/ sábado 8 de agosto de 2020

Hacienda Galindo, fundada en 1582

La leyenda cuenta que Hernán Cortés regaló la hacienda a Malitzin, convertida en Doña Marina a quien erróneamente conocemos como “Malinche”

La historia de la majestuosa Hacienda Galindo tiene su origen en 1582, año en el que Don Pedro de Quezada, nieto de Doña Marina, conocida –aunque, erróneamente- como “La Malinche” recibe la propiedad en herencia, quien al tomar a su cargo estas tierras, es considerado como primer tenedor; dos años después aparece registrado como propietario el Sr. Don Alfonso Pérez de Bocanegra a quien se le concedió el aprovechamiento del agua del río Galindo como energía para el funcionamiento de un molino.

Así lo escribe el cronista de San Juan, Neftalí Sáenz Bárcenas como resultado de las investigaciones que sobre el tema ha realizado, logrando basta información en la que hace referencia desde sus inicios, leyenda, a los cerca de 25 dueños, a las adecuaciones en los siglos XVIII al XX, hasta su ocupación actual, sobre la que aquí se resume.

Foto: Cortesía | Neftalí Sáenz

Esas esplendorosas instalaciones cuentan con una hermosa capilla, siendo ésta el único testimonio arquitectónico conservado en su forma original, construida en 1645 cuando era propiedad del capitán Juan Frías Valenzuela, y la hacienda, considerada como tierra de labor y de ganado mayor.

“Según nos relata el actual cronista y distinguido historiador Don José Guadalupe Velázquez Quintanar, hacia fines del siglo XIX la Hacienda de Galindo pasa a ser propiedad de Don Ramón Ibarrola y Berruecos, elegante caballero perteneciente a una importante familia que administraba la hacienda desde sus oficinas ubicadas en San Juan del Río. Para entonces -era costumbre- las tierras se rentaban a los campesinos, o bien, se las entregaban para producción a medias; asimismo se sabe que, en esa época, Galindo ya era importante en la crianza de ganado mayor y menor”

Entre otros de los propietarios a quienes refiere el cronista, cita a Don Francisco Rincón Gallardo, “caballero respetadísimo, miembro de una de las familias hacendadas más importantes de la historia de nuestro país”, para ese entonces, menciona, que entre las 15 haciendas y 41 ranchos de gran productividad que conformaban la municipalidad de San Juan del Río, destacaba la Hacienda Galindo con 36,107 hectáreas en las que se incluían La Lira y El Sauz.

Durante el tiempo en que los hijos de Don Francisco –Carlos y José Rincón Gallardo se hicieron cargo de la hacienda, importaron sementales para la producción de toros de lidia, “trajeron hermosos ejemplares de las afamadas ganaderías españolas: Márquez de Saltillo, Palardé, Pérez, Tabernero y Miuras. De esta forma la Hacienda de Galindo se convirtió en uno de los principales proveedores de toros de lidia para las más importantes plazas del país”.

Foto: Cortesía | Neftalí Sáenz

Por consecuencia del reparto agrario, en 1923, los hermanos Rincón Gallardo se vieron obligados a ceder vastas extensiones, viendo mermada la propiedad es vendida al Lic. Daniel Quiroz, quien a su vez la vende al Ing. Carlos Arellano Valle.

Para 1939, los hermanos Rule Cárdenas son los propietarios del casco de la hacienda y de lo poco que quedó de la inmensa propiedad, quienes hacen uso de las instalaciones con un espíritu diferente al acostumbrado en la historia al convertirlo en un museo particular dotándola de hermosas obras de arte, entre las que se encontraban pinturas, esculturas, gobelinos y finos muebles que decoraban pasillos y patios. Fueron ellos quienes dieron albergue a un grupo de religiosos.

Después de pasar a otros propietarios, en 1967 y aún en época de litigios y sucesiones colecticas, Galindo vive el ocaso de su historia como hacienda, con notable abandono y su franca decadencia, en 1970 se realiza el traslado de dominio a manos del Banco Industrial del Estado de México, S. A.

