/ martes 23 de abril de 2019

Amealcenses disfrutan del Martes de Gallos

Como parte de la tradición, se mantiene la costumbre de romperse cascarones con harina y confeti en la cabeza, más ya no con el fin de adquirir el compadrazgo como en la antigüedad

Como cada martes después de la Semana Santa, se reunieron miles de personas en las instalaciones del parque recreativo del Cerro de los Gallos para celebrar el Martes de Gallos, en un ambiente familiar donde festejan la culminación de este periodo.

Como parte de la tradición, se mantiene la costumbre de romperse cascarones con harina y confeti en la cabeza, más ya no con el fin de adquirir el compadrazgo como en la antigüedad, sino con el motivo de distraerse entre las familias.

En la parte del palenque del parque se juntan bandas de viento a tocar melodías mexicanas y se llevan a cabo peleas de gallos con los productores de la región, y esta ocasión se tuvo mayor auge porque ya está muy próximo el tradicional torneo que se hace en el marco de la Feria de Amealco de Bonfil.

La comida típica tiene un espacio muy amplio en el parque, ya que se colocan muchos negocios en los que venden barbacoa, moles de guajolote y pollo, carnitas, pulque, dulces típicos, y toda clase golosinas para pasar un rato agradable.

Muchas de las familias prefieren llevar hornillas y hacer un día de campo en la zona del bosque y aprovechan que van múltiples conjuntos musicales a tocar para solicitarles que amenicen este espacio.

Según la tradición amealcense, se dice que el martes previo a que inicie el periodo de Cuaresma, y un martes después, se hace esta celebración que año con año ha tomado más auge, sobre todo en las modernas instalaciones de este espacio turístico natural.

Como cada martes después de la Semana Santa, se reunieron miles de personas en las instalaciones del parque recreativo del Cerro de los Gallos para celebrar el Martes de Gallos, en un ambiente familiar donde festejan la culminación de este periodo.

Como parte de la tradición, se mantiene la costumbre de romperse cascarones con harina y confeti en la cabeza, más ya no con el fin de adquirir el compadrazgo como en la antigüedad, sino con el motivo de distraerse entre las familias.

En la parte del palenque del parque se juntan bandas de viento a tocar melodías mexicanas y se llevan a cabo peleas de gallos con los productores de la región, y esta ocasión se tuvo mayor auge porque ya está muy próximo el tradicional torneo que se hace en el marco de la Feria de Amealco de Bonfil.

La comida típica tiene un espacio muy amplio en el parque, ya que se colocan muchos negocios en los que venden barbacoa, moles de guajolote y pollo, carnitas, pulque, dulces típicos, y toda clase golosinas para pasar un rato agradable.

Muchas de las familias prefieren llevar hornillas y hacer un día de campo en la zona del bosque y aprovechan que van múltiples conjuntos musicales a tocar para solicitarles que amenicen este espacio.

Según la tradición amealcense, se dice que el martes previo a que inicie el periodo de Cuaresma, y un martes después, se hace esta celebración que año con año ha tomado más auge, sobre todo en las modernas instalaciones de este espacio turístico natural.

Local

Centros de atención a adicciones se capacitan

El Consejo Estatal Contra las Adicciones impartió un curso en derechos humanos a los integrantes de estos espacios

Local

Ajustan los requerimientos para el seguro de desempleo

De San Juan del Río se han inscrito un total de 145 a un mes del lanzamiento del esquema

Futbol

Se juega el clásico de la 57, a Gallos le urge ganar

La falta de contundencia ha sido uno de los graves problemas del equipo emplumado

Local

Canacintra recibió distintivo “Sin Brecha”

Se otorgó a empresas que implementan prácticas en materia de igualdad laboral dentro del sector

Local

Ajustan los requerimientos para el seguro de desempleo

De San Juan del Río se han inscrito un total de 145 a un mes del lanzamiento del esquema