/ sábado 22 de enero de 2022

Biden apuesta a recuperar la producción de semiconductores en EEUU

"Es una inversión verdaderamente histórica en Estados Unidos para los trabajadores estadounidenses"

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, saludó este viernes la inversión "histórica" de Intel por 20.000 millones de dólares para producir semiconductores en Estados Unidos, en un contexto de escasez de materiales que alimenta la inflación.

"Es una inversión verdaderamente histórica en Estados Unidos para los trabajadores estadounidenses", sostuvo.

El mandatario prometió que su gobierno seguirá "utilizando todas las herramientas disponibles (...) para reforzar" la "resiliencia económica y fabricar más en Estados Unidos".

"Finalmente, se trata de seguridad nacional, de seguridad económica", indicó.

La escasez de semiconductores es uno de los ejemplos de faltantes de productos que merman la producción y encarecen las mercancías en Estados Unidos, azotado por la inflación.

El presidente estadounidense insiste en que la inflación galopante está directamente relacionada con los problemas de las cadenas de suministro globales e insta a los fabricantes a recuperar la producción nacional, en particular de semiconductores.

Estos chips informáticos son esenciales para una gran cantidad de sectores y productos, desde automóviles y teléfonos inteligentes hasta equipos médicos e incluso aspiradoras.

Intel señaló el viernes que comenzará la construcción de dos fábricas de semiconductores cerca de la capital del estado de Ohio, Columbus, a finales de año, con el objetivo de iniciar la producción de chips a partir de 2025.

"El anuncio de hoy es el último indicador de progreso en los esfuerzos de la administración Biden-Harris para acelerar la fabricación nacional de bienes críticos como los semiconductores, para abordar los cuellos de botella a corto plazo de la cadena de suministro, revitalizar nuestra base de fabricación y crear buenos empleos aquí en casa", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Intel planea contratar 3.000 nuevos empleados para estos sitios, cuya construcción involucrará a 7.000 trabajadores.

La explosión de la demanda durante la pandemia ha creado cuellos de botella que obligan a las empresas a reducir la producción en todo el mundo y fomentan la inlfación.

- Independencia industrial -

"En otros tiempos, Estados Unidos lideraba la fabricación global de semiconductores. Pero en las últimas décadas, ha perdido su ventaja: nuestra participación en la producción mundial de semiconductores ha caído del 37 % a solo el 12 % en los últimos 30 años", lamentó la Casa Blanca.

Los asesores económicos de Biden observan que el año pasado un tercio de los aumentos anuales de precios se debieron "solo a los altos precios de los automóviles", el sector donde la escasez de chips ha sido más severa.

Biden presionará al Congreso el viernes para que apruebe una legislación para fortalecer la investigación y el desarrollo, así como la fabricación en Estados Unidos para las cadenas de suministro críticas, en especial de semiconductores.

En junio pasado el Senado aprobó una ley sobre innovación y competencia.

"La administración está trabajando con la Cámara y el Senado para finalizar esta legislación", señaló la Casa Blanca.

El texto incluye fondos para la "Ley CHIPS for America", que proporcionará 52.000 millones de dólares "para catalizar más inversiones del sector privado y mantener el liderazgo tecnológico estadounidense", explicó la presidencia.

- Poco efecto a corto plazo -

En un contexto en el que la pandemia sacó a la luz la dependencia industrial occidental respecto a Asia, los gobiernos de Estados Unidos y Europa se han preocupado por asegurar su suministro de semiconductores, cuya fabricación se ha desplazado hace años hacia los países asiáticos, que presentan menores costos.

Los chips se fabrican en gran parte en Taiwán.

Desde principios de 2021, la industria de los semiconductores ha anunciado casi 80.000 millones de dólares en nuevas inversiones en Estados Unidos hasta 2025, según datos de la federación de la industria citados por la Casa Blanca.

"Los consumidores estadounidenses pueden esperar precios más bajos a medida que llevemos a casa la producción de los semiconductores que impulsan nuestra economía", sostuvo la secretaria de Comercio, Gina Raimondo.

Sin embargo, dados los retrasos en el inicio de la producción, los anuncios tendrán poco efecto sobre la inflación en el corto plazo.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, saludó este viernes la inversión "histórica" de Intel por 20.000 millones de dólares para producir semiconductores en Estados Unidos, en un contexto de escasez de materiales que alimenta la inflación.

"Es una inversión verdaderamente histórica en Estados Unidos para los trabajadores estadounidenses", sostuvo.

El mandatario prometió que su gobierno seguirá "utilizando todas las herramientas disponibles (...) para reforzar" la "resiliencia económica y fabricar más en Estados Unidos".

"Finalmente, se trata de seguridad nacional, de seguridad económica", indicó.

La escasez de semiconductores es uno de los ejemplos de faltantes de productos que merman la producción y encarecen las mercancías en Estados Unidos, azotado por la inflación.