Para 1971 Hoteles La Mansión realiza trámites para la compra del bien rústico, pero es hasta diciembre de 1975 que el casco de la ex Hacienda de Galindo –ahora con 17 hectáreas- se escritura a favor de la empresa hotelera teniendo como representante al Sr. Pedro Ricci Palomar, un notable empresario de origen italiano quien recupera los escombros del viejo casco y emprende la difícil tarea de reconstruirlo y ampliarlo hasta convertirlo en un lujoso hotel que se estrena en septiembre de 1977, inaugurado por el entonces presidente de la república Lic. José López Portillo. Se contó con la participación del gran pintor John Beadle en la decoración artística; además del notable trabajo de artesanos canteros que labraron mágicamente diversos rincones del hotel.

“Desde entonces, Galindo es un precioso hotel de suntuosidad histórica, sus espacios son únicos en el mundo. Además de sus patios destacan también sus jardines y el hermoso decorado del salón Gobernadores realizado por Merle Wachter en 1992. Así, con más de veinte años como centro turístico la ex Hacienda de Galindo ha pertenecido a distintas empresas hoteleras”. En 1997 el Grupo Posadas con su Hotel Fiesta Americana, toma el manejo realizando cuidadoso reacondicionamiento de sus instalaciones “y en reconocimiento a la belleza arquitectónica e histórica del lugar, la convierte en primorosa joya de colección dentro de su cadena hotelera que destaca por su gran prestigio”.

La historia de la majestuosa Hacienda Galindo tiene su origen en 1582, año en el que Don Pedro de Quezada, nieto de Doña Marina, conocida –aunque, erróneamente- como “La Malinche” recibe la propiedad en herencia, quien al tomar a su cargo estas tierras, es considerado como primer tenedor; dos años después aparece registrado como propietario el Sr. Don Alfonso Pérez de Bocanegra a quien se le concedió el aprovechamiento del agua del río Galindo como energía para el funcionamiento de un molino.

Así lo escribe el cronista de San Juan, Neftalí Sáenz Bárcenas como resultado de las investigaciones que sobre el tema ha realizado, logrando basta información en la que hace referencia desde sus inicios, leyenda, a los cerca de 25 dueños, a las adecuaciones en los siglos XVIII al XX, hasta su ocupación actual, sobre la que aquí se resume.

Foto: Cortesía | Neftalí Sáenz

Esas esplendorosas instalaciones cuentan con una hermosa capilla, siendo ésta el único testimonio arquitectónico conservado en su forma original, construida en 1645 cuando era propiedad del capitán Juan Frías Valenzuela, y la hacienda, considerada como tierra de labor y de ganado mayor.

“Según nos relata el actual cronista y distinguido historiador Don José Guadalupe Velázquez Quintanar, hacia fines del siglo XIX la Hacienda de Galindo pasa a ser propiedad de Don Ramón Ibarrola y Berruecos, elegante caballero perteneciente a una importante familia que administraba la hacienda desde sus oficinas ubicadas en San Juan del Río. Para entonces -era costumbre- las tierras se rentaban a los campesinos, o bien, se las entregaban para producción a medias; asimismo se sabe que, en esa época, Galindo ya era importante en la crianza de ganado mayor y menor”

Entre otros de los propietarios a quienes refiere el cronista, cita a Don Francisco Rincón Gallardo, “caballero respetadísimo, miembro de una de las familias hacendadas más importantes de la historia de nuestro país”, para ese entonces, menciona, que entre las 15 haciendas y 41 ranchos de gran productividad que conformaban la municipalidad de San Juan del Río, destacaba la Hacienda Galindo con 36,107 hectáreas en las que se incluían La Lira y El Sauz.

Durante el tiempo en que los hijos de Don Francisco –Carlos y José Rincón Gallardo se hicieron cargo de la hacienda, importaron sementales para la producción de toros de lidia, “trajeron hermosos ejemplares de las afamadas ganaderías españolas: Márquez de Saltillo, Palardé, Pérez, Tabernero y Miuras. De esta forma la Hacienda de Galindo se convirtió en uno de los principales proveedores de toros de lidia para las más importantes plazas del país”.

