/ jueves 9 de mayo de 2019

Expresidente Temer se entrega a la policía en Brasil

Temer es sospechoso de haber recibido sobornos en 2014 a cambio de contratos de obras en la planta nuclear Angra 3, en Río de Janeiro

El expresidente de Brasil Michel Temer, que enfrenta acusaciones de corrupción, se entregó la tarde de este jueves en la sede de la Policía Federal en Sao Paulo, un día después de que la justicia decidiera que debía volver a prisión de forma preventiva.

El exmandatario (2016-2018) de 78 años salió de su casa en la zona oeste de la ciudad en el asiento trasero de un auto con vidrios oscuros y, resguardado por un pequeño convoy, llegó a la sede policial a las 15:00 locales.

La entrega voluntaria fue anunciada por Temer el miércoles por la noche poco después que un tribunal de apelaciones determinara el regreso a prisión del político, que había estado preso provisionalmente durante cuatro días en marzo en Río de Janeiro, donde transcurre la investigación.

"Para mí fue una sorpresa desagradable, pero mañana me presento voluntariamente", había dicho Temer el miércoles a las puertas de su casa en Alto de Pinheiros, un barrio de clase alta de la capital paulista.

Temer es sospechoso de haber recibido sobornos en 2014 a cambio de contratos de obras en la planta nuclear Angra 3, en Río de Janeiro.

El Ministerio Público Federal (MPF) investiga "crímenes de corrupción, desvío de fondos y blanqueo de dinero", con "pagos ilícitos" efectuados por un empresario "para la organización criminal liderada por Michel Temer".

Temer había sido liberado en marzo de su prisión provisional por orden de un juez de la corte de apelaciones TRF2 (Tribunal Federal de la Segunda Región), que le concedió un "habeas corpus" por considerar que no existen motivos legales para mantenerlo preso antes de que concluya el proceso.

Pero este miércoles, por una votación de dos contra uno, el mismo tribunal determinó que Temer vuelva a prisión.

El expresidente de Brasil Michel Temer, que enfrenta acusaciones de corrupción, se entregó la tarde de este jueves en la sede de la Policía Federal en Sao Paulo, un día después de que la justicia decidiera que debía volver a prisión de forma preventiva.

El exmandatario (2016-2018) de 78 años salió de su casa en la zona oeste de la ciudad en el asiento trasero de un auto con vidrios oscuros y, resguardado por un pequeño convoy, llegó a la sede policial a las 15:00 locales.

La entrega voluntaria fue anunciada por Temer el miércoles por la noche poco después que un tribunal de apelaciones determinara el regreso a prisión del político, que había estado preso provisionalmente durante cuatro días en marzo en Río de Janeiro, donde transcurre la investigación.

"Para mí fue una sorpresa desagradable, pero mañana me presento voluntariamente", había dicho Temer el miércoles a las puertas de su casa en Alto de Pinheiros, un barrio de clase alta de la capital paulista.

Temer es sospechoso de haber recibido sobornos en 2014 a cambio de contratos de obras en la planta nuclear Angra 3, en Río de Janeiro.

El Ministerio Público Federal (MPF) investiga "crímenes de corrupción, desvío de fondos y blanqueo de dinero", con "pagos ilícitos" efectuados por un empresario "para la organización criminal liderada por Michel Temer".

Temer había sido liberado en marzo de su prisión provisional por orden de un juez de la corte de apelaciones TRF2 (Tribunal Federal de la Segunda Región), que le concedió un "habeas corpus" por considerar que no existen motivos legales para mantenerlo preso antes de que concluya el proceso.

Pero este miércoles, por una votación de dos contra uno, el mismo tribunal determinó que Temer vuelva a prisión.

Local

Feria del empleo en San Juan ofertará 982 vacantes

Se buscará regionalizar el evento con el fin de atender a todas aquellas personas que carecen de un espacio laboral en la actualidad

Local

Inauguran el simposium “Sexualidad es multicolor”

Contará con 10 conferencias, obras de teatro y conciertos, actividades que se desarrollarán durante dos días

Policiaca

Conato de incendio en el centro de SJR

Se trataba de un montón de ropa y basura que alguien de manera irresponsable dejó consumir por las llamas