/ lunes 23 de octubre de 2023

Hay 96 mil mdp en fideicomisos de la 4T sin tocar

Son destinados a prestaciones laborales de trabajadores en activo y jubilados de distintas dependencias

Hasta agosto de este año el gobierno federal contaba con 40 fideicomisos públicos que en total suman una bolsa de más de 96.9 mil millones de pesos y que son destinados a prestaciones laborales de trabajadores en activo y jubilados de distintas dependencias, e incluso a organismos que ya fueron liquidados.

De acuerdo con una revisión que realizó El Sol de México en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) para verificar la cantidad y los montos actuales de esos instrumentos, específicamente los que fueron creados para otorgar beneficios a trabajadores y extrabajadores de organismos públicos federales, se desprende que el fideicomiso que tiene el saldo más oneroso pertenece al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).


➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

El llamado Plan de Pensiones de los jubilados de Banobras fue creado el 11 de diciembre de 2003, en el gobierno del panista Vicente Fox Quesada, con una bolsa inicial de 73 millones de pesos. Hasta el 30 de julio contaba con un patrimonio de 22.6 mil millones de pesos.

Según el acta constitutiva, el objetivo de dicho instrumento es “proporcionar a los trabajadores sindicalizados y de confianza, en reconocimiento a sus años de servicio, una pensión que les permita jubilarse, teniendo la tranquilidad de un futuro asegurado económicamente, otorgando dicho plan, prestaciones complementarias a las que establece la Ley del Seguro Social”.

Le sigue el Fideicomiso para el Fondo de Pensiones y Prima de Antigüedad de Nacional Financiera (Nafin), creado en 1998, durante el sexenio de Ernesto Zedillo, el cual suma un patrimonio de 19.8 mil millones de pesos.

De acuerdo con el documento constitutivo de dicho instrumento, el objeto del fideicomiso es para “las entregas por concepto de pago de pensiones, firma de antigüedad, otros beneficios posteriores al retiro, pérdida en venta de valores y decremento por valuación en el mercado”.

El tercer fideicomiso de beneficios laborales con mayor patrimonio es el Fondo de retiro de los trabajadores de la Secretaría de Educación Pública (FORTE), que fue constituido el 14 de diciembre de 1990, en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari. El instrumento inició con un patrimonio de 34 millones de pesos. A julio de este año registra un monto de 19.7 mil millones de pesos.

El acta constitutiva de dicho instrumento fue firmada por el entonces titular de la SEP, Manuel Bartlett Díaz, hoy director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE); por la exlideresa del magisterio, Elba Esther Gordillo Morales, y por el entonces titular de la desaparecida Secretaría de Programación y Presupuesto, Ernesto Zedillo.

Según el documento, el fideicomiso tiene el propósito de “mejorar las condiciones económicas de los trabajadores de la educación”, y “pueden participar los docentes del modelo de educación básica, así como los trabajadores de apoyo y asistencia que voluntariamente se adhieran al mismo, exceptuando los mandos medios y superiores”.

El Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) tiene el cuarto fideicomiso más oneroso de la administración pública federal. Con un patrimonio actual de 16.2 mil millones de pesos, el llamado Fideicomiso Fondo de Pensiones Bancomext fue constituido el 1 de marzo de 1999, último año de gobierno del priista Ernesto Zedillo.

Entre sus funciones, según el acta constitutiva de dicho instrumento, está la de crear “un fondo de reserva de pensiones, jubilaciones, primas de antigüedad, gastos médicos, cupones de despensa, entre otras, para su personal jubilado y pensionado”.

También destaca el denominado Fondo de pensiones o jubilaciones y de primas de antigüedad y otros beneficios posteriores al retiro de los trabajadores y empleados del Banco Nacional del Ejército y Fuerza Aérea y Armada, que hasta julio de 2023 sumaba una bolsa de 1.9 mil millones de pesos.

Dicho instrumento fue constituido el 22 de diciembre de 2004, en el sexenio de Vicente Fox, con una aportación inicial de 76.8 millones de pesos y tiene como objetivo “generar el máximo rendimiento en la inversión de los recursos captados por el fideicomiso, para ser entregados a los empleados y trabajadores del Banjercito”.

Un caso aparte es el del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP), organismo que administra nueve fideicomisos de instituciones que han desaparecido en las últimas décadas y que en total suman un patrimonio de 1.8 mil millones de pesos.

Están los casos del llamado Fondo de pensiones de instituciones liquidadas, que fue constituido en 1972, en el sexenio de Luis Echeverría, y que tiene un saldo a julio de este año de 7.8 millones de pesos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

También está el Fideicomiso Fondo de Pensiones del Sistema Banrural (FOPESIBAN), creado en 2003, en el gobierno de Vicente Fox; el Fideicomiso para administrar el fondo de pensiones de los trabajadores azucareros (FOPPAZ), de 1993, en el sexenio de Carlos Salinas, y el Fondo de pensiones Servicios de Almacenamiento del Norte S.A., de 2016, constituido en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En la lista también aparece el Fideicomiso para el pago de pensiones jubilatorias a los trabajadores de Ferrocarriles Nacionales de México, creado en 1997, en el sexenio de Ernesto Zedillo, que cuenta con un patrimonio de 201 millones de pesos.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Hasta agosto de este año el gobierno federal contaba con 40 fideicomisos públicos que en total suman una bolsa de más de 96.9 mil millones de pesos y que son destinados a prestaciones laborales de trabajadores en activo y jubilados de distintas dependencias, e incluso a organismos que ya fueron liquidados.