Foto: Cortesía | Neftalí Sáenz

Por consecuencia del reparto agrario, en 1923, los hermanos Rincón Gallardo se vieron obligados a ceder vastas extensiones, viendo mermada la propiedad es vendida al Lic. Daniel Quiroz, quien a su vez la vende al Ing. Carlos Arellano Valle.

Para 1939, los hermanos Rule Cárdenas son los propietarios del casco de la hacienda y de lo poco que quedó de la inmensa propiedad, quienes hacen uso de las instalaciones con un espíritu diferente al acostumbrado en la historia al convertirlo en un museo particular dotándola de hermosas obras de arte, entre las que se encontraban pinturas, esculturas, gobelinos y finos muebles que decoraban pasillos y patios. Fueron ellos quienes dieron albergue a un grupo de religiosos.

Después de pasar a otros propietarios, en 1967 y aún en época de litigios y sucesiones colecticas, Galindo vive el ocaso de su historia como hacienda, con notable abandono y su franca decadencia, en 1970 se realiza el traslado de dominio a manos del Banco Industrial del Estado de México, S. A.

Para 1971 Hoteles La Mansión realiza trámites para la compra del bien rústico, pero es hasta diciembre de 1975 que el casco de la ex Hacienda de Galindo –ahora con 17 hectáreas- se escritura a favor de la empresa hotelera teniendo como representante al Sr. Pedro Ricci Palomar, un notable empresario de origen italiano quien recupera los escombros del viejo casco y emprende la difícil tarea de reconstruirlo y ampliarlo hasta convertirlo en un lujoso hotel que se estrena en septiembre de 1977, inaugurado por el entonces presidente de la república Lic. José López Portillo. Se contó con la participación del gran pintor John Beadle en la decoración artística; además del notable trabajo de artesanos canteros que labraron mágicamente diversos rincones del hotel.

“Desde entonces, Galindo es un precioso hotel de suntuosidad histórica, sus espacios son únicos en el mundo. Además de sus patios destacan también sus jardines y el hermoso decorado del salón Gobernadores realizado por Merle Wachter en 1992. Así, con más de veinte años como centro turístico la ex Hacienda de Galindo ha pertenecido a distintas empresas hoteleras”. En 1997 el Grupo Posadas con su Hotel Fiesta Americana, toma el manejo realizando cuidadoso reacondicionamiento de sus instalaciones “y en reconocimiento a la belleza arquitectónica e histórica del lugar, la convierte en primorosa joya de colección dentro de su cadena hotelera que destaca por su gran prestigio”.

Local

Descartada Feria del Queso y el Vino en octubre

Se proyecta reanudar este evento de talla internacional hasta el 2021

Local

Universtarios promueven a productores de Amealco

A través de proyectos en diferentes rubros, entre ellos, viveros productores de fresa y jitomate

Local

Anuncia Canacintra carrera virtual en beneficio del sector salud

Se llevará a cabo los días 23, 24 y 25 de octubre en las distancias de 5, 10 y 21 kilómetros

Sociedad

India y México van contra migración ilegal

El embajador de la India dice que tras 70 años de relaciones ambos países tienen posiciones similares en temas globales

Finanzas

Disruptores | Aptoclick: El segundo aire del mercado inmobiliario

a empresa de Goffredo Rossi permite adquirir una vivienda en remates bancarios a personas que no tienen capacidad financiera para adquirirlas de contado, a través de créditos

Política

Somos un movimiento en crisis: Gibrán Ramírez, candidato a la dirigencia de Morena

No tiene dudas de que Morena ganará la mayoría de los cargos que se juegan en 2021

Finanzas

Bancos serán más cautos para otorgar financiamiento, advierte Moody's

El financiamiento para las compras es la segunda cartera más grande entre la población, sólo por detrás de las hipotecas y representa cinco por ciento del PIB

Mundo

Venta de vinos italianos llega a internet

El encierro derribó los mercados comunes, pero con videos cortos en línea compensarán sus ventas

Gossip

Con función única, regresan las risas de La jaula de las locas

Con función única streaming desde el Teatro Hidalgo el público podrá disfrutar de una noche llena de diversión