/ sábado 23 de diciembre de 2023

Celebran la posada más tradicional de la ciudad

Las familias de la calle 2 de abril, recibieron a los visitantes para regalar ponche, buñuelos y diversos platillos en un ambiente alegre y festivo


La calle 2 de abril, es una de las más tradicionales del centro histórico de San Juan del Río. Ahí viven familias que durante años han mantenido la tradición de hacer su posada y ofrecer toda clase de viandas a los visitantes.

A punto de terminar el calendario de las posadas de la Parroquia de San Juan Bautista, la posada de 2 de abril fue una de las más concurridas, pues a lo largo de la calle y en el andador, los vecinos sacaron mesas para compartir con los visitantes ponche, buñuelos, galletas y diversos platillos.

La familia Castillo Morales es un ejemplo de ello, pues heredaron la tradición de sus padres, quienes fervientemente celebraban cada festividad de la calle, regalando comida y bebida, y la posada de este año no fue la excepción.

Otro de los puntos a recorrer durante la posada fue el Templo del Calvario, lugar donde se recibió el misterio y que es uno de los más emblemáticos de la calle, de acuerdo con la encargada del recinto, Lety Jaramillo.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Esta posada en particular, se considera una de las más divertidas de la ciudad, por la cantidad de gente que se reúne, y en donde las familias abren las puertas de sus casas para recibir a sus vecinos, a sus parientes, a sus amigos y a los visitantes que decidieron recorrer la calle de 2 de abril.

Es considerada una de las posadas más divertidas. Foto: David Valdez | El Sol de San Juan del Río


La calle 2 de abril, es una de las más tradicionales del centro histórico de San Juan del Río. Ahí viven familias que durante años han mantenido la tradición de hacer su posada y ofrecer toda clase de viandas a los visitantes.

A punto de terminar el calendario de las posadas de la Parroquia de San Juan Bautista, la posada de 2 de abril fue una de las más concurridas, pues a lo largo de la calle y en el andador, los vecinos sacaron mesas para compartir con los visitantes ponche, buñuelos, galletas y diversos platillos.

La familia Castillo Morales es un ejemplo de ello, pues heredaron la tradición de sus padres, quienes fervientemente celebraban cada festividad de la calle, regalando comida y bebida, y la posada de este año no fue la excepción.

Otro de los puntos a recorrer durante la posada fue el Templo del Calvario, lugar donde se recibió el misterio y que es uno de los más emblemáticos de la calle, de acuerdo con la encargada del recinto, Lety Jaramillo.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Esta posada en particular, se considera una de las más divertidas de la ciudad, por la cantidad de gente que se reúne, y en donde las familias abren las puertas de sus casas para recibir a sus vecinos, a sus parientes, a sus amigos y a los visitantes que decidieron recorrer la calle de 2 de abril.

Es considerada una de las posadas más divertidas. Foto: David Valdez | El Sol de San Juan del Río

Local

AMEQ implementa subsidios a transporte

Los prestadores del servicio enfrentan serias secuelas por el aumento en el costo de combustibles

Local

Convocan a Certamen Nacional de Literatura

Buscan reconocer y estimular la creación artística literaria de México con obras cuya publicación contribuya a enriquecer la lengua española

Deportes

Corredores cumplieron con desafío del Medio Maratón San Juan del Río

Toda una fiesta deportiva la que se vivió en el Medio Maratón, corredores y familias vivieron la gran experiencia.

Local

Perredistas pretenden crear nuevo partido

El 2 de junio no alcanzaron la votación necesaria para mantenerse como fuerza política por lo que buscarán constituir otra

Local

Presentan el programa de Expo Cantera Huichapan

Las actividades se llevarán a cabo del 27 al 30 de junio, en la Plaza Reforma, ubicada en el Centro Histórico

Policiaca

Asaltan a sanjuanenses en la 57 a la altura de El Marqués

Las llantas del carro explotaron al mismo tiempo, lo que obligó que el chofer se detuviera a la altura de las básculas de Calamanda