De acuerdo con una revisión que realizó El Sol de México en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) para verificar la cantidad y los montos actuales de esos instrumentos, específicamente los que fueron creados para otorgar beneficios a trabajadores y extrabajadores de organismos públicos federales, se desprende que el fideicomiso que tiene el saldo más oneroso pertenece al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).


➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

El llamado Plan de Pensiones de los jubilados de Banobras fue creado el 11 de diciembre de 2003, en el gobierno del panista Vicente Fox Quesada, con una bolsa inicial de 73 millones de pesos. Hasta el 30 de julio contaba con un patrimonio de 22.6 mil millones de pesos.

Según el acta constitutiva, el objetivo de dicho instrumento es “proporcionar a los trabajadores sindicalizados y de confianza, en reconocimiento a sus años de servicio, una pensión que les permita jubilarse, teniendo la tranquilidad de un futuro asegurado económicamente, otorgando dicho plan, prestaciones complementarias a las que establece la Ley del Seguro Social”.

Le sigue el Fideicomiso para el Fondo de Pensiones y Prima de Antigüedad de Nacional Financiera (Nafin), creado en 1998, durante el sexenio de Ernesto Zedillo, el cual suma un patrimonio de 19.8 mil millones de pesos.

De acuerdo con el documento constitutivo de dicho instrumento, el objeto del fideicomiso es para “las entregas por concepto de pago de pensiones, firma de antigüedad, otros beneficios posteriores al retiro, pérdida en venta de valores y decremento por valuación en el mercado”.

El tercer fideicomiso de beneficios laborales con mayor patrimonio es el Fondo de retiro de los trabajadores de la Secretaría de Educación Pública (FORTE), que fue constituido el 14 de diciembre de 1990, en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari. El instrumento inició con un patrimonio de 34 millones de pesos. A julio de este año registra un monto de 19.7 mil millones de pesos.

El acta constitutiva de dicho instrumento fue firmada por el entonces titular de la SEP, Manuel Bartlett Díaz, hoy director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE); por la exlideresa del magisterio, Elba Esther Gordillo Morales, y por el entonces titular de la desaparecida Secretaría de Programación y Presupuesto, Ernesto Zedillo.

Según el documento, el fideicomiso tiene el propósito de “mejorar las condiciones económicas de los trabajadores de la educación”, y “pueden participar los docentes del modelo de educación básica, así como los trabajadores de apoyo y asistencia que voluntariamente se adhieran al mismo, exceptuando los mandos medios y superiores”.

El Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) tiene el cuarto fideicomiso más oneroso de la administración pública federal. Con un patrimonio actual de 16.2 mil millones de pesos, el llamado Fideicomiso Fondo de Pensiones Bancomext fue constituido el 1 de marzo de 1999, último año de gobierno del priista Ernesto Zedillo.

Entre sus funciones, según el acta constitutiva de dicho instrumento, está la de crear “un fondo de reserva de pensiones, jubilaciones, primas de antigüedad, gastos médicos, cupones de despensa, entre otras, para su personal jubilado y pensionado”.

También destaca el denominado Fondo de pensiones o jubilaciones y de primas de antigüedad y otros beneficios posteriores al retiro de los trabajadores y empleados del Banco Nacional del Ejército y Fuerza Aérea y Armada, que hasta julio de 2023 sumaba una bolsa de 1.9 mil millones de pesos.

Dicho instrumento fue constituido el 22 de diciembre de 2004, en el sexenio de Vicente Fox, con una aportación inicial de 76.8 millones de pesos y tiene como objetivo “generar el máximo rendimiento en la inversión de los recursos captados por el fideicomiso, para ser entregados a los empleados y trabajadores del Banjercito”.

Un caso aparte es el del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP), organismo que administra nueve fideicomisos de instituciones que han desaparecido en las últimas décadas y que en total suman un patrimonio de 1.8 mil millones de pesos.

Están los casos del llamado Fondo de pensiones de instituciones liquidadas, que fue constituido en 1972, en el sexenio de Luis Echeverría, y que tiene un saldo a julio de este año de 7.8 millones de pesos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

También está el Fideicomiso Fondo de Pensiones del Sistema Banrural (FOPESIBAN), creado en 2003, en el gobierno de Vicente Fox; el Fideicomiso para administrar el fondo de pensiones de los trabajadores azucareros (FOPPAZ), de 1993, en el sexenio de Carlos Salinas, y el Fondo de pensiones Servicios de Almacenamiento del Norte S.A., de 2016, constituido en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En la lista también aparece el Fideicomiso para el pago de pensiones jubilatorias a los trabajadores de Ferrocarriles Nacionales de México, creado en 1997, en el sexenio de Ernesto Zedillo, que cuenta con un patrimonio de 201 millones de pesos.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Local

Todo listo para Feria San Juan 2024

El arranque serpa este jueves con la tradicional Cabalgata de la Amistad seguido de la presentación de los caballos Domeq

Local

Sanjuanenses recibieron las reliquias de Fray Sebastián de Aparicio

Durante dos días estuvieron presentes en el Templo de El Beaterio en el centro de la ciudad

Local

Personal se capacitó en uso y manejo de extintores

Este tipo de dispositivos son esenciales para la seguridad en cualquier entorno

Local

Celebran a San Antonio de Padua en El Carrizo

Es la segunda fiesta más importante de la comunidad, data de hace alrededor de 25 años

Local

Amealcense representará a Querétaro en Estados Unidos

Cursa la carrera Ingeniería en Mecatrónica en la Universidad Tecnológica de San Juan del Río (UTSJR)

Policiaca

Tómalo en cuenta, habrá cierres viales por cabalgata de La Amistad

Se harán 16 cortes viales a partir de las 9:30 de la mañana y se estiman tres horas en la interrupción de la circulación