/ martes 9 de julio de 2024

Expediente Q | China


Los constantes actos violentos por parte de los artesanos indígenas que venden sus productos en Querétaro son una constante y el simple hecho de asumirse comerciantes, indígenas y pobres es suficiente para violar la normatividad y reglamentos municipales.

Este fin de semana en la Plaza de Armas de Querétaro, hubo agresión a inspectores resultando en seis funcionarios municipales lesionados y daños a una camioneta del Ayuntamiento; la autoridad municipal informó que la confrontación surgió tras la negativa de un grupo de artesanos a cumplir con las regulaciones de venta en la zona.

Los “artesanos” saben de manera oficial que no pueden vender sus productos en la Plaza de Armas y cuando llegó la autoridad a aplicarles el reglamento pues se dio el enfrentamiento y escaló rápidamente con los artesanos, armados de palos y piedras para atacar a los funcionarios.

La venta de productos chinos por parte de artesanos no indígenas en México es una realidad y el asumirse indígenas y pobres, es otra característica de algunos; los productos chinos suelen ser más económicos y accesibles, lo que puede beneficiar a consumidores con presupuestos limitados.

Otra realidad es que los artesanos pueden estar respondiendo a la demanda del mercado, ofreciendo productos que los clientes desean independientemente de su origen (son algunos casos solamente).

Lo cierto es también que la venta de productos chinos puede perjudicar a los artesanos indígenas reales, que fabrican sus productos a mano, ya que estos suelen ser más caros debido al trabajo y materiales involucrados.

Algunos artesanos no indígenas pueden ver la venta de productos chinos como una necesidad económica y una forma de diversificar su oferta, pero también está la mano de los líderes de estos y su identificación con partidos políticos y su asociación con dirigentes que lucran políticamente con estos grupos, sin importar consecuencias y solamente ven la rentabilidad electoral, es decir siempre es tiempo de zopilotes.

DE REBOTE

Ezequiel Montes y Cadereyta son zonas calientes desde hace tiempo y las autoridades no deben perder de vista, son lugares donde las actividades económicas son prósperas pero también atractivas para los malosos; la reciente ejecución de un empresario de autos seminuevos de nombre Osvaldo N, deja en claro que Iován Elías Pérez y Alejandro Echeverría, Secretario de Seguridad y Fiscal General respectivamente, tienen mucho trabajo e información que brindar a los ciudadanos porque no basta con decir que la víctima tenía actividades irregulares.


  • adanolvr@adanolvera.com
  • @adanolverar



Los constantes actos violentos por parte de los artesanos indígenas que venden sus productos en Querétaro son una constante y el simple hecho de asumirse comerciantes, indígenas y pobres es suficiente para violar la normatividad y reglamentos municipales.

Este fin de semana en la Plaza de Armas de Querétaro, hubo agresión a inspectores resultando en seis funcionarios municipales lesionados y daños a una camioneta del Ayuntamiento; la autoridad municipal informó que la confrontación surgió tras la negativa de un grupo de artesanos a cumplir con las regulaciones de venta en la zona.

Los “artesanos” saben de manera oficial que no pueden vender sus productos en la Plaza de Armas y cuando llegó la autoridad a aplicarles el reglamento pues se dio el enfrentamiento y escaló rápidamente con los artesanos, armados de palos y piedras para atacar a los funcionarios.

La venta de productos chinos por parte de artesanos no indígenas en México es una realidad y el asumirse indígenas y pobres, es otra característica de algunos; los productos chinos suelen ser más económicos y accesibles, lo que puede beneficiar a consumidores con presupuestos limitados.

Otra realidad es que los artesanos pueden estar respondiendo a la demanda del mercado, ofreciendo productos que los clientes desean independientemente de su origen (son algunos casos solamente).

Lo cierto es también que la venta de productos chinos puede perjudicar a los artesanos indígenas reales, que fabrican sus productos a mano, ya que estos suelen ser más caros debido al trabajo y materiales involucrados.

Algunos artesanos no indígenas pueden ver la venta de productos chinos como una necesidad económica y una forma de diversificar su oferta, pero también está la mano de los líderes de estos y su identificación con partidos políticos y su asociación con dirigentes que lucran políticamente con estos grupos, sin importar consecuencias y solamente ven la rentabilidad electoral, es decir siempre es tiempo de zopilotes.

DE REBOTE

Ezequiel Montes y Cadereyta son zonas calientes desde hace tiempo y las autoridades no deben perder de vista, son lugares donde las actividades económicas son prósperas pero también atractivas para los malosos; la reciente ejecución de un empresario de autos seminuevos de nombre Osvaldo N, deja en claro que Iován Elías Pérez y Alejandro Echeverría, Secretario de Seguridad y Fiscal General respectivamente, tienen mucho trabajo e información que brindar a los ciudadanos porque no basta con decir que la víctima tenía actividades irregulares.


  • adanolvr@adanolvera.com
  • @adanolverar


ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 16 de julio de 2024

Expediente Q | Eternos

Adan Olvera

viernes 12 de julio de 2024

Expediente Q | Señalados

Adan Olvera

jueves 11 de julio de 2024

Expediente Q | Hábitat

Adan Olvera

miércoles 10 de julio de 2024

Expediente Q | Sancionado

Adan Olvera

martes 09 de julio de 2024

Expediente Q | China

Adan Olvera

sábado 06 de julio de 2024

Expediente Q | Sobrevivir

Adan Olvera

jueves 04 de julio de 2024

Expediente Q | Apuesta

Adan Olvera

miércoles 03 de julio de 2024

Expediente Q | Envidias 

Adan Olvera

martes 02 de julio de 2024

Expediente Q | Valle

Adan Olvera

Cargar Más