/ sábado 4 de julio de 2020

Expediente Q | Visitas

Tiene toda la razón el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, cuando dice que la política es caminar siempre en la cuerda floja, no hay mejor descripción, ahora que va a los Estados Unidos a visitar a uno de los más grandes conservadores y racistas que ha dado la política y el espectáculo en aquel país.

El presidente de México, obviamente sabe que corre un riesgo político en esta visita a los Estados Unidos, pero también sabe que uno de nuestros principales aliados y socios comerciales son los vecinos del norte, no puede despreciar una invitación del presidente de esa nación, aunque se encuentren campaña por la reelección; López Obrador, sabe perfectamente que tiene que tender puentes con ese personaje que es muy complicado, pero que es presidente de los Estados Unidos: Donald Trump.

El riesgo que está corriendo también es mayúsculo porque la comunidad latina comienza a no ver con buenos ojos a Donald Trump, esto le traerá sin duda animadversiones al Presidente de México; pero no crea que por el otro lado, el demócrata, quiere a los mexicanos, o le vaya a ir mejor a México con los demócratas es una gran mentira; lo que dicen allá en los Estados Unidos, de la visita de López Obrador no va a beneficiar a Donald Trump, o va a impactar en el voto de los latinos. Joe Biden, si llega la Casa Blanca, impactaría en la relación bilateral, no es la personalidad de Donald Trump, no es ese tipo de político y los demócratas se sienten ofendidos ante esa extraña relación de conveniencia López Obrador y Donald Trump, es una visita que sin duda tiene muchos riesgos, pero que Lopez Obrador tendrá que correr; su base en México, no se ofenderá por la visita porque, el presidente no es criticado por sus seguidores a pesar de que pueda verse como un error.

El riesgo está allá en los Estados Unidos y es que los norteamericanos demócratas, de ganar la elección Biden, le cobran caro el atrevimiento al Presidente de México.

De Rebote

El PRI quiere darle vuelta a la hoja del pleito pero no crea que quieren ponerse de acuerdo, aseguran que harán trabajo y política para que los electores los vean como un partido propositivo, pero eso se ve muy difícil.

adanolvr@adanolvera.com

@adanolverar

Tiene toda la razón el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, cuando dice que la política es caminar siempre en la cuerda floja, no hay mejor descripción, ahora que va a los Estados Unidos a visitar a uno de los más grandes conservadores y racistas que ha dado la política y el espectáculo en aquel país.

El presidente de México, obviamente sabe que corre un riesgo político en esta visita a los Estados Unidos, pero también sabe que uno de nuestros principales aliados y socios comerciales son los vecinos del norte, no puede despreciar una invitación del presidente de esa nación, aunque se encuentren campaña por la reelección; López Obrador, sabe perfectamente que tiene que tender puentes con ese personaje que es muy complicado, pero que es presidente de los Estados Unidos: Donald Trump.

El riesgo que está corriendo también es mayúsculo porque la comunidad latina comienza a no ver con buenos ojos a Donald Trump, esto le traerá sin duda animadversiones al Presidente de México; pero no crea que por el otro lado, el demócrata, quiere a los mexicanos, o le vaya a ir mejor a México con los demócratas es una gran mentira; lo que dicen allá en los Estados Unidos, de la visita de López Obrador no va a beneficiar a Donald Trump, o va a impactar en el voto de los latinos. Joe Biden, si llega la Casa Blanca, impactaría en la relación bilateral, no es la personalidad de Donald Trump, no es ese tipo de político y los demócratas se sienten ofendidos ante esa extraña relación de conveniencia López Obrador y Donald Trump, es una visita que sin duda tiene muchos riesgos, pero que Lopez Obrador tendrá que correr; su base en México, no se ofenderá por la visita porque, el presidente no es criticado por sus seguidores a pesar de que pueda verse como un error.

El riesgo está allá en los Estados Unidos y es que los norteamericanos demócratas, de ganar la elección Biden, le cobran caro el atrevimiento al Presidente de México.

De Rebote

El PRI quiere darle vuelta a la hoja del pleito pero no crea que quieren ponerse de acuerdo, aseguran que harán trabajo y política para que los electores los vean como un partido propositivo, pero eso se ve muy difícil.

adanolvr@adanolvera.com

@adanolverar

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 01 de diciembre de 2020

Expediente Q|Contingencia

Adan Olvera

sábado 28 de noviembre de 2020

Expediente Q | Mitos

Adan Olvera

viernes 27 de noviembre de 2020

Expediente Q | Freno

Adan Olvera

miércoles 25 de noviembre de 2020

Expediente Q | Trabajo

Adan Olvera

martes 24 de noviembre de 2020

Expediente Q | Consumos

Adan Olvera

sábado 21 de noviembre de 2020

Expediente Q | Regulada

Adan Olvera

viernes 20 de noviembre de 2020

Expediente Q | Aburridos

Adan Olvera

jueves 19 de noviembre de 2020

Expediente Q | Metiches

Adan Olvera

miércoles 18 de noviembre de 2020

Expediente Q | Tragedia

Adan Olvera

martes 17 de noviembre de 2020

Expediente Q | Delegado

Adan Olvera

Cargar Más