amealco refuerza medidas sanitarias para su acceso

Para evitar contagios de Covid-19 toman la temperatura, colocan gel antibacterial en puntos estratégicos y piden pasar por los tapetes sanitizantes

Local

AMLO visitará Querétaro el 19 de agosto

El ejecutivo federal dijo que como parte de su gira estará en la entidad para tratar temas de seguridad

Policiaca

Balacera en Cazadero, 4 elementos de PEMEX perdieron la vida

Las víctimas fueron emboscadas por sujetos con armas de grueso calibre que tras el artero crimen se dieron a la fuga

Sociedad

Con bloqueos, CNTE exige plazas docentes

Los maestros en Durango también dijeron que hay adeudo de 100 mdp al Fovi

Gossip

Para Jamie Foxx la música y el cine son un agente de cambio

El ganador del Oscar platica sobre la importancia de la música y el cine para llevar mensajes de cambio

Moda

Sonia Falcone, entre las telas y el altruismo

La artista incursionó en el mundo de moda diseñando su colección y generando trabajo para las tejedoras

Cultura

El teatro se desmorona, denuncian productores

Urgen a las autoridades para la reapertura de foros en la Ciudad de México

Gossip

Scorpions celebra 30 años del tema "Wind of change"

La edición especial por el 30 aniversario de Wind of change hará alusión a la unificación alemana