El presidente estadounidense insiste en que la inflación galopante está directamente relacionada con los problemas de las cadenas de suministro globales e insta a los fabricantes a recuperar la producción nacional, en particular de semiconductores.

Estos chips informáticos son esenciales para una gran cantidad de sectores y productos, desde automóviles y teléfonos inteligentes hasta equipos médicos e incluso aspiradoras.

Intel señaló el viernes que comenzará la construcción de dos fábricas de semiconductores cerca de la capital del estado de Ohio, Columbus, a finales de año, con el objetivo de iniciar la producción de chips a partir de 2025.

"El anuncio de hoy es el último indicador de progreso en los esfuerzos de la administración Biden-Harris para acelerar la fabricación nacional de bienes críticos como los semiconductores, para abordar los cuellos de botella a corto plazo de la cadena de suministro, revitalizar nuestra base de fabricación y crear buenos empleos aquí en casa", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Intel planea contratar 3.000 nuevos empleados para estos sitios, cuya construcción involucrará a 7.000 trabajadores.

La explosión de la demanda durante la pandemia ha creado cuellos de botella que obligan a las empresas a reducir la producción en todo el mundo y fomentan la inlfación.

- Independencia industrial -

"En otros tiempos, Estados Unidos lideraba la fabricación global de semiconductores. Pero en las últimas décadas, ha perdido su ventaja: nuestra participación en la producción mundial de semiconductores ha caído del 37 % a solo el 12 % en los últimos 30 años", lamentó la Casa Blanca.

Los asesores económicos de Biden observan que el año pasado un tercio de los aumentos anuales de precios se debieron "solo a los altos precios de los automóviles", el sector donde la escasez de chips ha sido más severa.

Biden presionará al Congreso el viernes para que apruebe una legislación para fortalecer la investigación y el desarrollo, así como la fabricación en Estados Unidos para las cadenas de suministro críticas, en especial de semiconductores.

En junio pasado el Senado aprobó una ley sobre innovación y competencia.

"La administración está trabajando con la Cámara y el Senado para finalizar esta legislación", señaló la Casa Blanca.

El texto incluye fondos para la "Ley CHIPS for America", que proporcionará 52.000 millones de dólares "para catalizar más inversiones del sector privado y mantener el liderazgo tecnológico estadounidense", explicó la presidencia.

- Poco efecto a corto plazo -

En un contexto en el que la pandemia sacó a la luz la dependencia industrial occidental respecto a Asia, los gobiernos de Estados Unidos y Europa se han preocupado por asegurar su suministro de semiconductores, cuya fabricación se ha desplazado hace años hacia los países asiáticos, que presentan menores costos.

Los chips se fabrican en gran parte en Taiwán.

Desde principios de 2021, la industria de los semiconductores ha anunciado casi 80.000 millones de dólares en nuevas inversiones en Estados Unidos hasta 2025, según datos de la federación de la industria citados por la Casa Blanca.

"Los consumidores estadounidenses pueden esperar precios más bajos a medida que llevemos a casa la producción de los semiconductores que impulsan nuestra economía", sostuvo la secretaria de Comercio, Gina Raimondo.

Sin embargo, dados los retrasos en el inicio de la producción, los anuncios tendrán poco efecto sobre la inflación en el corto plazo.

Local

Persiste programa de bacheo en SJR

Antes y después de las lluvias los trabajos en esta materia van permanecer, dijo el alcalde

Policiaca

Cinco lesionados deja choque entre dos autos

Luego del impacto, los vehículos quedaron en la carretera uno de ellos en sentido contrario

Deportes

Avanza Atlético San Juan con una victoria en la libre

Ya en la fecha 9 del torneo los equipos han dado muestra de grandes jugadas con la aspiración a clasificar

Literatura

Comienza la Feria del Libro de Madrid

Será durante unos días la "librería más grande del mundo", con perspectivas muy buenas de libreros y editoriales

Local

En octubre podría abrir Epic Center

De acuerdo con los inversionistas, la pandemia por Covid-19, les pegó en gran medida en diversos aristas

Doble Vía

El hombre más viejo del mundo celebra sus 113 años

La celebración, estará marcada por una larga liturgia, a la que están invitadas autoridades locales y regionales, así como medios de comunicación

Mundo

Legisladores comunistas rusos llaman a cesar la ofensiva en Ucrania

Esta es la primera vez que una iniciativa de este tipo ha sido apoyada por representantes electos del Partido Comunista

Mundo

Viruela del mono se dispara en Portugal con 74 casos

Todos los enfermos son hombres de entre 23 y 61 años, aunque la mayoría son mejores de 40 años,

Política

AMLO se compromete a dar más detalles sobre el Culiacanazo

En varias ocasiones, el presidente ha dicho que ordenó personalmente que se liberara a Guzmán López, pues estaba en peligro la vida de cientos de personas