/ sábado 10 de febrero de 2018

Expediente Q - ¿Rupturas?

Sumado a una crisis de credibilidad que viven los partidos políticos a nivel nacional y con el intento incipiente e intrascendente de los candidatos independientes, los partidos “importantes” en tamaño de militantes y que además han gobernado en Querétaro, viven una coyuntura de rompimiento importante.

Varios militantes del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI) salieron por decir lo menos, inconformes y heridos de la “contienda interna” y de las designaciones de candidatos en sus respectivos partidos.

Son varios los casos que llaman poderosamente la atención en el PRI pero particularmente en los casos de Hugo Cabrera, Braulio Guerra y Mauricio Ortiz Proal, las cosas no salieron como lo esperaban estos distinguidos priistas y hasta hoy han mostrado la disciplina priista de aguantar, que la suerte de la designación no les tocó y que seguramente tendrán que esperar en la banca, en el mejor de los casos tres años y en el peor 12 largos años.

Los políticos saben perfectamente que una dirigencia y un grupo siempre domina al interior de un partido y es difícil ganarle a los que detentan el poder y no siempre se está de ese lado; por eso en el PRI pesó mucho la voluntad de los ganadores pero siempre ha sido así, no es la primera vez, ni será la última que suceda.

En el caso del PAN la cosa es más complicada por razones de coyuntura, ya que existe un jefe político natural en Querétaro y es Francisco Domínguez Servién, pero por otro lado existen dos grupos que pretenden espacios simplemente por ser cercanos al candidato presidencial Ricardo Anaya y no han encontrado espacios en la campaña presidencial y pretenden encontrarlos en Querétaro.

El caso del presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, es sin duda un punto que se tiene que analizar con detenimiento, sus ex amigos y aliados encabezados por Armando Rivera, no lo quieren dejar pasar y obviamente una candidatura al senado de la República al pasar de los días se antoja más complicada.

La inminente designación de Luis Bernardo Nava como candidato del PAN a la presidencia municipal de la capital por el PAN, no hace entender que no habrá intento de reelección de Marcos Aguilar, pero un espacio en una diputación federal también se aleja.

Vienen días largos y semanas cortas, no hay tiempo y los partidos viven momentos importantes.

 

De Rebote

Es Adolfo Ríos, exportero y hombre dedicado, el que enfrentará a políticos probados pero la marca MORENA y su honorabilidad lo respaldan y puede meter en problemas a los grandotes; va por la capital.

 

contacto@adanolvera.com

@aolverar

Sumado a una crisis de credibilidad que viven los partidos políticos a nivel nacional y con el intento incipiente e intrascendente de los candidatos independientes, los partidos “importantes” en tamaño de militantes y que además han gobernado en Querétaro, viven una coyuntura de rompimiento importante.

Varios militantes del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI) salieron por decir lo menos, inconformes y heridos de la “contienda interna” y de las designaciones de candidatos en sus respectivos partidos.

Son varios los casos que llaman poderosamente la atención en el PRI pero particularmente en los casos de Hugo Cabrera, Braulio Guerra y Mauricio Ortiz Proal, las cosas no salieron como lo esperaban estos distinguidos priistas y hasta hoy han mostrado la disciplina priista de aguantar, que la suerte de la designación no les tocó y que seguramente tendrán que esperar en la banca, en el mejor de los casos tres años y en el peor 12 largos años.

Los políticos saben perfectamente que una dirigencia y un grupo siempre domina al interior de un partido y es difícil ganarle a los que detentan el poder y no siempre se está de ese lado; por eso en el PRI pesó mucho la voluntad de los ganadores pero siempre ha sido así, no es la primera vez, ni será la última que suceda.

En el caso del PAN la cosa es más complicada por razones de coyuntura, ya que existe un jefe político natural en Querétaro y es Francisco Domínguez Servién, pero por otro lado existen dos grupos que pretenden espacios simplemente por ser cercanos al candidato presidencial Ricardo Anaya y no han encontrado espacios en la campaña presidencial y pretenden encontrarlos en Querétaro.

El caso del presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, es sin duda un punto que se tiene que analizar con detenimiento, sus ex amigos y aliados encabezados por Armando Rivera, no lo quieren dejar pasar y obviamente una candidatura al senado de la República al pasar de los días se antoja más complicada.

La inminente designación de Luis Bernardo Nava como candidato del PAN a la presidencia municipal de la capital por el PAN, no hace entender que no habrá intento de reelección de Marcos Aguilar, pero un espacio en una diputación federal también se aleja.

Vienen días largos y semanas cortas, no hay tiempo y los partidos viven momentos importantes.

 

De Rebote

Es Adolfo Ríos, exportero y hombre dedicado, el que enfrentará a políticos probados pero la marca MORENA y su honorabilidad lo respaldan y puede meter en problemas a los grandotes; va por la capital.

 

contacto@adanolvera.com

@aolverar

viernes 17 de agosto de 2018

Expediente Q - Coordinados

jueves 16 de agosto de 2018

Expediente Q - Patrimonio

miércoles 15 de agosto de 2018

Expediente Q - Activistas

martes 14 de agosto de 2018

Expediente Q - Nuevamente

sábado 11 de agosto de 2018

Expediente Q - Anhelo

viernes 10 de agosto de 2018

Expediente Q

jueves 09 de agosto de 2018

Expediente Q - Propaganda

miércoles 08 de agosto de 2018

Expediente Q

martes 07 de agosto de 2018

Expediente Q - Increíble

sábado 04 de agosto de 2018

Expediente Q - ¿Feminicidio?

Cargar Más